Aftas (úlceras bucales): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Las úlceras bucales o aftas son placas pequeñas y circulares que se forman en la boca, y que adquieren rápidamente color blanco. Por lo general, son dolorosas.

El caso de Ashley

Una mañana, Ashley estaba lavándose los dientes antes de ir al colegio cuando notó un pequeño hormigueo en la boca. Lo sintió en la parte interior del labio inferior, en la zona carnosa justo enfrente de los dientes inferiores. A la mañana siguiente tenía un bulto que dolía al rozarlo con la lengua y al beber jugo de naranja en el desayuno. Ese mismo día, a la hora de la cena, cuando Ashley se bajó cuidadosamente el labio para mirarse la ampolla pequeña y redonda, vio que se había vuelto blanca y que la rodeaba un aro rojo a modo de halo. Era la primera afta que Ashley había tenido nunca, pero probablemente no iba a ser la última.

¿Qué son las aftas?

Las aftas son lesiones pequeñas y redondas que aparecen en el mismo lugar en que Ashley descubrió la suya: en el interior de la boca. Pueden surgir en la parte interior de los labios, en la lengua, en el moflete y en las partes superior o inferior del interior de la boca. Se manifiestan como una sola afta pequeña o como varias en grupo y pueden resultar bastante irritantes o dolorosas al más leve roce. El contacto con alimentos y líquidos ácidos, salados y picantes, como las papas fritas o el jugo de naranja, resulta especialmente doloroso para los que las padecen.

Las aftas no son contagiosas. No se transmiten de una persona a otra al besarse o compartir comida. Sin embargo, es importante distinguir las aftas de otros tipos de heridas bucales causadas por infecciones víricas, traumas, deficiencias vitamínicas o, a veces, cáncer. Si un afta no se ha curado después de una o dos semanas aparición, es importante consultar a un médico.

¿Cuáles son las causas de las aftas?

Se desconoce la causa específica de las aftas, aunque se cree que aparecen con mayor frecuencia en situaciones de estrés. Las primeras aftas tienden a aparecer en los niños cuando se acercan a la mitad del ciclo escolar primario. La aparición de aftas es más frecuente en las mujeres.

¿Cómo se tratan las aftas?

El afta de Ahsley desapareció por sí sola dos semanas después. De hecho, la mayoría de las aftas desaparecen sin necesidad de medicación, pero hay gente que recurre a medicamentos de venta libre para calmarlas en los cuatro o cinco primeros días, cuando son más dolorosas. También conviene evitar el roce con la herida al lavarse los dientes y prescindir de alimentos que agudicen el dolor, como las papas fritas saladas, los cítricos o las comidas picantes. En caso de que, una vez desaparecidas, aparezcan de nuevo o no se curen por sí mismas en un plazo de dos semanas, deben ser examinadas por un médico o dentista, aunque lo normal es que remitan por sí solas.

Fuente

U.S. National Institute of Dental and Craniofacial Research, 45 Center Dr., MSC 6400,

Bethesda, MD 20892-6400 Telephone (301)496-4261 http://www.nidcr.nih.gov/

Leave a Reply