Amigdalitis estreptocócica (faringitis): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La amigdalitis estreptocócica, que es bastante común en los niños, de debe a una bacteria de la familia streptococcus. Sus síntomas principales son fiebre y dolor de garganta. También se conoce por faringitis estreptocócica y más coloquialmente como garganta estreptocócica.

Síntomas

Además de fiebre y dolor de garganta, las personas con esta infección se sienten débiles y cansadas. También experimentan a veces sinusitis, dolor de cabeza o hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello. En algunos casos, las toxinas (venenos) producidos por la bacteria estreptocó-cica pueden producir un sarpullido rojizo y áspero, que recibe el nombre de escarlatina.

¿Cómo se transmite el estreptococo?

Los niños de 5 a 15 años son los más propensos a contraer una infección estreptocócica, aunque ésta puede atacar a personas de todas las edades. Si el niño que tiene una infección estreptocócica de la garganta estornuda o tose en el aula, el patio de recreo o en otro sitio congestionado de gente, la infección se suele transmitir a otras personas. Las gotitas pulsadas con la tos o el estornudo se propagan por el aire e infectan a otras personas. En unos 2 a 4 días pueden aparecer los síntomas.

Otra forma en que se transmite la bacteria es por contacto manual, al tocar objetos que la persona infectada haya tocado recientemente. Esa es la razón por la cual los médicos aconsejan lavarse las manos con frecuencia.

¿Qué hace la bacteria estreptococo en el cuerpo?

Las bacterias del género Streptococcus son de forma redonda y parecen las cuentas de un rosario. Y son la causa de una multiplicidad de enfermedades. Ciertas especies de estreptococos son inofensivas. Se asientan en la boca o en la garganta, pero sin causar ningún mal. Si entraran en el torrente sanguíneo, las defensas naturales del cuerpo las matarían en seguida.

Si llegaran al corazón, sin embargo, sí podrían sobrevivir en él y a la larga lesionarlo. Las bacterias estreptocócicas que llegan a las vías urinarias pueden también infectarlas.

Si la infección estreptocócica no desaparece por sí misma y no responde al tratamiento, podría haber una serie de complicaciones. He aquí algunas de ellas:

Nefritis, inflamación de los riñones

fiebre reumática, enfermedad que afecta al corazón, las articulaciones y otras partes del cuerpo. Puede causar daños permanentes a válvulas del corazón

– infecciones en los tejidos más profundos derivadas de la infección original.

Diagnóstico y tratamiento

Para determinar si hay o no una amigdalitis estreptocócica, el médico hace un frotis de la garganta con fines de análisis. El frotis se lleva a cabo con una escobilla o hisopo de algodón, que se introduce hasta el fondo de la garganta para recoger una muestra. En el laboratorio, se deja crecer y multiplicar la bacteria en un medio especial, y después de unas horas se estudia al microscopio. Otra posibilidad la brindan los análisis instantáneos para determinar casi de inmediato si la escobilla de algodón ha recogido bacterias estreptocócicas.

Para tratar la infección, se suele recetar penicilina. Si el paciente es alérgico a este antibiótico, se usa otro. Por lo general, la infección desaparece dentro de una semana de haberse comenzado el tratamiento.

Fuente

U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases,

Bldg. 31, Rm. 7A-50, 31 Center Dr., MSC 2520,

Bethesda, MD 20892-2520 Telephone (301)496-2263 http://www.niaid.nih.gov/default.htm

Leave a Reply