Babesiosis: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La babiesiosis es una enfermedad poco común transmitida por garrapatas infectadas con el parásito Babesia. Suele afectar a vacas, caballos, ovejas, perros y gatos, aunque también puede transmitirse a los humanos por picadura de garrapata.

¡Cuidado con las garrapatas! Son portadoras de diversas enfermedades, entre ellas la babesiosis, la enfermedad de Lyme y la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas.

¿Qué es la Babesia?

La Babesia es un protozoo, un tipo de de organismo unicelular, que suele vivir como parásito en vacas, caballos, ovejas, cabras, perros, gatos y otros animales. Las garrapatas adquieren este parásito cuando se alimentan de animales infectados. Los protozoos, entonces, se multiplican en las garrapatas y cuando éstas pican a un ser humano, pasan de la garrapata al nuevo huésped, donde comienzan a multiplicarse de nuevo.

¿Qué ocurre cuando se contrae la babesiosis?

La Babesia invade los glóbulos rojos y los destruye. Si no se trata, la ba-besiosis termina con ellos en menos tiempo del que el cuerpo necesita para reemplazarlos.

Síntomas Los médicos creen que, en muchas ocasiones, la babesiosis no presenta síntomas. Sin embargo, también hay casos en que los síntomas se manifiestan de 1 a 4 semanas después de la picadura y que se propagan durante semanas e incluso meses. Los síntomas más comunes de la babesiosis son fiebre, escalofríos, sudor, fatiga y anemia: un cuadro similar al que provoca el paludismo (malaria).

Diagnóstico y tratamiento

Los médicos diagnostican la babesiosis tras un examen microscópico de la sangre del paciente. Si detectan el parásito, prescriben medicamentos para combatir la infección y limpiar al organismo del parásito. La babesiosis es una enfermedad curable, aunque en ocasiones requiere tratamientos repetidos.

La mayor parte de los pacientes se recuperan sin secuelas duraderas, si es que queda alguna. Los casos más graves, a veces incluso fatales, se dan en los ancianos, las mujeres embarazadas y los enfermos a los que se

les ha extirpado el bazo o que presentan deficiencias en su sistema inmunitario.

Medidas de prevención

Las medidas preventivas más eficaces se basan en el uso de repelentes de insectos y la utilización de ropa adecuada. Quienes entren en áreas infestadas de garrapatas deben llevar manga larga y pantalones largos arrebujados en los calcetines o las botas, de forma que las garrapatas no puedan alcanzar la piel. Si aun así lograran llegar hasta nuestra piel o hasta la de animales domésticos, deberán ser extraídas con pinzas.

Fuente

U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases, Bldg. 31, Rm. 7A-50, 31 Center Dr., MSC 2520, Bethesda, MD 20892-2520 Telephone (301)496-2263 http://www.niaid.nih.gov/default.htm

Leave a Reply