Bronquitis: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La bronquitis es una inflamación de los bronquios, que son los conductos que conectan la tráquea a los pulmones.

La hija es la que más sabe

El padre de Chrissy lleva fumando cigarrillos desde que tenía la misma edad que Chrissy. Sin embargo, en los últimos años había empezado a tener accesos de tos profunda, que no tenían visos de desaparecer. Él decía que aquello no era más que la tos del fumador, nada serio, pero a la hija le preocupaba. Finalmente convenció a su padre para que fuera al médico, quien le diagnosticó bronquitis crónica, enfermedad muy común entre fumadores. Añadió que éstos no suelen tomar en serio la bronquitis crónica hasta que produce daños graves en los pulmones y ocasiona dificultades respiratorias o insuficiencia cardíaca. Sorprendido por el diagnóstico, el padre agradeció a Chrissy su insistencia: gracias a ella, había ido al médico antes de que fuese demasiado tarde. Al día siguiente ingresó a un grupo de apoyo para dejar de fumar.

¿Qué es la bronquitis?

La bronquitis es la inflamación del revestimiento interno de los bronquios. Estos conductos conectan la tráquea con los pulmones. Cuando los bronquios se irritan o infectan, se inflaman por dentro, lo que interfiere con el flujo de aire que entra y sale de los pulmones. El tejido inflamado también puede producir grandes cantidades de una sustancia densa y resbaladiza llamada moco. Los enfermos de bronquitis expectoran moco al toser.

Hay dos tipos de bronquitis: aguda y crónica. La bronquitis aguda aparece de repente y normalmente desaparece en unos días. La bronquitis crónica dura más tiempo, apareciendo y desapareciendo durante varios años.

¿Cuál es la causa de la bronquitis?

La bronquitis aguda se debe a la infección de los bronquios por bacterias o virus. Prácticamente todo el mundo sufre bronquitis aguda en algún momento de su vida.

La bronquitis crónica tiene lugar cuando los bronquios se irritan durante un largo periodo de tiempo. El cigarrillo es la causa más común de irritación, pero hay factores como la polución del aire, el polvo o los humos industriales, que también pueden causarla. Cuando los bronquios llevan un tiempo inflamados, su revestimiento empieza a espesarse y los tejidos comienzan a segregar moco continuamente, lo que conduce a problemas de tos y disnea a largo plazo. Los bronquios irritados también constituyen un perfecto medio de incubación para distintas infecciones. Aproximadamente 14 millones de estadounidenses sufren de bronquitis crónica.

Síntomas

Bronquitis aguda La bronquitis aguda puede causar malestar en el pecho, sibilancias y una tos profunda con expectoración de moco amarillento. La persona con bronquitis experimenta cansancio durante unos días y tiene fiebre. Un ataque ocasional de bronquitis suele ser cortoy tiende a desaparecer en cuestión de días sin causar problemas de salud a largo plazo.

Bronquitis crónica La bronquitis crónica es una enfermedad mucho más seria. El síntoma principal es la tos acompañada de gran cantidad de expectoración. El problema comienza a menudo con la tos que sigue a un catarro de invierno. Según pasa el tiempo, la tos persiste y, conforme la enfermedad empeora, puede abocar en disnea constante.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico Para diagnosticar la bronquitis, el médico pregunta si hay síntomas y, con el estetoscopio, busca sonidos anormales en la respiración. Asimismo, indaga acerca de otros factores que pueden provocar la tos: el asma, un objeto inhalado (por ejemplo, un cacahuete o maní) o un tumor. En algunos casos, se prescriben radiografías o pruebas funcionales pulmonares. Pero si la tos del enfermo persiste durante tres meses al año en dos o más años seguidos, es probable que el médico diagnostique el problema como bronquitis crónica.

Tratamiento de la bronquitis aguda El tiempo es, muy a menudo, el mejor remedio para la bronquitis aguda. A efectos de ayudar al enfermo a que se sienta mejor, el médico recomendará reposo, beber líquidos en abundancia y, en ocasiones, tomar medicamentos de venta libre para la fiebre y la tos.

Tratamiento de la bronquitis crónica El tratamiento de la bronquitis crónica tiene por objeto acabar con la irritación de los bronquios. Esto significa que el enfermo tiene que dejar de fumar, evitar el aire contaminado y los agentes irritantes como el polvo, los humos industriales y el aire seco y frío. Los enfermos de bronquitis crónica deben evitar el trato temporal con cualquier persona con catarro o fiebre, pues el contraer una infección de este tipo agravará la bronquitis. Para facilitar la respiración, el médico prescribe medicamentos que relajen y descongestionen las vías respiratorias. Por supuesto, la prevención de un problema de salud siempre es preferible a su tratamiento una vez manifestados los síntomas. La mayoría de los casos de bronquitis podrían prevenirse si la gente no fumase.

Fuente

American Lung Association, 61 Broadway, 6th Fl.,

New York, NY, 10006 Telephone 212315-8700 Toll-Free 800LUNGUSA URL http://www.lungusa.org

Leave a Reply