Cólera: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El cólera es una enfermedad resultante de la infección del intestino grueso por la bacteria Vibrio cholerae. Provoca diarrea y vómitos.

¡Epidemia!

En enero de 1991 se declaró en varias ciudades de la costa de Perú una epidemia de cólera que produjo diarreas muy graves. En pocos meses, la enfermedad se extendió a diferentes países de América Central y del Sur. Dos años después se habían registrado 700 000 casos y 6 000 muertes en el Hemisferio Occidental. No es común que el cólera plantee problemas en los Estados Unidos, pero se han registrado algunos casos entre la gente que viaja al extranjero. En febrero de 1992, en un vuelo de Sudamérica a Los Ángeles, 75 personas se enfermaron después de consumir ensalada de mariscos contaminada por la bacteria del cólera.

¿Qué es el cólera?

El cólera es una enfermedad que produce defecaciones frecuentes, líquidas y prolongadas. Se debe a una infección por la bacteria Vibrio chole-rae en el intestino grueso. Dicha bacteria segrega una toxina que inflama el intestino grueso impidiéndole la reabsorción de líquidos. A menudo la enfermedad se presenta en grado leve, pero hay casos que revisten mayor gravedad: aproximadamente en uno de cada 20, los vómitos y la diarrea aguda pueden llevar a una pérdida súbita del nivel de líquidos en el cuerpo, fenómeno que recibe el nombre de deshidratación. En estos casos, y si no se le trata adecuadamente, el paciente puede morir en pocas horas.

El cólera se contrae al beber agua contaminada y consumir comida cruda o poco cocinada. Es una enfermedad poco frecuente en los Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y Nueva Zelanda gracias a los modernos tratamientos del agua y a los sistemas de alcantarillado, pero en América Central, América del Sur, África y Asia se halla más difundida. Quienes viajan a estos lugares con asiduidad corren más riesgo de toparse con el cólera, como les ocurrió a los pasajeros del vuelo de Los Ángeles, que consumieron mariscos contaminados. No es fácil que la enfermedad se contagie de persona a persona, por lo que el contacto con un enfermo no presupone un peligro.

¿Qué ocurre cuando se contrae el cólera?

Síntomas La mayoría de las personas infectadas por la bacteria del cólera no enferma. Cuando sí se manifiesta la enfermedad, suele hacerlo unos pocos días después de la infección y da lugar únicamente a una diarrea leve. Sin embargo, un 5 por ciento de los enfermos de cólera caen

gravemente enfermos, con abundante diarrea, vómitos y calambres en las piernas. Como consecuencia de esto el paciente puede presentar grave deshidratación, y si no se le suministran líquidos sustitutivos, puede morir en cuestión de horas.

Diagnóstico Para diagnosticar el cólera se analizan las heces del enfermo en busca de la bacteria Vibrio cholerae.

Tratamiento Los enfermos de cólera necesitan un aporte extra de líquidos y sales que reemplacen los perdidos por efecto de la diarrea y los vómitos. El enfermo debe beber cantidades abundantes de una mezcla preparada de azúcar y sales. Cuando está tan débil que es incapaz de beber, los líquidos se le administran por vía intravenosa. Si no reciben este tratamiento, más de la mitad de los afectados por un brote de cólera grave pueden morir. Con un tratamiento rápido, sin embargo, menos del 1 por ciento de los enfermos de cólera sucumben. Ocasionalmente, se administran medicamentos antibióticos para disminuir la duración y atenuar la gravedad de la la afección.

Consejos para viajeros sobre la prevención del cólera

Existe una vacuna contra el cólera, pero sólo proporciona protección durante un tiempo limitado, por lo que a veces no se recomienda a los viajeros. En realidad, bastarán ciertas medidas bastante sencillas

para reducir el riesgo de contraer la enfermedad, incluso si visitan zonas en las que está muy difundido el cólera. Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan las siguientes medidas para quienes piensen viajar a zonas azotadas por el cólera:

– No beber agua que no haya sido hervida o tratada con cloro

o yodo. Otras bebidas inocuas son el té y el café hechos con agua hirviendo, así como los refrescos embotellados y servidos sin hielo;

– Consumir alimentos que hayan sido bien cocinados, y comerlos mientras todavía estén calientes. La fruta no reviste riesgos si la persona la pela antes de consumirla;

– Evitar verduras crudas, incluso las ensaladas;

– No consumir pescado ni mariscos crudos o poco cocinados;

– No comprar comidas ni bebidas a vendedores ambulantes;

– No comprar mariscos para llevar al país de origen del viajero.

Fuentes

U.S. Centers for Disease Control and Prevention,

1600 Clifton Rd., Atlanta, GA 30333 Telephone (404)639-3534 Telephone (404)639-3311 Toll-free (800)311-3435 Information Hotline (888)-232-3228 Traveler’s Health Hotline 877-394-8747 Traveler’s Health Faxline (888)-232-3299 Office of Public Inquiries (800)311-3435 Hepatitis Information Line (888)-443-7232 TTY (404)639-3312 http://www.cdc.gov/

World Health Organization, 525 23rd St. NW,

Washington, DC 20037 Telephone (202)974-3000 Facsimile (202)974-3663 Telex 248338 http://www.who.int/

Leave a Reply