Cáncer de estómago: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El cáncer de estómago, también llamado cáncer gástrico, es una enfermedad en la cual las células de este órgano se dividen sin orden ni control y adoptan aspecto anormal. Las células cancerosas suelen difundirse a otros órganos cercanos y a otras partes más alejadas del cuerpo.

¿Cómo comienza el cáncer del estómago?

El estómago es un órgano semejante a una bolsa, situado en la parte superior del abdomen, debajo de las costillas, que interviene de forma prominente en la digestión de la comida. Conecta al esófago, el tubo que transporta la comida ingerida, con el intestino, que absorbe los nutrientes que el cuerpo necesita. Cuando la comida entra al estómago, los músculos de sus paredes crean un movimiento como de oleaje que la mezcla y desintegra. Las glándulas de la membrana que tapiza el estómago segregan jugos que contribuyen a digerir la mezcla. Después de unas horas, la comida se convierte en un líquido y se impulsa hacia el intestino delgado. Esto le facilita al intestino la absorción de las sustancias productoras de energía que necesita el cuerpo.

El cáncer de estómago comienza a formarse cuando algunas de las células de la membrana estomacal adquieren aspecto anormal y empiezan a dividirse sin orden ni control. Sin tratamiento, estas células cancerosas pueden crecer y atravesar la pared del estómago para invadir a los órganos o ganglios linfáticos cercanos. Y a través del sistema linfático, las células cancerosas se pueden propagar a zonas distantes del cuerpo, inclusive a los pulmones y los ovarios.

¿Quién tiene cáncer de estómago y por qué?

Cada año, 24 000 estadounidenses se enteran de que tienen cáncer de estómago. Al igual que ocurre con otras formas de cáncer, el de estómago aparece en las personas mayores, generalmente de 55 años o más de edad. Afortunadamente, por razones que los médicos no se explican del todo, el número de personas que contraen esta enfermedad viene disminuyendo a un ritmo constante durante los últimos 60 años.

El cáncer de estómago es mucho más común en otros países, especialmente en el Japón, Chile e Islandia. Los investigadores creen esto se debe a que en estos países la gente come muchos alimentos desecados, ahumados o conservados en sal o vinagre. Estos alimentos tal vez aumenten el riesgo de cáncer de estómago. Los fumadores también corren mayor riesgo.

Síntomas

Síntomas Al principio, el cáncer de estómago no causa ningún síntoma. Y cuando a la larga los causa, se suelen confundir con otros problemas estomacales menos graves, como la indigestión o la acidez, o una infección vírica. Por lo tanto, es difícil detectar el cáncer de estómago en forma precoz, lo que hace más difícil su tratamiento. Los posibles síntomas incluyen:

- indigestión o ardor de estómago

- incomodidad o dolor abdominal

- náuseas o vómito después de comer

- hinchazón del abdomen después de comer

- anemia

- debilidad, cansancio o adelgazamiento

- vómitos de sangre o heces negras como el azabache.

Diagnóstico Cuando los pacientes informan de estos síntomas al médico de la familia, éste quizás los mande a ver a un gastroenterólogo, médico especializado en diagnosticar y tratar los problemas digestivos. El gastroenterólogo tal vez quiera hacer pruebas diagnósticas para aclarar cual es el problema.

Una de las técnicas de diagnóstico más comunes se llama endosco-pia. Consiste en pasar a través del esófago un tubo muy delgado y con fuente de luz en su extremo hasta el interior del estómago, para visualizarlo directamente. Si se ve una zona anormal, se puede sacar un fragmento de tejido a través del tubo, para luego examinarlo al microscopio. Este proceso, conocido por biopsia, permite detectar la presencia de células cancerosas.

A una persona que acude al médico también se le puede hacer una radiografía seriada gastroduodenal, que consiste en una serie de radiografías del tramo superior del sistema gastrointestinal, que incluye el esófago y el estómago. Estas placas radiográficas se toman después que el paciente haya bebido un líquido espeso y áspero llamado bario. El bario delinea los contornos del estómago en las radiografías y permite a

los médicos localizar con mayor facilidad los tumores o las zonas con anomalías.

Otra prueba posible es el análisis de heces en busca de sangre. Consiste en colocar una pequeña muestra de las heces en un cartoncito con tapa que luego se analiza en un laboratorio. A veces, la presencia de sangre en las heces es un indicio del cáncer estomacal o de otros cánceres en el sistema digestivo.

Si se diagnostica cáncer, los médicos tendrán que averiguar si se ha extendido a otras partes del cuerpo. Al efecto suelen utilizar técnicas tales como la tomagrafía computada (TC) o la ecografía.

Tratamiento

Dado que los síntomas del cáncer de estómago son tan inespecificos al principio, rara vez selogra de inmediato el posible diagnóstico. Por lo tanto, el cáncer suele difundirse por las paredes del estómago, o incluso ir más allá, antes de que se detecte. Esto dificulta la cura.

El tratamiento más común es una operación quirúrgica llamada gas-trectomía, durante la cual el cirujano extirpa la totalidad o sólo parte del estómago y de los tejidos circundantes. En caso de extirpación total, se conecta el esófago directamente al intestino delgado. También se suelen extirpar los ganglios linfáticos.

La radioterapia y la quimioterapia son otras dos formas de tratar a los afectados de cáncer de estómago, ya sea para intentar destruir las células cancerosas o bien para aliviar algunos de los síntomas, como el dolor. La radioterapia consiste en enfocar rayos de alta energía sobre determinadas partes del cuerpo con el fin de destruir las células cancerosas e impedir o disminuir su crecimiento. En la quimioterapia se utilizan fármacos anticancerosos (oncolíticos), administrados por vía oral o en forma de inyección en un vaso sanguíneo.

Puesto que es difícil curar el cáncer de estómago, la ciencia trata de encontrar nuevos tratamientos. Se están llevando a cabo ciertas investigaciones, denominadas estudios clínicos, para evaluar algunos de los más recientes tratamientos del cáncer de estómago. Un ejemplo es la biote-rapia, que tiene por objeto activar el propio sistema inmunitario del paciente para que ataque y destruya a las células cancerosas.

Convivencia con el cáncer de estómago

Puesto que a las personas con cáncer de estómago a menudo se les ha extirpado todo o parte del estómago, es necesario darles tiempo para que se reajusten a la ingestión de alimentos después de la intervención quirúrgica. Al principio, se alimenta a los pacientes con suero intravenoso (administrado en el brazo a través de una vena). Unos días más tarde, empiezan ya a beber líquidos, después comidas blandas y posteriormente comidas más sólidas. Con frecuencia necesitan seguir un régimen especial hasta que se acostumbren al estómago más pequeño o totalmente fal-tante. Las personas con cáncer de estómago deben poder contar con la

cooperación de un dietista o un nutricionista para asegurarse de que están recibiendo la nutrición que su cuerpo necesita.

Fuentes

American Cancer Society, 2200 Century Pky., Ste. 950,

Atlanta, GA, 30345

Telephone 404816-4994

Toll-Free 800ACS-2345

URL http://www.cancer.org

American Cancer Society Cancer Resource Center,

PO Box 102454,

Atlanta, GA 30368-2454 Telephone (512)919-1886 Toll-free 800-227-2345 http://www.cancer.org/

OncoLink, c/o University of Pennsylvania Cancer Center,

3400 Spruce St., 2-Donner, Philadelphia, PA 19104-4283

Facsimile (215)349-5445

http://www.oncolink.com/

United Ostomy Association, 19772 MacArthur Blvd., Ste. 200, Irvine, CA, 92612-2405 Toll-Free (800)826-0826 http://www.uoa.org

U.S. National Cancer Institute, Cancer Information Service, P.O. Box 24128, Baltimore, MD 21227 Toll-free 800-422-6237 (English and Spanish)

TTY 800-332-8615 http://cis.nci.nih.gov/

Leave a Reply