Cáncer de mama: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El cáncer de mama es un tumor potencialmente peligroso que se desarrolla en las células de los pechos o senos. A veces, las células cancerosas se propagan a otras partes del cuerpo.

En Estados Unidos, el cáncer de mama es muy común en la mujer, el segundo en importancia después del cáncer de piel. El cáncer de mama afecta también al hombre, aunque con mucha menor frecuencia. Las muertes por cáncer de mama han disminuido en años recientes, debido a que los tratamientos actuales son mucho más eficaces y estos cánceres se detectan más temprano, cuando su tratamiento es mucho más fácil.

¿Cómo comienza el cáncer de mama?

Los seres humanos somos mamíferos, y como tales estamos dotados de mamas, que en la mujer producen la leche para el lactante. Las mamas contienen lóbulos arracimados y conductos lácteos que llevan la leche a los pezones. Ambos, glándulas mamarias y conductos, están rodeados de tejido adiposo y de ligamentos que reciben el nombre de estroma.

Carcinoma in situ El cáncer de mama comienza cuando una sola célula de uno de los lóbulos o de los conductos lácteos sufre alteraciones (mutaciones) y se reproduce sin control. En un principio, y a pesar de que las células se multiplican con gran rapidez, el cáncer permanece localizado en el interior del lóbulo o del conducto, por lo que recibe el nombre de carcinoma in situ. En una segunda fase, las células pueden propagarse más allá del lóbulo o del conducto e invadir el tejido adiposo circundante, donde continúan dividiéndose y multiplicándose. El tumor necesita alimento para crecer, y por eso emite señales al exterior, en forma de proteínas, que inician la formación de nuevos vasos sanguíneos. Sin suministro sanguíneo, el tumor muere.

Metástasis Las células cancerosas irrumpen en el torrente sanguíneo, donde suelen ser eliminadas por el sistema inmunitario (el sistema de defensa del cuerpo contra las enfermedades). En caso de que esto no ocurra, el cáncer puede llegar a distintos órganos del cuerpo, asentarse en ellos, crecer y reproducirse. Este proceso de propagación recibe el nombre de metástasis.

Los órganos más susceptibles de ser atacados por las células del cáncer de mama son los pulmones, el hígado y los huesos. El cáncer recibe su nombre de acuerdo con su lugar de origen. De ahí que, aunque haya llegado a los pulmones o los huesos, siga llamándose cáncer de mama.

¿A qué se debe el cáncer de mama?

No se conoce con exactitud la causa del cáncer de mama, pero sí se sabe que no es contagioso.

¿Los adolescentes corren riesgo de contraerlo? El cáncer de mama es muy poco frecuente entre adolescentes. A veces, una chica cuyos pechos se están desarrollando siente molestias. Esto ocurre porque puede que, al comenzar a menstruar, retenga líquidos en la última parte del ciclo, con dolores de los pechos. Sin embargo, estos dolores son parte del funcionamiento normal del organismo y no constituyen síntoma de cáncer.

BRCA1, BRCA2 y estrógeno El riesgo de contraer cáncer de mama es más elevado entre las mujeres que han heredado ciertas mutaciones

génicas. Sin embargo, estos genes mutados, conocidos por las siglas BRCA1 y BRCA2, intervienen en un número reducido de casos. Los científicos creen que las sustancias naturales llamadas hormonas, especialmente el estrógeno, desempeñan un papel importante en la génesis de determinados tipos de cáncer de mama.

Antecedentes familiares Una mujer cuya madre, hermana o hija haya sufrido cáncer de mama tendrá un riesgo dos veces mayor de padecerlo también que una mujer sin antecedentes familiares. Sin embargo, la mayoría de las mujeres a las que se les diagnostica cáncer de mama no presentan (al menos que ellas sepan) un historial de cáncer de mama en la familia.

Edad La edad es también un factor de riesgo. Las mujeres de edad avanzada corren un riesgo más alto de padecer este tipo de cáncer. Otros momentos delicados son el comienzo de la menstruación y el de la menopausia. Las mujeres que tienen su primer hijo después de los 30 años también corren un riesgo mayor, así como las que no tienen hijos.

Dieta y estilo de vida Las estadísticas del cáncer de mama varían en las distintas partes del mundo. Al parecer, la incidencia de este cáncer se relaciona directamente con la dieta y el estilo de vida. Por ejemplo, el riesgo de cáncer de mama es de 5 a 10 veces menor en la mujer asiática que en la norteamericana o en la de Europa Occidental. Sin embargo, cuando las asiáticas emigran a países occidentales, su riesgo aumenta hasta alcanzar el nivel de la población local. Se desconocen las razones de estas diferencias.

¿Qué le pasa a una mujer cuando sufre cáncer de mama?

Signos y síntomas Por lo general empieza por notar un bulto indoloro en un seno. A veces, sin embargo, el bulto se descubre durante una revisión médica rutinaria. El color, forma y textura del pecho o del pezón pueden cambiar; los pezones a veces se vuelven dolorosos a la palpación o dejan escapar leche. A veces el cáncer se descubre antes de aparezca ningún síntoma, En estos casos, gracias a las mamografías rutinarias (examen radiográfico de la mama), se observan alteraciones que indican la posibilidad de cáncer.

Diagnóstico Si las pruebas de detección o los síntomas indican la posibilidad de cáncer, el médico pide que se haga una biopsia, que consiste en extraer una muestra de tejido del área afectada, para su examen al microscopio. La mayoría de las biopsias dan resultado negativo. Si el tumor es benigno, puede que no sea necesario ningún tratamiento complementario. Pero si el diagnóstico es de cáncer, la enferma querrá informarse sobre la enfermedad y hablar de las opciones de tratamiento con profesionales de la salud, amigos y familia.

Tratamiento Cuando el tumor no está muy difundido, es posible extirpar el tumor y conservar la mayor parte del pecho. Esta operación recibe el nombre de tumorectomía mastectomía parcial. Sin embargo, a veces, es necesario practicar una mastectomía total, es decir, la extirpación de toda la mama. La elección entre la mastectomía total y la parcial depende del tamaño y tipo de tumor de que se trate.

El tratamiento de seguimiento postoperatorio incluye radioterapia o quimioterapia, para eliminar toda célula cancerígena que haya podido quedar y para prevenir su posterior multiplicación. La elección del tratamiento postoperatorio depende del tipo de tumor y de si éste se ha me-tastizado a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

Medidas de prevención

No existe ninguna manera segura de prevenir el cáncer. Las mujeres pueden reducir el riesgo de cáncer de mama si se abstienen de beber alcohol en exceso y si observan una dieta sana y hacen ejercicio con regularidad. La detección precoz (temprana) del cáncer aumenta las posibilidades de éxito del tratamiento e, incluso, de cura. Por este motivo, las mujeres de 40 o más años deben hacerse, con fines diagnósticos, una mamografía y un examen físico de los senos una vez al año. Las mujeres de 20 a 39 años harán bien en examinarse cada tres años, y, a partir de los 20, todas deben aprender a examinarse los pechos ellas mismas y hacerlo una vez al mes.

¿Llegará a haber una forma de prevenir el cáncer de mama?

Como la quimioterapia destruye tanto las células cancerosas como las sanas, la investigación actual se centra en el tratamiento medicamentoso y propugna la elaboración de fármacos que no sean tan nocivos para las células sanas como los actuales. Los científicos estudian también la manera de aprovechar al máximo la información que ofrecen las pruebas genéticas a efectos de reducir el riesgo de que las mujeres tengan que padecer el cáncer de mama.

Investigación sobre el tamoxifeno Para muchas mujeres con cáncer de mama, un medicamento llamado tamoxifeno parece ser eficaz. Este fármaco contrarresta la acción de las hormonas que estimulan la proliferación de las células mamarias, según se cree, posible causa de muchos casos de este cáncer. El tamoxifeno es tan eficaz, que a finales de la década de 1990 se aprobó su uso por mujeres sanas con alto riesgo de cáncer de mama. En la actualidad se está investigando la elaboración de fármacos similares que no tengan los efectos secundarios del tamoxifeno y que puedan servir como medida de prevención para mujeres que corren un riesgo menor.

Convivencia con el cáncer de mama

El tratamiento del cáncer de mama puede ser muy desagradable. La mas-tectomía total no sólo es una operación difícil desde el punto de vista

emocional, sino que además, en 1 de cada 10 mujeres produce inflamaciones serias de los brazos. Como ocurre con cualquier tipo de cáncer, la enferma tiene que aprender a convivir con la idea de una posible recidiva de la enfermedad. Entre los efectos secundarios de la quimioterapia en mujeres jóvenes se encuentra la imposibilidad de tener hijos, y la pérdida temporal del cabello. Si el cáncer se ha metastizado, es importante reconocer la necesidad de hacer planes y de familiarizarse con la idea de la muerte. Los pechos son una parte del cuerpo muy personal que la mujer asocia con muchos aspectos importantes de su vida, como el amor y los hijos. Por eso, a la enferma le puede preocupar que las personas más allegadas la vean con el aspecto cambiado. Muchas mujeres que se han sometido a una mastestomía total tienen la posibilidad de recurrir a la cirugía de reconstrucción mamaria, que podría devolverles su antiguo aspecto. Para tratar el estrés de la enfermedad, hay mujeres que consideran fundamental la ayuda que encuentran en los grupos de apoyo. Importa que tanto los pacientes, como los familiares y amigos recuerden que la persona es mucho más que la suma de las partes de su cuerpo. Nadie es culpable del cáncer, y el amor y la comprensión hacen más soportable la situación de por sí ya tan difícil.

Fuentes

American Cancer Society, 2200 Century Pky., Ste. 950,

Atlanta, GA, 30345 Telephone 404816-4994 Toll-Free 800ACS-2345 URL http://www.cancer.org

American Cancer Society Cancer Resource Center, PO Box 102454,

Atlanta, GA 30368-2454

Telephone (512)919-1886

Toll-free 800-227-2345

http://www.cancer.org/

National Alliance of Breast Cancer Organizations,

9 E 37th St., 10th Fl., New York, NY, 10016 Telephone 212889-0606 Toll-Free 88880-NABCÜ URL http://www.nabco.org

OncoLink, c/o University of Pennsylvania Cancer Center,

3400 Spruce St., 2-Donner, Philadelphia, PA 19104-4283 Facsimile (215)349-5445

http://www.oncolink.com/

U.S. National Cancer Institute, Cancer Information Service,

P.O. Box 24128, Baltimore, MD 21227 Toll-free 800-422-6237 (English and Spanish)

TTY 800-332-8615 http://cis.nci.nih.gov/

Y-Me National Breast Cancer Hotline, 212 W Van Buren, Ste. 500, Chicago, IL 60607 Telephone (312)986-8338 Toll-free 800-221-2141 (English)

Toll-free 800-986-9505 (Spanish)

Facsimile (312)294-8597 http://www.y-me.org/

Leave a Reply