Cáncer oral o bucal: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El cáncer de boca, llamado también cáncer oral o bucal, se produce cuando las células de los tejidos de la boca o la garganta se dividen sin orden ni control, formando un tumor maligno.

¿Qué es el cáncer oral?

Es un cáncer que generalmente comienza en los tejidos de los labios, la lengua o la mucosa interna de la mejilla, pero que también puede afectar a las encías, al velo del paladar o a las glándulas salivales. En casi la totalidad de los casos, se debe al uso de sustancias que irritan a las membranas mucosas de la cavidad bucal: tabaco de mascar o rapé, cigarrillos, cigarros puros, pipas o alcohol. A la larga, la constante irritación tiene su precio, cuando algunos de los tejidos adquieren aspecto anormal y acaban por volverse cancerosos. Por lo general, el cáncer oral o bucal se da en varones mayores de 45 años, que llevan mucho tiempo consumiendo alcohol y fumando.

Muchos de estos cánceres se inician en forma de manchas blancuzcas o rojizas en la boca, que reciben el nombre de leucoplasia o quera-tosis. Otros posibles síntomas incluyen:

– una llaga o úlcera que no se cura, en el labio o en la boca

– un abultamiento en el labio, en la boca o en la garganta

– sangrado inusitado, dolor o entumecimiento de la boca

– un dolor de garganta que no desaparece, o la sensación de que hay algo atascado en la garganta

– dificultad o dolor al masticar o tragar

– hinchazón de la quijada

– dolor de oído

– alteración de la voz

La mayoría de los dentistas, como parte de los exámenes de rutina, buscan indicios de cáncer, puesto que la detección en fase temprana es la clave del tratamiento eficaz. De lo contrario, el cáncer puede propagarse por toda la boca, la garganta, el cuello, e incluso partes distantes del cuerpo, a través del sistema linfático.

Diagnóstico y tratamiento

Al encontrar una zona de aspecto sospechoso en la boca, tanto los dentistas como los médicos suelen pedir que se haga una biopsia. En esta intervención, el cirujano extrae parte o todo el conjunto de tejidos sospechosos, y el ulterior examen microscópico indicará si hay células cancerosas presentes. Una vez diagnosticado el cáncer es necesario determinar si se ha propagado a otros tejidos.

El primer paso del tratamiento es extirpar el tumor y todo tejido canceroso que se descubra en la boca. Si hay indicios de que el cáncer está difundido, el cirujano tal vez tenga que extirpar también algunos ganglios linfáticos del cuello, así como toda o parte de la lengua, la mejilla o la quijada.

Otro tratamiento que puede recomendar el médico es la radioterapia, ya sea antes de la intervención quirúrgica para reducir de tamaño el tumor, o posteriormente para destruir toda célula cancerosa restante. En determinados casos, el cirujano puede optar por implantar pequeñas “semillas” de material radiactivo directamente en el tumor o en sus cercanías. Por lo general, este implante se deja intacto durante varios días, que el paciente deberá pasar internado en el hospital.

La quimioterapia es otro posible tratamiento para el cáncer oral o bucal, sobre todo cuando se ha propagado más allá de la boca. Consiste en la administración de fármacos oncolíticos (anticancerosos) inyectables o en forma de pastillas.

Una vez superado el cáncer

Quienes reciben tratamiento de tumores orales o bucales grandes o muy difundidos, a menudo experimentan cambios permanentes difíciles de afrontar, tanto física como emocionalmente. Si han perdido parte de la quijada, la lengua, la mejilla o el paladar (la bóveda interna de la boca). necesitarán cirugía reconstructiva y estética. Si no es posible intervenir

quirúrgicamente, tal vez sea preciso utilizar una pieza dental o facial, denominada prótesis. En uno u otro caso el aspecto de la persona quedará alterado para siempre.

También es posible que estos pacientes tengan dificultad para mascar o tragar, e incluso pueden perder el sentido del gusto. Por estas razones, la pérdida de peso puede plantear un gran problema después de la operación para extirpar el cáncer oral. Son muchos los pacientes operados que tienen dificultad para hablar, tras la pérdida de parte de la boca

o de la lengua. Los logopedas (expertos en el habla) les ayudarán tanto durante su permanencia en el hospital como después, con el objeto de restaurarles en lo posible el habla normal.

Medidas preventivas

El cáncer oral se puede evitar absteniéndose de usar tabaco de mascar o de fumar cigarrillos, cigarros puros o pipa, si no se ha hecho antes, y también dejando de consumirlos si se ha hecho ya. En cuanto a bebidas alcohólicas, lo mejor es limitar al máximo su consumo.

Fuentes

American Cancer Society, 2200 Century Pky., Ste. 950,

Atlanta, GA, 30345 Telephone 404816-4994 Toll-Free 800ACS-2345 URL http://www.cancer.org

American Cancer Society Cancer Resource Center,

PO Box 102454, Atlanta, GA 30368-2454

Telephone (512)919-1886 Toll-free 800-227-2345 http://www.cancer.org/

National Oral Health Information Clearinghouse,

1 NOHIC Way, Bethesda, MD 20892-3500 Telephone (301)402-7364 Facsimile (301)907-8830 TTY (301)656-7581 http://www.nohic.nidcr.nih.gov

OncoLink, c/o University of Pennsylvania Cancer Center,

3400 Spruce St., 2-Donner, Philadelphia, PA 19104-4283

Facsimile (215)349-5445

http://www.oncolink.com/

Oral Cancer Foundation, 3419 Via Lido, No. 205,

Newport Beach, CA 92663 Telephone (949)646-8000 Fax (949)496-3331 http://www.oralcancer.org/

U.S. National Cancer Institute, Cancer Information Service,

P.O. Box 24128, Baltimore, MD 21227 Toll-free 800-422-6237 (English and Spanish)

TTY 800-332-8615 http://cis.nci.nih.gov/

Leave a Reply