Ceguera: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Pérdida de la visión total o casi total

Corrine trataba de imaginar la manera de describir un pájaro a su hermana Amy. Podía haberle dicho: “Es pequeño, tiene plumas y da picotazos,” ya que éstas son cualidades que Amy es capaz de sentir o de oír. ¿Pero cómo iba a describir el rojo de un cardenal macho y distinguirlo del marrón rojizo de un cardenal hembra, si probablemente Amy no lo vería nunca? Lo mismo ocurre con muchas otras cosas que Amy no llegará a ver: programas de televisión y películas, libros con ilustraciones que Corrine le tenía guardados, el cielo azul, la cara de papá y mamá.

Amy nació prematuramente. Los médicos dijeron a la familia que había nacido con la retinopatía característica del prematuro. Esta afección se produce cuando los vasos sanguíneos de los ojos del bebé prematuro se desarrollan de forma anormal y causan hemorragias y cicatrices que pueden llevar a la ceguera total o parcial.

En Estados Unidos hay más de un millón de ciegos, lo que significa que no ven o que su visión está muy reducida. Según el Grupo de Investigación para Prevenir la Ceguera (Research to Prevent Blindness, Inc.), 14 millones de estadounidenses sufren además defectos graves de visión que no son corregibles con lentes. Son muchas las enfermedades y lesiones que pueden causar ceguera. Existen tratamientos gracias a los cuales el enfermo experimenta una recuperación total o parcial de la vista, aunque hay también casos en los que el enfermo se queda ciego para el resto de su vida.

¿Hay esperanza de que se haga la luz en la oscuridad?

Existe la posibilidad de que Amy, la hermana de Corrine, pueda recuperar la vista. Hoy en día los médicos se valen de una sonda para “congelar” partes del ojo y evitar los daños permanentes derivados de la retinopatía de la prematuridad. Miles de personas con afecciones

potencialmente peligrosas para la vista, como estrabismo, glaucoma o cataratas se benefician de estos tratamientos, sobre todo si las afecciones se detectan en estado incipiente. En los casos en que los problemas de visión sean irreversibles, existen recursos para mejorar la calidad de vida del enfermo, como programas informáticos de reconocimiento de voz o cursos de entrenamiento para perros lazarillo, fundamentales tratándose de actividades cotidianas, como por ejemplo andar por la calle, ir a la escuela o al trabajo.

¿Cuál es la causa de la ceguera?

Hay diversas causas. La más común en niños de temprana y mediana edad es la ambliopía.

Ambliopía Por ambliopía se entiende la pérdida de visión en un ojo por falta de alineación o de coordinación funcional debida a un trastorno llamado estrabismo. Entre el 3 y el 5 por ciento de los niños padecen estrabismo, afección generalmente congénita o de aparición durante la infancia. En la mayoría de los casos no se conoce la causa del estrabismo, que obliga al enfermo a mirar en direcciones cruzadas. Con un diagnóstico y tratamiento oportunos puede entrenarse el ojo desviado para que funcione normalmente. En ciertos casos, sin embargo, es necesario recurrir a la cirugía para lograr la correcta alineación de los ojos.

Cataratas Hay niños que nacen con cataratas, opacidades que empañan el cristalino e impiden que las imágenes se vean con claridad o hacen que, simplemente, no se vean. Las cataratas también se desarrollan con la edad; constituyen uno de los casos más comunes de reducción de la vista. Cada año se diagnostican 400 000 nuevos casos

de cataratas en Estados Unidos. La cirugía es el método habitual de eliminar las cataratas, tanto en adultos como en los pocos niños que las padecen. Este procedimiento restaura la visión normal en el 90 por ciento de los casos.

Diabetes La diabetes puede ser la causa de pérdida de visión en caso de que provoque retinopatía. Esta última afección, una de las principales causantes de ceguera en el adulto, es responsable de la pérdida de visión por deterioro de los vasos sanguíneos de la retina. Cuando dichos vasos pierden sangre o se rompen, dañan la retina. Además, en caso de diabetes pueden aparecer nuevos vasos que cubran la retina o que lleguen hasta el líquido que llena el globo ocular, con la consecuente reducción mayor de la visión.

Los investigadores calculan que de 10 a 15 millones de estaouni-denses son diabéticos, y de ellos 700 000 corren riesgo de retinopatía diabética. Casi todos los diabéticos cuya enfermedad dura ya dos o tres décadas presentan daños en la retina, pero no todos pierden la vista. Los síntomas de la retinopatía diabética no son evidentes al principio. Sin embargo, conforme el daño aumenta, la vista se vuelve cada vez más borrosa. El médico comprueba el deterioro ocular mediante el oftalmosco-pio, instrumento que permite observar la retina. Es fundamental que los diabéticos se hagan un examen anual de la vista.

El mejor tratamiento para la retinopatía diabética es la prevención, lo que significa tratar la diabetes (y la hipertensión en su caso) con una nutrición adecuada, ejercicio y medicamentos. En algunas ocasiones puede recurrirse al tratamiento por rayo láser para prevenir la agravación de la retinopatía diabética. El riesgo de cataratas y glaucoma es también mayor en los enfermos de diabetes.

Glaucoma Afección que produce un aumento de presión en el líquido (o humor acuoso) del ojo, lo cual puede dañar el nervio óptico. Si no se detectan sus efectos en la visión, el glaucoma puede pasar inadvertido durante años. Esta afección constituye una de las principales causas de ceguera en Estados Unidos. El riesgo es más elevado entre ciudadanos de edad avanzada y de ascendencia africana.

Degeneración macular La degeneración macular es parecida a la retinopatía diabética: produce alteraciones de los vasos sanguíneos que irrigan a la parte central de la retina, llamada también mácula, de modo que las células encargadas de la zona central del campo visual sufren daños. La visión lateral o periférica se mantiene, pero sin un tratamiento adecuado, puede ampliarse el deterioro de campo visual. Cuando el enfermo se encuentra en las primeras fases de la degeneración macular o cuando se trata de prevenir o retrasar la pérdida de visión, los médicos recomiendan la cirugía por rayo láser para tratar los vasos sanguinéos excesivamente permeables. Hay enfermos que compensan la pérdida de visión utilizando lentes de aumento.

Infecciones

El herpes virus ocular puede ser causa de ceguera, como el herpes simple lo es de erupciones de vesiculas en los labios, o el herpes zóster de varicela. El Instituto Estadounidense de los Ojos estima que el herpes ocular afecta aproximadamente a 400 000 personas en Estados Unidos.

La infección ocular por acción de la bacteria Clamidia trachomatis es una de las principales causas de ceguera en los países en vías de desarrollo. Los recién nacidos pueden contraer la infección durante el parto si la madre es portadora de la bacteria.

Accidentes

Casi el 3 por ciento de los casos de ceguera se deben a accidentes o a lesiones oculares.

¿Cómo se adaptan los invidentes y los que no ven muy bien?

Millones de personas que sufren una pérdida de visión importante, entre ellos más de un millón de ciegos, pueden llevar a cabo muchas de las actividades que desempeñan las personas videntes. Quienes sufren de visión parcial recurren a lentes potentes y lupas con los que mejorar su lectura y la visión de los objetos. Los ciegos recurren a otras vías de adaptación, por ejemplo:

– escuchar libros, periódicos o revistas grabados en cinta magnetofónica;

– utilizar ordenadores /computadoras con lectores de texto y capaces de ejecutar órdenes orales;

– leer en Braille, código que traduce las palabras a puntos en relieve sobre papel que son legibles mediante el tacto;

– utilizar perros lazarillo para potenciar la libertad de desplazamiento;

– tomar las mismas clases y asumir los mismos trabajos o funciones que los videntes;

– tener hijos y ser profesores;

– hacerse artistas (si tienen el talento), como los cantantes Stevie Wonder o Ray Charles.

Fuentes

American Council of the Blind, 1155 15th St. NW,

Ste. 1004, Washington, DC, 20005 Telephone (202)467-5081 Toll-Free (800)424-8666

http://www.acb.org; www.acb.org;www.acb.org

American Foundation for the Blind, 11 Penn Plz., Ste. 300,

New York, NY, 10001 Telephone (212)502-7600 Toll-Free (800)232-5463 http://www.afb.org

Lighthouse International, 111 E. 59th St., New York, NY, 100221202

Telephone (212)821-9200; (212)821-9713 Toll-Free (800)829-0500 http://www.lighthouse.org

National Federation of the Blind, 1800 Johnson St., Baltimore, MD, 21230

Telephone (410)659-9314 http://www.nfb.org

Research to Prevent Blindness, Inc., 645 Madison Ave., New York,

NY 10022-1010 Telephone (212)752-4333 Toll-free (800)621-0026 http://www.rpbusa.org/hc2/index.asp

The Seeing Eye, Inc., PO Box 375, Morristown, NJ 07963-0922 Telephone (973)539-4425 Facsimile (973)539-0922 http://www.seeingeye.org/

U.S. National Eye Institute, 2020 Vision Pl., Bethesda, MD 20892-3655

Telephone (301)496-5248

http://www.nei.nih.gov/

Leave a Reply