Ciclosporiasis y criptosporidiosis: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La ciclosporiasis y la criptosporidiosis son infecciones intestinales que se contraen al comer o beber alimentos o agua contaminados por los parásitos Ciclospora cayetanensis y Cryptosporidium parvum. Estas infecciones suelen provocar diarrea, retortijones de estómago y náuseas.

A principios de 1993, en Milwaukee, Wisconsin, miles de personas cayeron enfermas. Presentaban dolores de estómago, náuseas, fiebre y diarrea, como si tuvieran gripe; pero las autoridades no tardaron en descubrir que en el suministro de agua de la ciudad había unos peligrosos parásitos unicelulares que habían causado criptosporidiosis, una de las muchas infecciones parasitarias que existen.

Como resultado, más de 400 000 personas se enfermaron y manifestaron síntomas de criptosporidiosis, de las cuales más de 100 murieron, incluidos algunos pacientes con otras enfermedades, como el sida. Se descubrió que el parásito que había penetrado en el sistema de abastecimiento de agua potable provenía de excrementos humanos vertidos en el lago Michigan, una de las fuentes de agua de la ciudad, y que los filtros de esa planta de tratamiento de aguas no habían conseguido neutralizar el parásito. Una vez llegados a esa conclusión, se pudo remediar el problema.

¿Cómo se contraen la ciclosporiasis y la criptosporidiosis?

Estas dos enfermedades están íntimamente relacionadas y son dos de las infecciones más comunes debidas al consumo de alimentos o agua en mal estado. Estas enfermedades y otras similares afectan a millones de personas en todo el mundo y son especialmente peligrosas para los niños, los ancianos y los que padecen otras enfermedades, especialmente aquellas que, como el sida, debilitan el sistema inmunitario. La ciclos-poriasis y la criptosporidiosis son comunes en las naciones en vías de desarrollo, aunque cada vez se dan en mayor número de países desarrollados que importan alimentos, como por ejemplo, los Estados Unidos. En 1996, un brote de ciclosporiasis en Houston, Texas, se atribuyó a unas frambuesas de Guatemala.

Tanto la ciclosporiasis como la criptosporidiosis se adquieren cuando consumimos alimentos o agua que contienen parásitos microscópicos provenientes de excrementos infectados de animales o seres humanos. Los parásitos Cyclospora cayetanensis y Cryptoporidium parvum también pueden penetrar en el organismo humano cuando nos llevamos los dedos a la boca después de haber tocado objetos que han estado en contacto con excrementos contaminados. Las frutas frescas y las verduras pueden resultar contaminadas si se riegan con agua que contenga parásitos.

¿Qué ocurre cuando se contrae ciclosporiasis o criptosporidiosis?

Síntomas Aunque estén causadas por parásitos diferentes, la ciclosporiasis y la criptosporidiosis presentan muchos síntomas similares: diarrea, dolor de estómago, fiebre, náuseas y vómito. Los primeros síntomas de la ciclosporiasis aparecen una semana después de que el parásito penetre en el organismo; los de la criptosporidiosis pueden llegar a manifestarse en un plazo de dos a diez días después de la infección. Estas enfermedades tienen una duración que abarca de unos pocos días a dos semanas. Las infecciones de ciclosporiasis pueden durar más de un mes y volver a manifestarse una o varias veces.

Diagnóstico El diagnóstico de ciclosporiasis y criptosporidiosis no es fácil, puesto que existen varias enfermedades que presentan síntomas semejantes. Si el médico sospecha de la presencia de estas infecciones, ordena análisis de heces para intentar detectar a los parásitos.

Tratamiento El peligro que tienen las infecciones intestinales como la ciclosporiasis y la criptosporidiosis es la deshidratación por la pérdida de agua que se produce con la diarrea. Los médicos recuerdan a los pacientes que beban gran cantidad de líquidos como agua o bebidas isotó-nicas. La ciclosporiasis se puede tratar con antibióticos, pero para la crip-tosporidiosis no existe una medicación específica. Los enfermos tardan entre una y dos semanas en recuperarse de cualquiera de las dos enfermedades. Los enfermos de sida y otras enfermedades que debilitan el sistema inmunitario necesitan atención médica especial porque corren el riesgo de contraer infecciones mucho más graves.

¿Cómo se previenen estas infecciones?

Las infecciones intestinales como la ciclosporiasis y la criptosporidiosis se cuentan entre las enfermedades más comunes del planeta. Existen, sin embargo, ciertas medidas que disminuyen el riesgo de contraerlas:

– Lavarse las manos con frecuencia, a fondo y con agua caliente, especialmente después de haber ido al baño, cambiar pañales, jugar con animales o limpiar sus excrementos, y trabajar en el jardín o huerto (donde el suelo puede estar contaminado con excrementos humanos o de animales). También es importante lavarse las manos antes de comer;

– Lavar las frutas frescas y verduras antes de consumirlas. Incluso la fruta que se puede pelar debería lavarse;

– Evitar aguas no filtradas que provengan de lagos, ríos y otras fuentes. Hasta un manantial rutilante podría estar contaminado, por lo que no debe beberse en ellos. También es importante no beber agua de lagos o ríos, ni de piscinas y balnearios, ya que puede que el cloro que se usa en ellos no sea suficiente para matar los parásitos.

La calidad del suministro de agua es variable incluso en los países industrializados como los Estados Unidos. En 1993 el agua del grifo provocó un brote de criptosporidiosis en Milwaukee. Hay gente que opta por beber únicamente agua embotellada, mientras que otros sólo consumen agua y hielo especialmente filtrados. Cuando se está en el extranjero, especialmente en países en vías de desarrollo, no es buena idea beber el agua del grifo o utilizar hielo hecho a partir de esa agua. También se recomienda evitar el consumo de frutas y verduras cuando se viaje fuera de los Estados Unidos, a no ser que se consuman cocidas o peladas.

Fuentes

National Center for Infectious Diseases, Division of Parasitic Diseases, 1600 Clifton Rd., , Atlanta, GA 30333 Toll-free (800)311-3435 http://www.cdc.gov/ncidod

U.S. Food and Drug Administration, 5100 Pain Branch Pkwy.,

College Park, MD 20740-3835 http://vm.cfsan.fda.gov/

Leave a Reply