Daltonismo: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La acromatopsia parcial, comúnmente denominada daltonismo, es un defecto de la vista que impide la distinción de ciertas formas y colores.

Rojo significa “deténgase.” Verde significa “circule.” Ésta es una de las primeras lecciones que aprende un niño, pero para más de 10 millones de estadounidenses esta realidad no es tan simple como parece. Coloquialmente se les llama daltónicos, aunque sería más correcto afirmar que padecen acromatopsia parcial, es decir, tienen disminuida la capacidad para distinguir los colores. Tambien se habla de “cequera a los colores.”

¿Cómo se produce el daltonismo?

Por lo general, el daltonismo se hereda a través de los genes maternos. Afecta con mayor frecuencia a los chicos, ya que las chicas suelen disponer de material genético adicional que las ayuda a superar este problema. Aproximadamente 1 de cada 12 hombres tiene cierto grado de daltonismo, mientras que sólo 1 de cada 100 mujeres lo padecen. Los daltónicos no suelen sufrir otros problemas de visión, aunque esta enfermedad es, en ocasiones, consecuencia de una combinación de problemas oculares y de la visión.

Ocho millones de colores Aunque el ojo humano pueda identificar más de 8 millones de matices, la capacidad para distinguir diferencias cromáticas comienza con los tres colores primarios de la luz: rojo, verde y azul. Del mismo modo que podemos obtener el color marrón en una paleta al mezclar rojo y verde, el ojo percibe multitud de colores combinando los primarios.

Cuando la luz atraviesa el ojo, la imagen se enfoca sobre la retina, que se halla situada en la parte más interna del globo ocular, y que se compone de varias capas celulares. La retina actúa como la película de una cámara fotográfica. Contiene millones de receptores llamados “bastones,” que nos permiten ver cuando hay poca luz, y “conos,” gracias a los cuales distinguimos luz y los colores. Cuando la luz llega a los bastones y los conos, éstos segregan determinadas sustancias químicas.

Rojo y verde Los conos del daltónico no funcionan debidamente, puesto que no segregan ciertas sustancias químicas cuando llega hasta ellos la luz. El resultado es que el individuo afectado de daltonismo sólo

distingue ciertos colores y matices. La forma más común de daltonismo consiste en la dificultad para distinguir correctamente el rojo y el verde, o al menos del mismo modo que los distinguen las demás personas.

Esta afección varía de leve a severa. A veces, el daltónico simplemente no puede distinguir los colores con la misma intensidad que una persona con visión cromática normal. En otras ocasiones, recibe la impresión de que ciertas zonas de la imagen carecen de color, pues las percibe como diferentes tonos de gris. No obstante, muy pocas veces el daltonismo significa que el enfermo lo vea todo en la gama de grises como ocurre en las películas en blanco y negro, en las fotografías monocromas o en ciertos programas de televisión.

Diagnóstico y tratamiento

Los primeros indicios de esta enfermedad aparecen en la escuela, cuando el niño aprende a identificar los colores. Una simple prueba de visión permite determinar si se trata o no de daltonismo. Se le muestra al niño una imagen compuesta por puntos, por ejemplo un número hecho de puntos verdes sobre un fondo de puntos amarillos y naranjas. Si el niño no puede distinguir claramente el número porque le da la impresión de éste se confunde con el fondo, es posible que padezca daltonismo.

No existe cura ni tratamiento para el daltonismo. A los enfermos se les suele enseñar a reconocer los colores de otra forma. Por ejemplo: los semáforos suelen tener la luz roja encima de la verde.

Fuente

Lighthouse International, 111 E. 59th St., New York, NY, 10022-1202 Telephone (212)821-9200; (212)821-9713 Toll-Free (800)829-0500 URL http://www.lighthouse.org

Leave a Reply