Enfermedad de osgood-schlatter: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Afección que causa dolor de rodilla en algunos niños durante los brotes de crecimiento en la adolescencia.

El caso de Danny

El duodécimo cumpleaños de Danny coincidió con la apertura de la temporada de fútbol, con un aumento de su estatura de 11,5 centímetros y con un dolor fuerte en la rodilla derecha. Cuando el entrenador le preguntó por qué cojeaba, Danny le dijo que le dolía la rodilla, sobre todo al subir escaleras, arrodillarse o saltar. El entrenador llamó a los padres de Danny y les sugirió que lo llevaran a ver al médico.

El médico examinó la rodilla; hinchada y sensible al tacto. Cuando le oprimió suavemente la zona justo debajo de la rótula, Danny hizo una mueca de dolor. El resto de la exploración no puso de manifiesto ninguna otra anormalidad. El diagnóstico fue de enfermedad de Osgood-Schlatter.

Esta noticia asustó un poco a Danny al principio, pero el médico lo tranquilizó explicándole que es una enfermedad muy común en los adolescentes y que generalmente se resuelve por sí sola. La enfermedad lleva el nombre de un cirujano estadounidense, Robert Bayley Osgood (1873-1956) y el de otro cirujano, el suizo Carl Schlatter (1864-1934).

¿Qué es concretamente la enfermedad de Osgood-Schlatter?

Es una enfermedad que se caracteriza por dolor en la protuberancia ósea (epífisis superior) de la tibia, debajo mismo de la articulación de la rodilla. El foco doloroso se localiza en la zona en que un tendón muscular de la cadera se inserta en la tibia después de pasar sobre la rótula. A veces, sobre todo en el periodo de crecimiento acelerado de la adolescencia, el lugar de crecimiento activo de la tibia se desprende parcialmente del resto del hueso, lo que produce dolor e hinchazón. Este problema es más frecuente en los niños de edades comprendidas entre los 10 y 15 años, especialmente si participan en determinados deportes. Afecta más a los varones que a las hembras.

La enfermedad generalmente desaparece al terminar el periodo de desarrollo acelerado. Para tratar el dolor y la hinchazón los médicos generalmente recetan analgésicos de venta sin receta, como el ibuprofeno o el acetaminofeno (éste último conocido también en algunos países como acetaminofén y paracetamol), estirar bien el cuerpo antes de hacer ejercicios y reducir la participación en deportes que requieren la contracción de los cuádriceps o músculos del muslo, tales como ponerse en cuclillas o correr. Algunos médicos le inmovilizan la pierna al adolescente para limitar su actividad. El seguir practicando deportes por lo regular no agrava la enfermedad, pero sí puede retrasar la recuperación total. En algunos casos, el problema no desaparece por sí sólo, por formarse estructuras óseas anormales o desprenderse pequeños fragmentos de hueso. En estos casos, es posible que se necesite intervenir quirúrgicamente para extraer los fragmentos óseos.

Leave a Reply