Enfermedades de transmisión sexual (ets): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Las enfermedades de transmisión sexual (o ETS) constituyen una diversidad de infecciones transmisibles de una persona a otra por contacto sexual. Algunas también se propagan de madre a hijo durante el embarazo o el parto. Difundidas por todo el mundo, las ETS son particularmente comunes enre los jóvenes adolescentes y veinteañeros. Las ETS varían en gravedad desde los piojos del vello púbico o ladillas, que sólo causan molestias, hasta el sida, que ha causado millones de muertes por todo el ámbito mundial.

El contacto sexual es una de las principales formas de propagación de muchos de los microorganismos que causan enfermedades. Más de treinta enfermedades bacterianas, víricas y parasitarias son transmisibles de una persona a otra de esta manera. Para algunas de ellas, el contacto sexual es la principal forma de transmisión. Estas son las enfermedades que generalmente llamamos enfermedades de transmisión sexual (ETS).

La mayoría de las ETS afectan principalmente a los órganos sexuales y a otras partes del sistema reproductor, como es el caso de las infecciones clamidiales, la gonorrea, el herpes genital, las verrugas genitales y tricomoniasis. En otras, el microorganismo causante entra por los órganos sexuales pero afecta a otras partes del cuerpo. Eso es lo que ocurre en el caso del sida y de la sífilis.

Además del sida, algunas ETS acarrean graves complicaciones, en particular para las mujeres. La clamidiasis y la gonorrea no suelen causar síntomas en la mujer (ni en el hombres, a veces), por lo que fácilmente suelen pasar inadvertidas y no recibir tratamiento. Pero si ocurre eso, las dos infecciones citadas pueden transformarse en una enfermedad inflamatoria pélvica, que a su vez es causa infertilidad o esterilidad, es decir, que hace difícil o imposible para la mujer quedar embarazada. Por otra parte, si la mujer está infectada por ciertas especies del papilomavirus humano, que también se transmite sexualmente, tal vez corra mayor riesgo de cáncer del cuello uterino, que es parte del sistema reproductor femenino.

En el hombre y en la mujer, la sífilis no tratada puede plantear, al cabo de muchos años, problemas mortales del corazón, así como ceguera, sordera y locura.

¿Todas las infecciones de los órganos genitales se transmiten por contacto sexual?

No. Por ejemplo, la moniliasis, cuyo ejemplo más común es la candidiasis, no suele contraerse por contacto sexual. Generalmente, el hongo que la produce (Candida), se transmite de la misma piel o de los intestinos de la persona (donde no causa daños) a los órganos genitales, en los que provoca síntomas. Por lo tanto, la infección se puede contraer sin haber tenido relaciones sexuales.

¿Quién corre el riesgo de contraer ETS?

Casi toda persona que haya tenido relaciones sexuales puede contagiarse de una ETS. Es probable que los infectados de una ETS tengan también otras enfermedades venéreas. Estas personas, una vez curadas, también son más susceptibles de contagiarse otra vez.

Las ETS afectan más comúnmente a los jóvenes, de 15 a 24 años. Los expertos creen que esto se debe a varias razones: los jóvenes tienen más probabilidad de no estar casados, por lo que tienden a una mayor promiscuidad en sus relaciones sexuales que las personas mayores. Los

Cerebro

Garganta

Sangre

Corazón

Hígado

Genitales

jóvenes son también más propensos a no usar condón durante el coito, incluso cuando saben que ese profiláctico les puede proteger de las enfermedades de transmisión sexual. Los jóvenes a menudo sienten vergüenza, o no tienen suficiente dinero, o se preocupan demasiado de su privacidad como para hacerse revisiones médicas con regularidad o para buscar rápido tratamiento en caso de contraer una ETS. Así, pues, pueden estar infectados—y ser capaces de infectar a otros—durante un plazo más largo de lo común.

En general, se corre mayor riesgo de infección cuando las relaciones sexuales empiezan en edad temprana, se tienen con varias personas y no siempre se usan profilácticos ni se acude a revisiones periódicas.

Pero incluso si la persona ha tenido relaciones sexuales tan sólo una vez, con una sola persona, también puede contraer una ETS si su pareja estaba infectada. La única manera segura de evitar contagiarse con una ETS es absteniéndose de toda actividad sexual.

¿Cómo se transmiten las ETS?

A menudo, las personas que tienen una ETS no se dan cuenta de que están infectadas, y por lo tanto transmiten la enfermedad a otros, incluso a las personas que más quieren—esposas, maridos e hijos.

Enfermedades por contacto sexual Estas enfermedades se transmiten mediante el contacto sexual entre personas del sexo opuesto (sexo heterosexual) o entre personas del mismo sexo (sexo homosexual). Las actividades que transmiten la ETS incluyen el coito vaginal, el sexo anal y el sexo orogenital.

Otras formas de transmisión A veces, las ETS también se propagan de forma asexual. Muchas de estas enfermedades incluyendo el sida (causado por el VIH o virus de inmunodeficiencia humana), la gonorrea, la clamidiasis, la sífilis y el herpes genital—se pueden pasar de madre a hijo durante el embarazo o el parto. El VIH también se transmite al lactante a través de la leche materna.

El VIH es transmisible si la persona infectada comparte agujas para la inyección de drogas, o si se recibe una transfusión de sangre contaminada. En los Estados Unidos, los rigurosos análisis de sangre han logrado una gran seguridad en las transfusiones de sangre, pero en otros países el riesgo puede ser mayor.

Las ETS que causan úlceras en la piel, como el herpes genital, la sífilis y el chancroide, se pueden propagar si las úlceras o llagas entran en contacto con la piel de otra persona. Las úlceras sirven también como puerta de entrada para el VIH, lo que hace más probable la adquisición de sida. La prevención y tratamiento de estas úlceras son pasos muy importantes para evitar el sida.

La mayoría de las ETS no se transmiten por contacto con un objeto, por ejemplo el asiento de un inodoro. La excepción es la tricomoniasis,

que a veces se propaga por medio de toallas o prendas de baño que hayan sido usadas recientemente por una persona infectada.

¿Qué pasa cuando uno se infecta de ETS?

Síntomas Varias de las más comunes de estas enfermedades—clami-diasis, gonorrea, y tricomoniasis—producen dolor al orinar o provocan exudación de pus de los órganos sexuales. En muchos casos, sin embargo, no manifiestan síntomas. Otras ETS producen llagas o ampollas en la región genital. Entre éstas se encuentran la sífilis, el herpes genital y el chancroide. Los síntomas del VIH y sida incluyen frecuentes infecciones fúngicas y parasitarias.

Diagnóstico El médico puede sospechar que se trata de una ETS al considerar los síntomas y observar las llagas de la piel, en caso de haberlas. Existen varias pruebas para confirmar si hay o no infección y de qué clase es.

Puesto que la clamidiasis y la gonorrea afectan a las mujeres jóvenes con gran frecuencia y pueden conllevar infertilidad aunque no presenten síntomas, los médicos recomiendan a las jóvenes muy activas sexualmente que se hagan exámenes con regularidad, para detectar y poder tratar estas enfermedades.

Más aún, cualquier persona cuya pareja sexual haya sido diagnosticada de ETS, o cuya pareja tenga síntomas de ETS, debe de hacerse examinar y recibir tratamiento si también está infectada.

Tratamiento

Las ETS se dividen en dos grupos: enfermedades curables y enfermedades no curables pero tratables.

Enfermedades curables Las enfermedades curables suelen ser provocadas por bacterias o parásitos. Entre ellas están la clamidiasis, la gonorrea, la sífilis y el chancroide, todas causadas por bacterias, y la tricomoniasis, causada por un parásito. Son susceptibles de curación con medicamentos. De hecho, la sífilis y la gonorrea se curan por lo general con una sola inyección o píldora.

Enfermedades tratables Las enfermedades que se pueden tratar pero no curar suelen ser causadas por virus. Entre ellas están el el sida, el herpes genital y las verrugas genitales. Estas enfermedades no se curan con medicamentos porque el virus permanece en el cuerpo. Pero, en la mayoría de los casos, los medicamentos u otro tratamiento pueden reducir los síntomas. Tratándose de personas con sida, infectadas por el VIH, los medicamentos prolongan la vida y mejoran su calidad.

¿Medidas preventivas

Abstinencia y seguridad La única forma segura de no contraer una enfermedad venérea es no tener contacto sexual con nadie (abstinencia sexual).

Para las personas que tienen relaciones sexuales, la forma más segura es hacerlas monógamas, es decir, tenerlas siempre con la misma pareja cuando ninguno de los dos están infectados. El problema que se plantea es la imposibilidad de saber con certeza si uno de ellos está infectado o no. No siempre se dice la verdad acerca de la conducta sexual en el pasado—o se puede pensar erróneamente que estaban protegidos en esa época anterior. Muchas personas con ETS no saben o no creen que la tienen. Esta es una de las razones por las cuales los funcionarios de salud pública recomiendan a las personas que tienen relaciones sexuales el uso sistemático de condones, a menos que quieran lograr el embarazo. El uso de los condones disminuye el riesgo de ETS, pero para que sean efectivos deben usarse correctamente y en todo contacto sexual.

Educación y conciencia En materia de salud pública, la educación es la parte más importante para la prevención de las ETS. La conciencia de lo necesario que es prevenir las ETS ha aumentado enormemente en las últimas décadas, en gran parte debido a la aparición del sida. Actualmente, la prevención de las ETS y las medidas que se recomiendan al efecto están ampliamente difundidas por los medios informativos y se enseñan en las escuelas. Se insta a los jóvenes a abstenerse de las relaciones sexuales o a que usen condones si son sexualmente activos.

Rastreo de anteriores contactos sexuales Además de lo que antecede, cuando a una persona se le diagnostica de ETS, los médicos o los funcionarios de salud pública tratan de localizar a las parejas sexuales de la persona para examinarlas y darles tratamiento. El rastreo de contactos sexuales se hace de forma confidencial, sin dar a conocer el nombre de la persona infectada. Esto es útil para evitar que esas parejas continúen diseminando la enfermedad sin saberlo.

Pero la única manera segura de prevenir el contagio por una ETS es abstenerse totalmente de las relaciones sexuales.

Fuentes

American Social Health Association, PO Box 13827,

Research Triangle Park, NC, 27709 Telephone (919)361-8400 http://www.ashastd.org

KidsHealth.org, c/o Nemours Foundation, PO Box 5720,

Jacksonville, FL 32247

Telephone (904)390-3600 Facsimile (904)390-3699 http://www.kidshealth.org/

U.S. Centers for Disease Control and Prevention, 1600 Clifton Rd., Atlanta, GA 30333 National STD Hotline (800)227-8922 http://www.cdc.gov/

Leave a Reply