Esquistosomiasis (bilarzia): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La esquistosomiasis, conocida también como bilharziasis, es una enfermedad causada por gusanos parásitos que afecta a más de 200 millones de personas en todo el mundo.

Su causa son unos gusanos parásitos tipo trematodos del género Esquis-tosoma. Dentro del género, las especies que causan la mayoría de las infecciones son tres: E. mansoni, E. japonicum, y E. haematobium. Los trematodos viven en el agua en las zonas tropicales del mundo y son comunes en África, América del Sur (Brasil, Venezuela y Surinam), partes de la región del Caribe (Santa Lucía, Antigua, Montserrat, Martinica, Guadalupe, la República Dominicana y Puerto Rico), algunos países del Oriente Medio, partes de China, las Filipinas y el Sudeste de Asia. La forma más común de contagio de los parásitos es por contacto con aguas contaminadas al bañarse, nadar o vadear ríos.

¿Cuál es el ciclo vital del esquistosoma?

Los ríos de agua dulce, los lagos y los arroyos se contaminan cuando las personas que tienen esquistosomiasis orinan o defecan en el agua y dejan en ella huevos de trematodo. Tras el periodo de incubación, las larvas de esquistosoma atacan a ciertas especies de caracoles (si no hay caracoles, las larvas mueren). Una vez que el caracol ha sido parasitado, las larvas crecen y se desarrollan en él. Cuando lo abandonan, si entran en contacto con un ser humano dentro de las siguientes 48 horas, se introducen bajo la piel e invaden los vasos sanguíneos. Los parásitos crecen en el torrente sanguíneo, donde producen más huevos. Algunos de los huevos llegan hasta el hígado. Otros penetran en los intestinos o en la vejiga, desde donde son evacuados del cuerpo con la orina o las heces. Si los huevos llegan a una fuente de agua dulce, el ciclo se inicia nuevamente.

Signos y síntomas

Al principio, se produce picazón y aparece un sarpullido en el lugar donde la esquistosoma penetró en la piel. A medida que el trematodo se desarrolla en el hígado, pueden tenerse escalofríos, fiebre, tos y dolores musculares. También se produce un agrandamiento o disfunción del hígado, diarrea, dolor abdominal y vómitos. Los riñones, a su vez, pueden verse afectados. En casos excepcionales, los huevos llegan al cerebro o a la médula espinal y producen convulsiones. Aún sin tratamiento, la mayoría de los casos cursan sin daño permanente a los órganos, aunque puede haber repercusiones importantes a largo plazo para la salud.

A veces, no obstante, la affección deja en el hígado tantas cicatrices que bloquea parcialmente la circulación hepática de la sangre. Esto causa un estado llamado hipertensión portal, que a veces causa mortíferas hemorragias de venas congestionadas de sangre en el estómago y esófago.

Diagnóstico y tratamiento

La esquistosomiasis se diagnostica identificando los huevos en las muestras de orina o de heces. Pueden ser necesarios varios análisis para identificar el parásito. Es posible utilizar análisis de sangre para evitar la búsqueda de los huevos, pero por lo general estos análisis no son suficientes para tomar decisiones acerca del tratamiento, que dependerá de la gravedad de la parasitosis. Para el tratamiento suele usarse para tratar un fármaco llamado praziquantel.

Medidas preventivas

En muchas partes del mundo, no hay forma de saber si el agua está contaminada con larvas de trematodo. En las zonas donde se sabe que existe el esquistoma, lo mejor es evitar todo contacto con las aguas dulces. Por lo general, no se considera peligroso nadar en el agua del océano o en piscinas tratadas con cloro.

Fuentes

U.S. Centers for Disease Control and Prevention,

1600 Clifton Rd., Atlanta, GA 30333

Telephone (404)639-3534 Telephone (404)639-3311 Toll-free (800)311-3435 Information Hotline (888)-232-3228 TTY (404)639-3312 http://www.cdc.gov/

World Health Organization, 525 23rd St. NW,

Washington, DC 20037 Telephone (202)974-3000 Facsimile (202)974-3663 Telex 248338 http://www.who.int/

Leave a Reply