Estreñimiento: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El estreñimiento es un trastorno que comporta dificultades en la defecación (hacer de vientre) por ser las heces (excrementos del cuerpo) sólidas, duras y secas.

¿Qué es el estreñimiento?

El hábitode defecación varía de una persona a otra. Hay gente que necesita ir al baño después de cada comida, mientras que otros sólo van cada tres días: ambas cosas pueden ser normales.

Los que sufren de estreñimiento se sienten incómodos y sus intestinos presenta movimientos irregulares. El problema radica en la naturaleza dura y seca de las heces. Además, el estreñimiento es un trastorno que acompaña a diferentes enfermedades.

¿A qué se debe el estreñimiento?

Existen varios factores que pueden contribuir al estreñimiento, como no consumir suficiente cantidad de fibras ni beber suficientes líquidos, la inactividad o la ausencia de una rutina constante para ir al baño. Ciertos cuadros clínicos, como el síndrome del intestino irritable o el hipotiroidismo, también provocan estreñimiento. A veces, los medicamentos que se consumen para combatir otras afecciones producen estreñimiento. Las mujeres embarazadas pueden verse también afectadas por este trastorno.

El estreñimiento también surge cuando la persona “retiene” voluntariamente las heces, es decir, se abstiene de ir al baño, de modo que el intestino reabsorbe el agua presente en su interior y hace que los productos de la digestión se endurezcan. Esta retención en su interior tiene lugar en situaciones en las que la persona no se siente cómoda para ir al baño, por ejemplo cuando viaja o cuando considera que el baño no reúne condiciones mínimas de comodidad e higiene.

Tratamiento

Aunque mucha gente toma laxantes para combatir el estreñimiento, los médicos advierten que este tipo de medicamentos no deben tomarse con regularidad, ya que los intestinos pueden volverse perezosos o dependientes de ellos. Con preferencia a los laxantes, se recomienda una dieta rica en fibra. Los alimentos que más fibra contienen son los de grano integral—como el pan de salvado o el de trigo integral—los frijoles, las frutas y las verduras. El consumo de alimentos con gran cantidad de fécula o azúcar, como las galletas o los pasteles, no proporciona al organismo la fibra suficiente para una buena digestión y una evacuación apropiada. Por último, es muy importante beber una cantidad suficiente de agua.

En casos graves de estreñimiento, el enfermo puede necesitar una revisión médica y la administración de un enema. Este proceso consiste en la inserción de líquido en el recto para ayudar al paciente a recuperar sus hábitos intestinales normales.

Cuando un niño presenta un caso serio de estreñimiento, el médico le ayudará a fomentar ciertos hábitos. Además de informar al niño sobre la dieta equilibrada y la necesidad de beber agua, le puede recetar un medicamento que le permita adoptar una rutina de evacuación normal.

Medidas preventivas

La mayoría de la gente puede prevenir el estreñimiento siguiendo una rutina normal de evacuaciones. Para ello convendrá:

– consumir alimentos ricos en fibra;

– evitar comida “basura”;

– beber a diario una cantidad de agua suficiente;

– adquirir hábitos consistentes para ir al baño;

– hacer ejercicio con frecuencia;

– descansar suficientemente.

Fuentes

Office of Disease Prevention and Health Promotion, National Health

Information Center, P.O. Box 1133, Washington, DC 20013-1133

Telephone (301)565-4167

Toll-free (800)336-4797

Facsimile (301)984-4256

http://www.health.gov/nhic

U.S. National Institutes of Health, 9000 Rockville Pike,

Bethesda, MD 20892 Telephone (301)496-4000 http://www.nih.gov/

Leave a Reply