Herpes: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El herpes simple es una infección ocasionada por un virus, que a veces produce una erupción en forma de vesículas en torno a la boca o en la zona genital.

La erupción oral, en forma de vesículas de color violáceo, rojizo o blancuzcas, es la manifestación más conocida del herpes, una de las infecciones virales más comunes en el mundo. Su nombre completo es infección por el virus Herpes simplex, y se da en todo el planeta, incluso en sitios remotos poblados por algunas tribus de indios del Brasil.

El herpes se caracteriza por vesículas que se producen alrededor de los labios y en la zona genital. Estas vesículas desaparecen espontáneamente, para reaparecer semanas, meses o incluso años después. Si bien pueden ser dolorosas y motivo de preocupación, generalmente no revisten gravedad, y los brotes repetidos de herpes simple se hacen cada vez más leves. Si las erupciones aparecen en la zona genital, se consideran enfermedad de transmisión sexual.

En casos excepcionales, el Herpex simplex puede infectar los ojos o algunos órganos internos, incluido el cerebro, en donde da lugar a una infección conocida por encefalitis vírica. Si el virus se contagia a un recién nacido o a personas que tienen debilitado el sistema inmunitario, puede ser grave y hasta mortal. Lo más frecuente es que el herpes simple no produzca síntomas o bien que éstos sean tan leves que la persona afectada no se dé cuenta de que es portadora del virus.

¿Qué es el herpes simple?

Hay dos variedades de este virus, y las dos pueden infectar la boca o la región genital. No obstante, por lo general las vesículas en torno a la boca se deben al virus Herpes simplex 1 (VHS-1) y las de la región genital, al virus Herpes simplex 2 (VHS-2).

VSH-1 Este virus, que infecta a más del 90 por ciento de los estadounidenses, es muy común en niños de corta edad. Se propaga por contacto con una superficie infectada—por ejemplo, al besar a una persona—o por medio de la saliva. Aunque no suele contagiarse a través de los objetos inanimados, algunos expertos recomiendan el lavado de los cubiertos de mesa, servilletas y toallas de baño antes de que los toque otra persona.

VSH-2 La propagación de este virus tiene lugar por contacto sexual con una persona infectada. Alrededor del 20 por ciento de los adultos estadounidenses son portadores del virus. Esa cifra ha aumentado notablemente desde 1980 y con mayor rapidez entre los adolescentes. El VSH-2 es más contagioso cuando hay vesículas visibles o cuando están a punto de aparecer. Sin embargo, puede ser contagioso aun en ausencia de vesículas, por lo que a menudo se transmite sin que los infectados sepan que lo están. Por ese motivo, el herpes genital se conoce a veces como una epidemia silenciosa.

Si una mujer se contagia de herpes durante el embarazo, puede transmitir la infección al feto, con posibilidad de nacimiento prematuro, enfermedad grave e incluso muerte del bebé.

Se puede evitar la infección absteniéndose de todo contacto sexual. Las personas sexualmente muy activas pueden reducir el contagio limitando el número de contactos sexuales y usando condones. Las personas portadoras del virus deben informar a sus posibles compañeros o compañeras que están infectados, por muy difícil que les resulte confesarlo. Además, deben abstenerse del contacto sexual durante los brotes o cuando presientan la inminencia de éstos.

¿Qué sucede durante el primer brote de herpes?

Tanto en el herpes oral como en el genital, los primeros indicios suelen ser picazón, fiebre y dolor. Pocas horas o días después, aparecen en la superficie cutánea erupciones en grupitos de vesículas pequeñas llenas de un líquido seroso. A la semana o dos, las vesículas empiezan a secarse y a formar costras amarillentas. Por lo general, al cabo de tres semanas no queda rastro de ellas. La primera vez que aparecen los síntomas, son generalmente intensos, sobre todo en los niños de corta edad, que presentan multitud de vesículas orales dolorosas, encías inflamadas, fiebre y dolores musculares. En recaídas posteriores, los síntomas suelen ser más leves. Y aunque el primer brote se produce dentro de un período de 10 días del contagio, a veces la persona afectada no manifiesta vesículas hasta años después de contraer la infección.

¿Por qué se repiten los brotes de herpes?

Al desaparecer las vesículas, el virus se esconde en las células nerviosas, donde vive en estado latente o inactivo. Semanas, meses o años más tarde, se reactiva y empieza a multiplicarse en la piel. Durante estos periodos de actividad, se hace nuevamente contagioso, tanto si hay vesículas visibles como si no. ¿Qué es lo que desencadena estos periodos de actividad? Demasiado sol, los resfriados y la gripe, la tensión nerviosa en el hogar, en la escuela o en el trabajo—todos ellos son factores desencadenantes.

El médico que, por los síntomas, sospecha herpes en un paciente, podrá obtener un frotis de las vesículas (frotándolas con un hisopo) para recoger una muestra de las células, que luego examinará al microscopio. Otra posibilidad es que envíe la muestra a un laboratorio para confirmar el diagnóstico.

Las vesículas del herpes simple generalmente no necesitan tratamiento, aunque el dolor puede aliviarse con hielo o bebidas refrescantes. Deben evitarse las cremas a base de esteroides (cortisona), porque a veces hacen que las vesículas duren más.

Para acortar la duración de los episodios de herpes genital, es posible que el médico recete un medicamento antiviral como el aciclovir, en forma de crema o de píldoras. Aunque el herpes simple no tiene cura, puede llegar a controlarse y causar solamente pequeñas molestias.

Fuentes

Café Herpes, c/o Novartis Pharmaceutical Corporation, 1 Health Plz., East Hanover, NJ 07936-1080 Toll-free (888)-669-6682 http://www.genitalherpes.com/

National Herpes Hotline, c/o American Social Health Association,

PO Box 13827, Research Triangle Park, NC 27709

Telephone (919)361-8488

Telephone (919)361-8400

Facsimile (919)361-8425

http://www.ashastd.org/

U.S. Centers for Disease Control and Prevention,

1600 Clifton Rd., Atlanta, GA 30333 Telephone (404)639-3534 Telephone (404)639-3311 Toll-free (800)311-3435 Information Hotline (888)-232-3228 National STD Hotline (800)227-8922 Office of Public Inquiries (800)311-3435 TTY (404)639-3312 http://www.cdc.gov/

Leave a Reply