Incontinencia: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Es la incapacidad de una persona para retener la orina y/o las heces, y se refiere a un fallo en el funcionamiento de los esfínteres urinario y fecal.

¿Qué es la incontinencia?

Los hombres y mujeres de edad avanzada, e igualmente algunos niños, se ven a menudo en la situación de no poder esperar cuando tienen necesidad de ir al baño. Por lo general, la incontinencia significa orinar o defecar antes de poder llegar al baño. Aunque puienes la padecen suelen ser adultos mayores de ambos sexos y niños, puede darse también en todas las edades.

A veces se trata simplemente de una pequeña cantidad de orina que se escapa de forma involuntaria cuando la persona hace fuerza, como sucede al toser o al reírse a carcajadas. En otros individuos, la incontinencia ocurre cuando la vejiga urinaria está repleta.

¿Cuál es la causa de la incontinencia?

Son muchas las causas: infecciones de las vías urinarias, cáncer, diabetes, apoplejía, enfermedades de Parkinson y Alzheimer. Diversas lesiones del cerebro o de la médula espinal pueden acarrear incontinencia urinaria o fecal. Sorprende el hecho de que el estreñimiento intenso pueda ocasionar incontinencia fecal. La retención de las heces suele dar lugar a la formación de un “tapón” duro que bloquea el recto, a la vez que irrita la membrana interna de éste y puede dejar escapar heces líquidas a su alrededor.

La incontinencia urinaria afecta más a las mujeres de edad avanzada que a los varones. Una causa suele ser, en la senectud, la concentración alterada de hormonas, que debilita el esfínter muscular que controla de la micción. Las multíparas (mujeres que han tenido varios hijos) pueden experimentar incontinencia urinaria por haberse distendido y debilitado ciertos músculos durante los embarazos y los partos.

Algunos remedios de venta libre para el resfriado, así como otros medicamentos de venta con receta médica, como los antihipertensivos, pueden causar también incontinencia.

Tratamiento

El tratamiento de la incontinencia urinaria requiere evitar los líquidos y las bebidas cafeinadas como el café a la hora de acostarse, así como también ir al baño a intervalos iguales. Por otra parte, la mujer puede hacer ciertos ejercicios para fortalecer los músculos debilitados, de manera que consiga retener la orina. Algunos adultos usan pañales para absorber pequeñas cantidades de orina que se les escapan. La medicación y las intervenciones quirúrgicas son útiles en algunos casos.

El tratamiento de la incontinencia fecal dependerá de su causa. Si hay estreñimiento crónico, convendrá aumentar la cantidad de verduras y frutas en el régimen alimenticio y corregir el estreñimiento. Otras causas tal vez exijan intervención quirúrgica.

Leave a Reply