Infecciones de las vías urinarias (cistitis, infecciones renales, de la vejiga y de la próstata): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Se trata de infecciones, principalmente de origen bacteriano, que ocurren en cualquier parte de las vías urinarias. Estas vías comprenden los riñones, los uréteres, la vejigay la uretra. A veces la infección se propaga, mediante el torrente sanguíneo, a otras regiones del cuerpo.

¿En que consisten estas infecciones?

Cuando una infección causa inflamación de la uretra, se denomina ure-tritis; si se inflama la vejiga, se llama cistitis, y si inflaman los riñones, recibe el nombre de pielonefritis.

Las bacterias son la causa principal de las infecciones de las vías urinarias que afectan a la mujer con una frecuencia diez veces mayor que al varón, aunque los lactantes de ambos sexos las padecen en la misma proporción. En ocasiones, la formación de cálculos o tumores puede ocasionar la obstrucción de estas vías, lo que propiciará su infección. Y también otras enfermedades pueden dar lugar a infección urinaria.

Uretritis Esta afección no suele ser resultado de una infección de vías urinarias, sino que es consecutiva a una enfermedad de transmisión sexual, tal como la causada por Chlamydias. El síntoma característico de la uretritis es una sensación urente (escozor) durante la micción. La uretri-tis puede diagnosticarse mediante un análisis de orina. Si se deja sin tratar, puede producir obstrucción y fibrosis de la uretra.

Cistitis Cuando la vejiga se inflama por la acción de las bacterias, el paciente experimentará también sensación urente al orinar. Esta afección hace que el individuo sienta con frecuencia la necesidad de orinar. A veces la cistitis cursa también con dolor lumbar, fiebre leve, sensación de cansancio y sangre en la orina, sobre todo si los riñones están afectados.

Pielonefritis La infección urinaria que se propaga a los riñones puede ser de carácter grave. Es necesario tratarla cuanto antes para evitar que produzca daños renales permanentes. Entre los síntomas que puede presentar el paciente con pielonefritis figuran dolor lumbar, dolor de la parte inferior del abdomen, fiebre, escalofríos, náuseas y vómito.

Tratamiento

Primero es necesario sentar el diagnóstico, lo que puede efectuarse mediante técnicas que comprenden el examen de la orina y el envío de una muestra al laboratorio para la identificación de la bacteria causante. En ciertos casos, los médicos necesitarán radiografías, ecografías y otros medios para diagnosticar la infección urinaria. Es probable que se empleen antibióticos para combatir la infección bacteriana.

Prevención

La práctica de medidas higiénicas puede prevenir la infección de las vías urinarias. Es muy importante tener bien limpias las zonas genital, urinaria y anal. La limpieza del ano independientemente de la abertura de salida de la vía urinaria es de suma importancia para evitar que la materia fecal contamine a la uretra, puesto que esto podría dar lugar a infección, sobre todo en las mujeres. Las infecciones de las vías urinarias se pueden transmitir también por vía sexual; el evitar prácticas arriesgadas en materia sexual reducirá las probabilidades de contraer una infección urinaria.

Fuentes

U.S. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, Office of Communications and Public Liaison, Bldg. 31,

Rm. 9A04, Center Dr., MSC 2560, Bethesda, MD 20892-2560

Telephone (301)435-8115

http://www.niddk.nih.gov/

U.S. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearing-house, 2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free (800)891-5389 Facsimile (301)907-8906

http://www.niddk.nih.gov/health/digest/nddic.htm

Leave a Reply