Piojos (pediculosis): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Los piojos son insectos diminutos que infestan el cuero cabelludo y otras partes del cuerpo, incluso la región púbica, y que se hospedan también en la vestimenta. Las picaduras de piojo pueden dar lugar a intensa picazón.

Un animalito poco popular

Los piojos son pequeños insectos que infestan las partes del cuerpo pobladas de pelo o que se localizan en la vestimenta. Los huevos del piojo se llaman liendres y las picaduras del piojo dan lugar a veces a intensa picazón. A juzgar por la opinión general, el piojo no es un animalito muy popular. En algunos idiomas, como el inglés, cuando se tiene un mal día, suele decirse que ha sido un “día de piojos;” cuando se estropea algún plan, que “se ha empiojado,” y cuando alguien critica alguna cosa minuciosamente, que “se dedica a buscar liendres.”

¿Qué es el piojo?

El nombre médico de la infestación por piojos es pediculosis. El piojo es un parásito que se alimenta de la sangre humana. Hay tres clases de piojos que se nutren de los seres humanos:

– Piojos de la cabeza (Pediculus humanus capitis). Suelen habitar en el cuero cabelludo.

– Piojos del cuerpo (Pediculus humanus corporis). Se les encuentra en la vestimenta, desde donde pasan a la piel en busca de alimento.

– Piojos del pubis (Phthiruspubis). Conocidos vulgarmente como ladillas, infestan la región púbica, en torno a los órganos genitales.

¿A quién y de qué manera afecta la pediculosis?

Los piojos son un problema muy común. Cualquiera puede infestarse de ellos, pues se transmiten fácilmente de una persona a otra. Los piojos de la cabeza se propagan por contacto cercano con una persona que ya los tiene. Se pueden difundir también al compartir con otros el uso de peines, cepillos, sombreros, gorros, almohadas, auriculares y cosas por el estilo. Los piojos de la cabeza son muy comunes en los niños y sus familiares. Se transmiten rápidamente entre los niños que van a la escuela o a los campamentos de verano. No siempre son señal de suciedad ni de falta de higiene.

Los piojos suelen transmitirse por contacto con la ropa de vestir o de cama. Por lo general, infestan a quienes viven hacinados y no se cambian ni lavan la ropa con gran frecuencia. Los piojos púbicos se transmiten más que nada por contacto físico íntimo entre zonas genitales, tal como sucede en las relaciones sexuales, por lo que la transmisión suele tener lugar entre personas sexualmente activas. En algunos casos, sin embargo, los piojos púbicos también se “pescan” de la ropa de cama o de vestir.

¿Qué síntomas se experimentan?

Los piojos de la cabeza no plantean serios problemas clínicos. Pero, eso sí, pueden ser muy molestos. Frecuentemente, el primer indicio es una picazón intensa en las partes del cuerpo donde el piojo ha picado. No obstante, es posible que la picazón tarde de 2 a 3 semanas en comenzar. Aunque resulte difícil contenerse, la persona que tiene piojos no debe rascarse, so pena de difundir los piojos a otras partes del cuerpo. Además, puede producir infecciones si las lesiones del rascado se contaminan con gérmenes. Otro indicio posible es la sensación de hormigueo o de algo que se mueve en el pelo.

Si bien los piojos son muy pequeños, se les puede observar a simple vista si se miran detenidamente. Las liendres o huevos del piojo son cuerpos minúsculos de forma oval, amarillos o blancos, adheridos a los cabellos cerca del cuero cabelludo. Se les puede confundir con la caspa o con gotitas de aerosol para el pelo. Las liendres tardan alrededor de 1 semana para transformarse en crías de piojo llamadas ninfas. Estas últimas

se convierten en piojos adultos en más o menos 7 días. Los piojos adultos tienen 6 patas y son aproximadamente del tamaño de una semilla de sésamo. Pueden vivir en el cuerpo humano hasta 1 mes.

Los piojos de la cabeza generalmente se encuentran en el cuero cabelludo. Se observan a veces en la nuca y en torno a las orejas. En algunos casos aparecen en las cejas y las pestañas. Los piojos corporales, por otra parte, son difíciles de ver porque penetran en la piel. Se ven mejor en las costuras de la ropa, de donde pasan a la piel en busca de alimento. Los piojos púbicos se encuentran en la piel y el vello alrededor de los órganos genitales.

Tratamiento

Los piojos se pueden identificar generalmente a simple vista. Si no están visibles, bastará encontrar sus liendres próximas al cuero cabelludo para deducir que la persona alberga piojos. El tratamiento incluye el uso de algún champú, junto con un enjuague en forma de crema o loción que contengan un pediculicida (matapiojos). Algunos de éstos se expenden sin receta, pero otros requieren prescripción médica. Los remedios caseros que no contengan pediculicida no siempre surten efecto.

Cuando se use un medicamento contra los piojos, deberán leerse y seguirse atentamente las instrucciones respectivas. Estos fármacos pueden ser perjudiciales si no se usan correctamente. Deben aplicarse bajo la vigilancia de un adulto, como sigue:

– Antes de comenzar el tratamiento, desnudar totalmente a la persona infestada.

– Aplicar el producto de conformidad con las instrucciones de uso.

– No debe utilizarse de antemano ningún enjuague o combinación de champú y acondicionador de uso normal.

– No volver a lavar la cabeza hasta un par de días después.

– Ponerse ropa limpia después del tratamiento.

Se venden en el comercio peines especiales para sacar las liendres que hayan podido quedar en el pelo. El medicamento contra los piojos tal vez tenga que aplicarse otra vez dentro de los 7 o 10 días siguientes para cerciorarse de que no haya quedado viva ninguna liendre. Si el tratamiento no surte efecto, se consultará al médico. No deben usarse cantidades adicionales del medicamento, ni mayor número de tratamientos, que los recomendados.

¿Qué más debe hacerse?

Con el fin de evitar la propagación de los piojos a otras personas, se tomarán las siguientes medidas al usar el champú matapiojos, junto con los enjuagues o cremas:

– Lavar a máquina y con agua caliente toda la ropa de vestir y de cama que la persona con piojos haya tocado en los dos días anteriores al tratamiento.

– Seguidamente, poner la ropa de vestir y de cama en la secadora, en ciclo caliente, durante por lo menos 20 minutos.

– Enviar a la tintorería toda la ropa que no pueda lavarse a máquina en la casa.

– Guárdese en una bolsa de plástico herméticamente cerrada, durante por lo menos 2 semanas, toda la ropa de vestir o de cama, así como cualquier animalito de peluche, que no se puedan lavar o enviar a la tintorería.

– Poner a remojar en alcohol para fricciones o en desinfectante Lysol, durante 1 hora, los peines y cepillos, o lavarlos bien con jabón y agua caliente.

– Pasar la aspiradora por suelos y muebles.

– Informar a la escuela sobre la presencia de piojos. Quedarse en casa hasta después de 24 horas del tratamiento, o durante todo el tiempo que así lo exijan las autoridades escolares.

– Verificar si otras personas han estado en contacto cercano con quien tenga piojos, para cerciorarse de que no se hayan infestado también.

– En el caso de una persona con piojos púbicos, deberá tratarse a toda persona con quien ésta haya tenido relaciones sexuales en el mes anterior al tratamiento.

¿Cómo se previene la infestación por piojos de la cabeza?

Siga estas instrucciones:

– Jamás use los peines ni cepillos de otra persona.

– Cuando tenga que dormir en casa ajena, llévese consigo el saco de dormir y la almohada.

– No trate de ponerse el sombrero o los auriculares de un amigo.

– Si le pica la cabeza, dígaselo en seguida a una persona adulta; no demore.

Fuentes

National Center for Infectious Diseases, 1600 Clifton Rd.,

Mailstop C-14, Atlanta, GA 30333 Toll-free (888)-232-3228 http://www.cdc.gov/ncidod

National Pediculosis Association, 50 Kearney Rd.,

Needham, MA, 02494 Telephone (781449-6487 Toll-Free (800)446-4NPA http://www.headlice.org

U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases, Bldg. 31, Rm. 7A-50, 31 Center Dr., MSC 2520, Bethesda, MD 20892-2520 Telephone (301)496-2263 http://www.niaid.nih.gov/default.htm

Leave a Reply