Pleuresía: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Es una inflamación de la membrana doble (de dos hojas) que envuelve los pulmones y tapiza la cavidad del tórax. Esta membrana se llama pleura.

¿Qué es la pleuresía?

En la pleuresía, la membrana doble que envuelve los pulmones y tapiza la cavidad del tórax se inflama, pudiéndose acumular en el espacio que hay entre sus dos hojas un exceso de líquidos. Cuando las personas que tienen pleuresía inhalan o tosen, la inflamación causa dolor, como resultado del roce entre las dos hojas de la pleura inflamada. Es un dolor agudo, como de puñalada, que comienza de repente. Hay una diversidad de causas de la pleuresía.

Síntomas

El dolor agudo, como de puñalada, al inhalar o al toser es el principal síntoma de pleuresía. Las personas que tienen pleuresía tienden a respirar con mayor frecuencia, con inhalaciones más breves, para evitar el dolor. Al final, estas breves respiraciones pueden abocar en neumonía.

¿Cuál es la causa de la pleuresía?

La pleuresía puede ser el resultado de una diversidad de causas. Se desarrolla a partir de infecciones, tales como la neumonía. También puede deberse a una lesión en un accidente o de una operación en el pecho. A veces, la pleuresía es una complicación de otra enfermedad, como el cáncer pulmonar o la artritis reumatoide. Otra posible causa es una lesión de la pleura producida por sustancias tóxicas como el asbesto. El resultado en todos estos casos es la inflamación de la pleura, que causa dolor cuando la persona tose o respira.

¿Diagnóstico

Los médicos suelen diagnosticar la pleuresía si oyen un “sonido de roce” cuando el paciente respira hondo. Se valen de varias pruebas de laboratorio para confirmar el diagnóstico, entre ellas la que consiste en extraer líquido del pecho para analizarlo. Para aliviar el dolor y la inflamación se recetan medicamentos. Sin embargo, la causa subyacente de la pleuresía, como la neumonía bacteriana o la tuberculosis, debe ser tratada.

Leave a Reply