Psoriasis: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Es una enfermedad cutánea de larga duración caracterizada por la aparición de zonaso manchas rojizas en la piel cubiertas por escamas plateadas.

¿Qué es la psoriasis?

Cuando el escritor estadounidense John Updike escribió un libro sobre su propia vida, titulado Conciencia de mí mismo (Self-Consciousness), dedicó un capítulo entero a describir su lucha personal contra una enfermedad de larga duración conocida por psoriasis. Updike tituló el capítulo: “En guerra con mi piel.” El nombre “psoriasis” proviene de la palabra griega para “comezón.” La enfermedad hace que partes de la piel se vuelvan rojizas, gruesas, se cubran de escamas plateadas y que piquen.

¿Cuál es la causa de la psoriasis?

Dos de cada 100 estadounidenses tienen psoriasis. En algunos casos, la enfermedad es tan leve que apenas se nota. En otros casos de gravedad llega a cubrir gran parte del cuerpo. Todavía se desconoce la causa de la psoriasis. Pero los científicos saben que la enfermedad no es contagiosa. En otras palabras, quien padece psoriasis no puede pasarle la enfermedad a otra persona.

Recientes investigaciones parecen indicar que la causa de la psoriasis se debe a un problema del sistema inmunitario en el que está involucrado un tipo de glóbulo blanco sanguíneo llamado célula T. Los investigadores científicos creen ahora que las personas con psoriasis tal vez tengan algún problema que obligue a su sistema inmunitario a producir demasiadas células T en la piel.

La persona con psoriasis se da cuenta de que hay momentos en que su piel empeora y luego mejora. Las épocas de empeoramiento, llamadas erupciones, podrían ser propiciadas por circunstancias tales como cambios de clima, infecciones, estrés, piel seca y algunos medicamentos. Las erupciones también se producen a raíz de haberse cortado, arañado, frotado o quemado la piel al sol. Las personas con parientes que padecen la enfermedad son más susceptibles de contraerla también. Los científicos estudian actualmente a familias enteras con psoriasis, con el fin de encontrar algún gen vinculado a esta enfermedad.

¿Qué aspecto tiene la psoriasis?

La psoriasis causa manchas rojizas más o menos grandes en la piel, recubiertas por escamas plateadas, por lo general en el cuero cabelludo, los

codos, las rodillas, la parte inferior de la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Estas manchas se llaman también “placas.” A veces pican o arden, y la piel se agrieta. Puede haber también afectación de las uñas de los dedos y de los pies, y zonas lisas en el interior de la boca y los órganos genitales. Una de cada 10 personas con psoriasis padece artritis psoriásica, afección que causa dolor, inflamación y rigidez en las articulaciones (el lugar donde se juntan los huesos).

Tratamiento

El médico identifica la psoriasis al examinar atentamente la piel, el cuero cabelludo y la uñas. Si el problema es, en efecto, psoriasis, seguramente probará varios tratamientos que podrían aliviar la piel durante un tiempo. El tratamiento que se escoja dependerá de la edad, salud y estilo de vida del enfermo y de la gravedad de la psoriasis. No sirve un tratamiento único para todo el mundo, pero la mayoría de las personas pueden recibir algún tipo de ayuda. Estos son algunos de los posibles tratamientos:

– Medicamentos que aplican a la piel. Algunas cremas, lociones, jabones, champús y productos para el baño creados especialmente para tratar la psoriasis son de posible utilidad. Otros productos para el baño y lociones desprenden las escamas y a alivian la picazón, pero por lo general no son suficientemente potentes para sanar la piel.

– Fototerapia. Muchas personas con psoriasis mejoran si reciben pequeñas cantidades de luz solar todos los días. Con el fin de controlar mejor la luz que llega a la piel, algunos médicos usan lámparas especiales de rayos ultravioleta, que forman parte de la luz solar. En algunos casos, la persona también toma un

medicamento que hace hace a la piel más sensible a la luz ultravioleta.

– Medicamentos de administración oral. Algunas personas que padecen de psoriasis grave toman medicamentos por vía oral o en forma de inyecciones.

Convivencia con la psoriasis

Muchas personas con psoriasis descubren que el mantener la piel humedecida les va bien. Por lo general hay lociones, aceites o vaselinas que son útiles con este fin. En el invierno, la calefacción reseca el aire interior de las casas, por lo que es consejable usar un humidificador, aparato que repone la humedad del aire. También es recomendable que las personas con psoriasis no utilicen jabones o sustancias químicas fuertes para lavarse. Además, deben protegerse la piel contra lesiones, no ponerse ropa demasiado apretada ni afeitarse con una navaja desafilada.

Fuentes

American Academy of Dermatology, PO Box 4014,

Schaumburg, IL, 60168-4014 Telephone (847)330-0230 Toll-Free (888)462-DERM http://www.aad.org

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases, Bldg. 31, 4C32D, Bethesda, MD 20892 Telephone (301)496-4353 http://www.niams.nih.gov/

Leave a Reply