Resfriado: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El resfriado es una infección vírica de corta duración que normalmente ocurre durante el invierno. Causa inflamación de los tejidos que tapizan el interior de la nariz, lo cual produce congestión y dificultad respiratoria, así como dolor de garganta, estornudos y secreciones nasales líquidas. Además de estos síntomas, los enfermos suelen sufrir dolores de cabeza y cansancio.

¿Qué es un virus?

Es el agente infeccioso más pequeño que existe. Su tamaño varía de la mitad a una centésima parte de la bacteria más pequeña. Los virus son

responsables de una amplia gama de enfermedades, desde resfriados comunes y verrugas hasta el sida, la varicela o la gripe.

¿Cuáles son los virus que causan el resfriado?

Hay 200 tipos de virus susceptibles de producir el resfriado común. Los más frecuentes pertenecen a dos grandes grupos: los rinovirus y los co-ronavirus.

¿Quién corre el riesgo de contraer un resfriado?

Hay personas que dicen no haberlo sufrido nunca, pero prácticamente todo el mundo corre el riesgo de resfriarse. Los niños que van a la guardería o a la escuela primaria son los que más resfriados contraen: algunos, hasta diez al año.

Esto ocurre porque los niños, dada su corta edad, y a diferencia de los mayores, no han tenido tantas ocasiones de estar expuestos al virus del resfriado y, por tanto, de adquirir inmunidad a los virus que lo causan. En el colegio, los niños están constantemente en contacto con otros niños y se transmiten los virus de unos a otros. Sin embargo, según van creciendo, se resfrían menos.

El adulto joven puede tener dos o tres resfriados al año. Los adultos de mayor edad suelen tener uno o ninguno.

La mayoría de la gente se resfría en los meses de invierno, entre otras razones porque se reúne en sitios cerrados cuya temperatura suele ser alta: la gente tiende a ir al cine, a fiestas y a centros comerciales cuando hace frío, y así es cómo transmite los virus del resfriado a las personas que tiene a su alrededor.

Vías de transmisión

Principalmente, hay tres vías de contagio por los virus del resfriado:

1. Cuando alguien estornuda o tose, expulsa al aire circundante gotitas que contienen partículas de virus. Las personas que están a su alrededor pueden inhalar estas gotitas e infectarse;

2. Cuando la persona resfriada se frota la nariz y a continuación le da la mano a alguien. El virus puede transmitirse si esa persona, a su vez, se frota los ojos o la nariz, o toca los alimentos que va a consumir. Esta forma de contagio recibe el nombre de “vía de contacto manual”;

3. Cuando una persona manipula objetos que han sido manipulados poco tiempo antes por otra resfriada, corre el riesgo de exposición a los virus. Por ejemplo, agarrar un libro que acaba de tener en sus manos alguien con resfriado, o jugar a las cartas con él puede dar lugar a contagio.

¿A qué partes del cuerpo afectan los virus del resfriado?

Afectan a los ojos y al tejido mucoso de la nariz y la garganta.. Estos últimos se inflaman la nariz se congestiona y la respiración se hace difícil, todo ello a causa de la infección.

Síntomas del resfriado

Otros síntomas son:

- sensación de cosquilleo en la garganta;

- estornudos;

- dolor de garganta;

- congestión o mucosidad nasal;

- lagrimeo;

- tos;

- dolores de cabeza;

- cansancio;

- febrícula, hasta de 38,3 °C (101 °F—Fahrenheit)

La gripe o influenza comparte muchos de los síntomas del resfriado común, pero en el caso de gripe la fiebre normalmente es más alta y los síntomas más notorios.

¿Qué complicaciones puede presentar el resfriado?

A veces, en vez de empezar a sentirse mejor tres o cuatro días después del inicio del resfriado, la persona puede ir a peor o desarrollar nuevos síntomas, como dolor de oídos, incremento de la tos acompañada de dolor de pecho y dolor agudo de garganta. Estos nuevos síntomas suelen ser el resultado de una infección bacteriana. Los senos paranasales y el

oído medio son también susceptibles de contraer infecciones bacterianas, que reciben el calificativo de secundarias.

Tratamiento

El resfriado tarda una semana en curarse espontáneamente. Si dura más, debe consultarse al médico, porque la infección puede haberse difundido más allá de lo normal para esta enfermedad. Si, como resultado del resfriado, se produce dolor en el pecho o en otros lugares como los oídos, existe la posibilidad de que haya también una infección bacteriana. A diferencia del resfriado, que no debe tratarse con antibióticos, la infección bacteriana sí puede hacer necesario el uso de antibióticos.

Antibióticos y resfriados

Hay gente que piensa que el uso de antibióticos en caso de resfriado acelera la recuperación y alivia sus desagradables síntomas. Sin embargo, los resfriados son causados por virus, y no por bacterias, y los antibióticos son eficaces contra las bacterias, no contra los virus.

El abuso de los antibióticos conduce a la aparición de bacterias resistentes a estos medicamentos. Estas bacterias son capaces de neutralizar el antibiótico o de seguir reproduciéndose en su presencia. Por ello, los antibióticos sólo deben usarse cuando el médico esté seguro de su eficacia y de que la infección se debe a una bacteria y no a un virus.

Medidas preventivas

Hay muchas creencias sobre la prevención de resfriados. Estas dos son las más comunes:

- Es posible prevenir los resfriados evitando lugares húmedos o fríos. Antiguamente, la gente pensaba que las corrientes que enfrían el cuerpo provocan resfriados. Pero Benjamin Franklin estaba en lo cierto: hace casi 200 años el científico y estadista estadounidense escribió que los resfriados provienen del contacto con otras personas, no del frío.

- Se puede prevenir el resfriado con una dosis alta de vitamina C. Hay mucha gente que cree que los suplementos vitamínicos evitan los resfriados, pero esto no se ha demostrado científicamente.

Sin embargo, sí hay medidas de sentido común como descansar, consumir gran cantidad de líquidos y seguir una dieta equilibrada. No se debe administrar aspirina a los niños con infecciones víricas, porque conlleva el riesgo de adquirir el síndrome de Reye (enfermedad potencialmente mortal que afecta al cerebro y al hígado).

Hay quienes recomiendan medicamentos de venta libre para la congestión nasal y la tos, pero este tipo de fármacos pueden tener efectos secundarios desagradables, como somnolencia o sequedad de boca. Se recurrirá a medicamentos contra la tos sólo cuando ésta nos impide dorRetraso mental

mir: por lo general, los medicamentos de venta libre no reducen la duración del resfriado, mientras que los efectos secundarios que producen son a veces peores que los propios síntomas del resfriado.

Fuentes

KidsHealth.org, c/o Nemours Foundation, PO Box 5720,

Jacksonville, FL 32247

Telephone (904)390-3600

Facsimile (904)390-3699

http://www.kidshealth.org/

Leave a Reply