Síndrome de cushing: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El síndrome de Cushing es una afección que aparece cuando el cuerpo se expone a altos niveles de la hormona cortisol (corticoesteroide endógeno). Entre sus síntomas figuran la debilidad, el exceso de grasa corporal y de pelo, y problemas emocionales.

¿Qué es el síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing es una afección endocrina u hormonal. Ocurre cuando el organismo se expone a altos niveles de cortisol durante largos periodos de tiempo.

La hormona cortisol y el sistema endocrino

El cortisol o hidrocortisona es una hormona esencial para la vida. Interviene en el mantenimiento de la tensión arterial y del sistema inmunu-tario y en el metabolismo de las proteínas, hidratos de carbono y grasas. Asimismo ayuda al cuerpo a reaccionar contra el estrés. Sin embargo, la presencia excesiva de cortisol tiene efectos negativos en el organismo. Normalmente, la producción de cortisol es rigurosamente controlada por la interacción de tres partes del sistema endocrino:

1. la parte del cerebro llamada hipotálamo segrega el llamado factor liberador de la corticotropina (CRF, sigla inglesa) o también corticoliberina.

2. el factor liberador de la cortitropina (CRF) estimula a una glándula adosada al cerebro, la hipófisis (glándula pituitaria), para que libere la hormona adrenocorticotropina (ACTH);

3. la hormona ACTH, a su vez, hace que las cápsulas suprarrenales produzcan cortisol y lo liberen a la circulación. Las cápsulas suprarrenales son dos glándulas localizadas justo encima de los riñones, en la cavidad abdominal.

Si algo falla en cualquiera de estas glándulas o en el sistema de comunicación entre ellas, el cuerpo produce demasiado cortisol.

Tumores Ciertos tumores, sean cancerosos o no, pueden provocar el síndrome de Cushing, como los tumores pituitarios no cancerosos que segregan ACTH. Los tumores de cualquier otro lugar (de los pulmones, por ejemplo) también pueden producir ACTH. Por último, los tumores de las cápsulas suprarrenales pueden causar la sobreproducción de corti-sol. El síndrome de Cushing no es hereditario en la mayoría de los casos, pero sí lo es la propensión a presentar tumores.

Terapias basadas en la cortisona El tratamiento con altas dosis de cortisona en casos de asma, artritis reumatoide, lupus eritematoso y otras enfermedades inflamatorias, es la causa más habitual del síndrome de Cushing.

Signos y síntomas

En 1932, el neurocirujano Harvey Williams Cushing (1869-1939) describió a ocho pacientes con síntomas de una enfermedad que más tarde se llamaría por su nombre, síndrome de Cushing. El Dr. Cushing señaló las consecuencias de un exceso de cortisol:

obesidad, especialmente en cara, cuello y parte superior del

cuerpo;

– estrias de tonalidad violeta asociadas al aumento de peso;

– piel delgada y frágil muy propensa a heridas;

– curación lenta de las heridas;

– debilidad de huesos (osteoporosis);

– cansancio y debilidad muscular;

– problemas con el metabolismo del azúcar, que pueden derivar en

diabetes;

– trastornos menstruales;

– crecimiento excesivo del vello;

hipertensión;

– irritabilidad y depresión.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico Cuando un médico trata a pacientes que presentan indicios de síndrome de Cushing les consulta sobre su historial clínico y efectúa un examen físico. Se utilizan análisis clínicos de sangre y de orina para medir los niveles de cortisol. Si estos son demasiado altos se llevan a cabo pruebas adicionales en busca de la causa, como tomografías computadas (TC) o resonancia magnética nuclear (RMN), que sirven para “ver” el interior del cuerpo y buscar tumores.

Tratamiento El tratamiento de los tumores depende del tipo que sean. Un tumor se puede extirpar quirúrgicamente o tratar mediante radioterapia y quimioterapia. En ocasiones, el síndrome de Cushing se

trata con medicamentos que inhiben la producción de cortisol. Si la enfermedad sobreviene como efecto secundario de un tratamiento hormonal, los médicos pueden alterar la dosis para minimizar tales efectos.

Alterar el suministro de hormonas y extirpar los tumores puede llevar a la recuperación completa, aunque en ocasiones los tumores vuelven a aparecer. El síndrome de Cushing es difícil de diagnosticar, así que la persona puede convivir con la enfermedad durante años antes de que le sea diagnosticada y tratada.

Fuentes

Cushing’s Support and Research Foundation, 65 E India Row,

Ste. 22-B, Boston, MA, 02110 Telephone (617)723-3674 http://www.csrf.net

Pituitary Tumor Network Association, PO Box 1958, Thousand Oaks, CA 91358

Telephone (805)499-9973 Facsimile (805)480-0633 http://www.pituitary.com/

U.S. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, Weight-Control Information Network, 1 Win Way,

Bethesda, MD 20892-3665 Telephone (202)828-1025 Toll-free 877-946-4627 Facsimile (202)828-1028

http://www.niddk.nih.gov/health/nutrit/winbro/winbro1.html

Leave a Reply