Sarna: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

La sarna es una infestación de la piel causada por ácaros que excavan y viven debajo de la epidermis (capa cutánea superior), causando picazón.

Recuerdos de unas vacaciones

Kelly volvió del campamento de verano con muchas anécdotas y un sarpullido rojo que le picaba mucho. La piel de las muñecas y muslos, y la de los espacios interdigitales (entre los dedos) estaba cubierta de bultitos como granos de acné, y la muchacha veía pequeños túneles en forma de S bajo la piel. El vecino de Kelly, que era dermatólogo (médico especialista de la piel) le echó una mirada y enseguida sospechó que se trataba de sarna. Kelly se avergonzó al enterarse. Se sintió sucia e impura, aunque se duchaba todos los días. El concepto de sí misma mejoró cuando su vecino le dijo que la sarna no discrimina, que afecta igualmente a viejos y jóvenes, varones y hembras, y lo mismo da que se duchen una vez a la semana o todos los días. Le dijo también que debía de haberse contagiado en el campamento, pero que era fácil de curar.

¿Cual es la causa la sarna?

La sarna es una enfermedad de la piel causada por ácaros que penetran en la piel. Los ácaros son animales de ocho patas emparentados con las arañas, los escorpiones y las garrapatas. El nombre científico del ácaro de la sarna es Sarcoptes scabiei. Sus parientes producen la sarna perruna, inflamación cutánea que causa la pérdida de pelo en perros, cerdos, caballos y vacas.

La sarna es una afección común de la piel. Es contagiosa, es decir, pasa fácilmente de una persona a otra. Los brotes de sarna, en los cuales muchas personas se contagian al mismo tiempo, pueden darse en las clínicas de salud pública, en los centros de cuidado infantil y en las residencias para estudiantes. Los ácaros que causan la sarna no pueden vivir mucho tiempo alejados del cuerpo. Se transmiten mediante el contacto con la piel de otra persona, o por medio de la ropa de vestir o de cama usada recientemente por una persona afectada. Kelly se había contagiado de alguien en el campamento, tal vez al usar una toalla prestada.

Al principio del contagio por el ácaro, las hembras repletas de huevos excavan túneles debajo de la piel y allí desovan. Si nunca se ha tenido sarna, los síntomas tardan 2 a 6 semanas en manifestarse. Estos síntomas suelen se picazón y sarpullido, o sea una reacción contra los ácaros. Las personas que ya han tenido sarna reaccionan en cuestión de días.

Diagnóstico y tratamiento

El vecino de Kelly, el dermatólogo, sospechó que se trataba de sarna debido a la intensa picazón en la zona del sarpullido y al aspecto del mismo. Para asegurarse, raspó la piel entre los dedos de la muchacha. Luego puso las raspaduras en un portaobjeto (vidrio) de microscopio, y cuando las observó con gran aumento vio varios ácaros y huevos. Generalmente, se recetan fármacos denominados escabicidas, tales como la permetrina

y el lindano, para matar los ácaros de la sarna y los huevos que depositan. Dado que la sarna es tan contagiosa, el vecino de Kelly aconsejó que toda la familia se bañara de la chica y se pusiera una loción escabi-cida por todo el cuerpo, desde el mentón hasta los dedos de los pies, y que lavaran en agua muy caliente la ropa de vestir y de cama que hubieran utilizado recientemente. El dermatólogo también le dio a Kelly un ungüento antibiótico, porque ella tenía algunas infecciones de la piel causadas por rascarse. Cuatro semanas más tarde, la piel de Kelly estaba normal de nuevo.

Fuentes

U.S. Centers for Disease Control and Prevention,

1600 Clifton Rd., Atlanta, GA 30333

Telephone (404)639-3534

Telephone (404)639-3311

Toll-free (800)311-3435

Information Hotline (888)-232-3228

TTY (404)639-3312

http://www.cdc.gov/

Leave a Reply