Soplo cardíaco: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

El soplo cardíaco es un ruido sobreañadido a los latidos del corazón y originado por la turbulencia del flujo sanguíneo a su paso por este órgano. La mayoría de los soplos cardíacos son de naturaleza inocente, es decir, no dan lugar a dificultades y pueden desaparecer con la edad. No obstante, algunos soplos exigen atención médica por ser señal de problemas localizados en las paredes, túnica interna y válvulas del corazón, o bien signo de otras enfermedades o trastornos.

El bebé de Jill se sacudió sobresaltado al colocarle el médico el estetoscopio sobre el pecho para auscultarlo. Jill se sonrió, conocedora de la sensación de frío que ese aparato produce al contacto directo con la piel. Pero empezó a preocuparse cuando el médico la informó de que había oído un soplo cardíaco. Los ruidos normales que constituyen el latido del corazón suelen describirse como un “lob” seguido de breve pausa y luego de un “dob.” Pero el médico había oído otro ruido, apenas perceptible, como el que emite el agua corriente al pasar rápidamente por una tubería.

¿Es siempre un problema el soplo cardíaco?

El soplo cardíaco puede producirse a medida que el corazón se llena de sangre o bien cuando se contrae para impulsar la sangre a todo el resto del cuerpo. A veces el soplo puede deberse a un defecto de las paredes del corazón o de sus válvulas, pero con gran frecuencia los médicos se encuentran con los llamados soplos inocentes, que no exigen atención especial. Estos soplos inocentes son comunes en los lactantes y en los niños de corta edad, tienden a desaparecer cuando el niño se hace mayor y no son señal de enfermedad cardíaca. Por fortuna, el bebé de Jill tenía un soplo inocente.

De otra parte, los soplos cardíacos también pueden deberse al mal funcionamiento de una o más de las cuatro válvulas del corazón. A veces las válvulas no cierran bien, con lo que se crea un reflujo anormal de sangre de una cavidad del corazón a otra; otras veces las válvulas no se abren del todo, lo que hace que el flujo de sangre sufra una aceleración indebida al pasar por el orificio valvular parcialmente ocluido. Por último, el soplo puede deberse a un orificio o “comunicación” anormal, generalmente localizada en el tabique que separa el lado izquierdo del corazón del lado derecho.

Hay quienes nacen con defectos valvulares u orificios de comunicación que ocasionan soplos cardíacos. A veces los soplos se deben a episodios de endocarditis o de fiebre reumática, infecciones éstas capaces de dañar las válvulas. La anemia y otros trastornos clínicos también dan lugar a soplos, incluso cuando las válvulas están en perfectas condiciones.

¿Qué oye el médico y qué hace después?

Diagnóstico El médico ausculta al paciente como parte del examen físico, entre otras cosas para detectar la presencia de soplos. Ciertos defectos causan determinados ruidos, que facilitan el diagnóstico. Por ejemplo, si una de las válvulas entre las cavidades superior e inferior del lado izquierdo del corazón no cierra bien, el médico oirá probablemente un soplo característico que le ayudará a diagnosticar la causa.

Para examinar el corazón y determinar el origen del soplo, se utiliza también el ecocardiógrafo, aparato que se vale de ondas ultrasonoras para crear y visualizar en una pantalla electrónica la imagen del corazón. Es muy parecido al ecógrafo que genera imágenes del feto observadas en plena gestación.

Tratamiento Si el soplo es inocente, no se necesita hacer nada especial. El niño seguirá participando en los mismos deportes, comiendo las mismas cosas y haciendo todo cuanto hacen sus condiscípulos.

Los soplos indicadores de enfermedades valvulares tal vez exijan tratamiento medicamentoso o quirúrgico. Las intervenciones quirúrgicas entrañan el reemplazo de válvulas o el cierre de orificios anormales. Si bien es importante descubrir y tratar los soplos ocasionados por anomalías valvulares u otros cuadros clínicos, la mayor parte de los soplos detectados durante la niñez y la adolescencia son inocentes.

Fuentes

American Heart Association, 7272 Greenville Ave.,

Dallas, TX, 75231-4596 Telephone (301)223-2307 Toll-Free (800)242-8721 http://www.americanheart.org

U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute, Bldg. 31, Rm. 5A52,

31 Center Drive, MSC 2486, Bethesda, MD 20892

Telephone (301)592-8573

Facsimile (301)592-8563

TTY (240)629-3255

http://www.nhlbi.nih.gov/

Leave a Reply