Trastornos cutáneos (impétigo, dermatitis, sarpullido, caspa, manchas de nacimiento, zumaque venenoso, eczema, hiedra venenosa): tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Las afecciones cutáneas incluyen varios tipos de sarpullidos o erupciones, enfermedades, infecciones, lesiones, tumores y cánceres que afectan a la piel.

Si tiene tres hojas, no la toques

A Alison le encantaba dar largas caminatas por los bosques en verano, pero en cierta ocasión le salió un sarpullido lineal, dos días después de un largo paseo. Al principio, tenía la piel enrojecida e inflamada en determinados lugares. Pronto, sin embargo, se le formaron ampollitas que comenzaron a picar intensamente. Era una erupcion causada por la hiedra venenosa. Su madre le aconsejó que no se rascara, porque las uñas tal vez fueran portadoras de gérmenes que podían causarle una infección. A los pocos días, las ampollas comenzaron a cicatrizar. El sarpullido tardó 10 días en curarse completamente. Desde aquella ocasión Alison toma precauciones y se pone camisa de manga larga y pantalón tambien largo cuando sale a caminar al bosque y procura no entrar en contacto con la hiedra venenosa que reconoce por sus características ramitas de tres hojas.

¿Para qué sirve la piel?

La piel es el órgano más visible del cuerpo y el de superficie más extensa. Es también uno de los más complejos, porque tiene muchas funcines que

desempeñar. El principal cometido de la piel es proteger el interior del cuerpo del mundo exterior. Funciona como un escudo contra el sol, el viento, el calor, el frío, la sequedad, la contaminación y el humo del cigarrillo. Todas estas cosas pueden lastimar la piel con el correr del tiempo. Además, la piel entra en contacto con gérmenes y protege al cuerpo contra ellos, así como contra los alérgenos, que son sustancias que causan reacciones alérgicas, y contra los irritantes, que son sustancias químicas cáusticas capaces de dañar la piel. Igualmente, las terminaciones nerviosas especializadas de la piel alertan al cerebro del calor, el frío y el dolor.

¿Qué puede funcionar mal?

No es sorprendente que muchas cosas no funcionen bien en un órgano tan grande y complicado. Los alérgenos y las sustancias irritantes pueden causar erupciones o sarpullidos. Se emplea el término general de dermatitis para la piel enrojecida e inflamada por una diversidad de causas.

También puede haber disfunciones de la piel. Por ejemplo, a veces se produce una excesiva secreción sebacea, que provoca el acné. Si la piel produce demasiadas células nuevas, el resultado puede ser una psoriasis. Si la piel produce demasiada o insuficiente cantidad de pigmento, puede dar lugar a manchas cutáneas anormalmente claras (hipopigmentación) o anormalmente oscuras (hiperpigmentación).

La piel también puede verse afectada por lesiones, como una quemadura solar, o por infecciones víricas, como las lesiones producidas por el herpes labial. Otras infecciones son de origen bacteriano o fúngico. Además, pueden afectarla también los tumores no cancerosos, como las marcas de nacimiento, o los cánceres.

¿Cuáles son algunos de los problemas más comunes de la piel?

He aquí algunos de los problemas más comunes que atienden los dermatólogos, es decir, los médicos que se especializan en el tratamiento de los trastornos de la piel:

– Acné: granos en la cara, puntos negros, puntos blancos y nódulos profundos. Casi todos los adolescentes, y algunos adultos, tienen al menos un poco de acné, que se produce por la excesiva secreción sebácea y la rápida eliminación de células muertas. Las bacterias también desempeñan un papel importante en el acné.

– Arrugas: señal común y corriente del envejecimiento de la piel. La principal causa de las arrugas es la excesiva exposición a la luz solar a lo largo de la vida. El humo de del cigarrillo también desempeña un papel importante en este proceso.

Cáncer de piel: el más común de todos los tipos de cáncer. Incluye a varias excrecencias celulares de la piel. Cerca 700 000 estadounidenses contraen cáncer de piel al año. La principal causa son los rayos nocivos del sol.

– Caspa: descamación del cuero cabelludo. Un poco de descamación es parte normal del proceso periódico de eliminación de las células de la capa externa de la piel. Si la descamación se vuelve obvia en el pelo o ensucia la ropa, se denomina caspa. Si el cuero cabelludo está enrojecido o si las escamas son grandes o aparecen en otras partes del cuerpo, tal vez sea otro el problema.

– Dermatitis atópica, o eccema: sarpullido rojo que causa picazón. Suele tener antecedentes familiares y se asocia a las alergias. En los bebés produce, por lo general en la cara, manchas con costra, que pican y supuran. En los niños mayores, las manchas son más bien secas, y la parte afectada de la piel se escama y engruesa. En los adolescentes, las manchas aparecen generalmente en la cara anterior del codo, en la cara posterior de las rodillas, en los tobillos, las muñecas, la cara, el cuello y la parte superior del pecho.

– Dermatitis de contacto: sarpullido rojizo pruriginoso (que causa picazón) que se produce por contacto con un alérgeno o con cualquier otra cosa que afecte a una piel sensible. Entre estos alérgenos figura la hiedra venenosa, el níquel, el látex y productos para el cuidado de la piel.

– Dermatitis irritativa: sarpullido rojizo que causa picazón.

Ocurre cuando la piel entra en contacto con ciertas sustancias químicas. Son ejemplos de irritantes los jabones fuertes, los detergentes y las sustancias químicas industriales.

– Dermatitis seborreica: enfermedad muy común que provoca enrojecimiento de la piel y causa la aparición de escamas de de aspecto grasoso, principalmente en el cuero cabelludo, a ambos lados de la nariz, entre las cejas, en los párpados, detrás de las orejas o en el pecho. Cuando afecta a los bebés, esta enfermedad se llama costra láctea. Suele aparecer en los adultos que tienen el pelo y la piel grasos y puede afectar también a quienes tienen acne o psoriasis.

Herpes labial: infección causada por el Herpesvirus simplex, que produce irritación de la piel y una tipica erupción de vesículas. Las lesiones aparecen alrededor de la boca o la nariz. Algunas son apenas discernibles, pero otras producen dolor. El herpes labial afecta comúnmente a los niños y se contagia fácilmente de una persona a otra al besarse o al compartir platos o toallas.

– Herpes zóster: erupción cutánea debida al mismo virus que causa la varicela. Comienza con dolor o sensación de hormigueo en un lado del cuerpo o de la cara, seguidos de una erupción rojiza con pequeñas vesículas. Una vez que se ha tenido varicela, el virus puede permanecer inactivo en las células nerviosas y reaparecer años después en forma de herpes zóster. El ataque de herpes zóster puede durar varias semanas.

– Hiedra venenosa: produce una dermatitis de contacto cuando la persona con piel sensible entra en contacto con una sustancia contenida en la savia esta planta. El llamado roble venenoso y el zumaque venenoso también pueden tener el mismo efecto. Las consecuencias son un sarpullido desparejo, con enrojecimiento e hinchazón, seguido de ampollas y picazón. Cerca del 85 por ciento de las personas son susceptibles a a la hiedra venenosa.

– Lunares: excrecencias celulares que pueden aparecer en cualquier parte de la piel, aisladas o en grupos. Suelen ser de color marrón y tener diversas formas o tamaños. Todas las personas tienen al menos unos pocos lunares, y algunas personas tienen hasta 40 o más. La mayoría de los lunares no son cancerosos, pero algunos se transforman en una forma muy grave de cáncer de piel llamada melanoma maligno.

– Manchas de nacimiento: son manchas que aparecen en la piel antes o poco después de nacer. Diversas manchas de nacimiento comunes se deben al crecimiento excesivo de los vasos sanguíneos. Suelen ser indoloras.

– Pie de atleta: llamada también tiña del pie, es una infección por hongos que provoca enrojecimiento de la piel y hace que el pie se

agriete, descame e incluso se ampolle. La combinación de pies sudados y zapatos apretados es ideal para el crecimiento de los hongos. Estos hongos se dan con mayor frecuencia en el adolescente y el adulto.

– Psoriasis: enfermedad de la piel de larga duración. Se produce cuando existe un exceso de células nuevas, lo que provoca la aparición de manchas rojizas y el engrosamiento de la piel, que se cubre de escamas plateadas. De 4 a 5 millones de estadounidenses padecen psoriasis. A veces se debe a un problema del sistema inmunitario, cuya fución normal es combatir a los gérmenes y otros invasores extraños.

Quemaduras de sol: son la consecuencia inmediata de tomar demasiado sol sin protección. La piel sufre lesiones, exactamente igual que si se hubiera quemado al fuego, enrojece y duele. Si la quemadura de sol es intensa suelen formarse ampollas. Las consecuencias a largo plazo de las quemaduras de sol pueden ser arrugas, bultos, manchas o cáncer de piel.

– Ronchas: hinchazones de la piel, de color rojizo pálido, que aparecen en grupos. Las ronchas suelen picar, pero también pueden arder o aguijonear. Se producen cuando el cuerpo libera una sustancia química llamada histamina como parte de una reacción a cosas tales como comidas, medicamentos, picaduras de insectos, infecciones, frío, o por rascarse la piel.

– Rosácea: enfermedad de la piel que produce enrojecimiento e hinchazón en la cara y que a veces se extiende gradualmente a las mejillas y al mentón. Alrededor de la zona enrojecida pueden aparecer diminutos granitos o pequeños vasos sanguíneos. Los adultos de piel muy blanca, especialmente las mujeres, son más propensos a esta enfermedad.

Tiña: infección causada por hongos. Son características de la tiña las manchas anulares (en forma de anillo) rojizas, que causan picazón y pueden formar escamas o ampollas. Generalmente afecta a los pies, el cuero cabelludo, el tronco, las uñas y las ingles.

Verrugas: bultitos duros en la piel o en las mucosas internas del cuerpo, causados por un virus. La mayoría son elevadas, ásperas y del color de la piel, pero algunas son oscuras, planas o lisas.

Las verrugas aparecen en los dedos, manos, brazos y pies. Algunas surgen en los órganos genitales y pueden contagiarse durante el acto sexual.

– Vitíligo : es una enfermedad que produce manchas blancas en la piel, por pérdida del pigmento cutáneo (melanina). Afecta al 1 o

2 por ciento de las personas. Aunque el vitíligo se da en todas las razas, se nota particularmente en las personas de piel oscura.

Diagnóstico

Casi todo el mundo tiene un problema cutáneo en algún momento de su vida. Tales problemas pueden afectar a cualquiera, desde el bebé al adulto más viejo. El dermatólogo identifica muchos problemas de la piel con sólo observarla detenidamente. Además hace preguntas acerca de los síntomas presentes, las enfermedades pasadas y los antecedentes clínicos de la familia.

En algunos casos, el médico quizás tenga que hacer una biopsia, que consiste en extraer una pequeña muestra de piel para analizarla al microscopio. Si se sospecha que hay una infección fúngica, raspará u ob-tendra de otra manera muestras de la piel, que también se analizarán en un laboratorio para confirmar o excluir la presencia del hongo. Otra forma de averiguar si hay infección causada por bacterias u hongos es con un cultivo, que consiste en sacar una muestra del tejido afectado por la posible infección y colocarla en un medio o sustancia nutritiva, para ver que tipo de bacteria u hongo crece en ella.

Si se sospecha dermatitis de contacto o alérgica, el médico hará pro-blablemente la llamada prueba de cutirreacción para ver qué tipo de alérgenos son los culpables. Para esta prueba se ponen diminutas cantidades de diferentes sustancias en la piel previamente escarificada, que se tapa con un parche. A los dos días se examina la piel para ver cuáles son los alérgenos que han causado reacción.

Tratamiento

– Medicamentoso: Muchas de las medicinas que se usan para

tratar las afecciones leves de la piel se venden sin receta en forma de cremas, lociones, geles, almohadillas y champús. Las medicinas más fuertes, que actúan sobre la piel, se toman por

vía oral o se dan en forma de inyección. Se pueden conseguir solamente de un médico o mediante receta de éste.

– Quirúrgico: Los médicos utilizan diversas intervenciones quirúrgicas para extraer o eliminar los tejidos cutáneos anormales. Se llama resección o extirpación la intervención que consiste en eliminar la excrecencia cutánea por medio del bisturí u otro utensilio cortante. Criocirugía quiere decir que se destruye la lesión cutánea por congelación con un medio helado, tal como el nitrógeno líquido. La electrocirugía destruye la lesión quemándola (cauterizándola) con electricidad. La cirugía con láser destruye el tejido de la piel valiéndose de un rayo láser (rayo de luz muy fino e intenso). La cirugía se usa para cosas tales como verrugas, cánceres de piel, lunares y marcas de nacimiento.

– Fototerapia: Los médicos tratan ciertos problemas de la piel con lámparas que proyectan rayos ultravioleta. En algunos casos, la persona también toma un fármaco que hace a la piel más sensible a la luz ultravioleta. Esta terapia se usa en casos tales como los de psoriasis o vitíligo.

El cuidado de la piel

Las siguientes sugerencias pemiten mantener la piel en óptimas condiciones:

– Proteja la piel contra los rayos nocivos del sol. Evite los rayos solares al mediodía, cúbrase con ropa y use una buena loción protectora con un nivel de filtración de 15 o más alto.

– Lávese la cara suavemente con agua tibia, un jabón suave y una toallita o esponja, para eliminar las células muertas.

– Tome baños cortos con agua caliente para no resecar la piel. Use sólo la cantidad necesaria de jabón en la cara, las axilas, los órganos genitales, las manos y los pies.

– Séquese la piel después de bañarse escurriendo levemente el agua con las manos o absorbiéndola con una toalla.

Fuentes

AcneNet, c/o American Academy of Dermatology,

930 E Woodfield Rd., Schaumburg, IL 60173 Telephone (847)330-8230 Facsimile (847)330-0050 http://www.aad.org

American Academy of Dermatology, PO Box 4014,

Schaumburg, IL, 60168-4014 Telephone (847)330-0230 Toll-Free (888)462-DERM http://www.aad.org

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases, Bldg. 31, 4C32D, Bethesda, MD 20892 Telephone (301)496-4353 http://www.niams.nih.gov/

Leave a Reply