Úlcera péptica (úlcera gastroduodenal, : tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Llamada también úlcera gastroduodenal y, más coloquialmente, úlcera de estómago, es una llaga que se forma en la túnica interna del estómago o del duodeno, (la primera parte del intestino delgado). Con frecuencia, las úlceras pépticas son el resultado de una infección por la bacteria Heli-cobacter pylori.

Como para darles una úlcera

A principios del siglo XX, se creía que las úlceras pépticas eran producidas por la tensión emocional o las comidas picantes. Por consiguiente, el tratamiento para las personas era reposo en cama y una dieta sin condimentos fuertes, pero la gente a menudo no mejoraba. Más tarde, en el mismo siglo, se pensó que la enfermedad era causada por un exceso de ácido gástrico. Se trataba a la gente con medicamentos que contrarrestaban el ácido o bloqueaban su producción, lo cual hacía que las personas se sintieran mejor por un corto tiempo. Las úlceras y el dolor que causaban, sin embargo, con frecuencia volvían a aparecer.

Posteriormente, en 1982, los médicos australianos Robin Warren y Barry Marshall fueron los primeros en descubrir un vínculo entre las úlceras y la bacteria conocida como Helicobacter pylori. Hoy en día los médicos saben que el 90 por ciento de las úlceras son causadas principalmente por H. pylori, pero el público ha aceptado esta idea con lentitud. De hecho, una investigación realizada en 1995 por la American Digestive Health Foundation (ADHF, Fundación estadounidense para la salud digestiva) halló que casi el 90 por ciento de los estadounidenses con úlcera todavía creen que son producidas por la angustia o las preocupaciones. Un porcentaje similar desconocía por completo la existencia de H. pylori. Pero, como indica el ADHF, las úlceras no son causadas por un jefe, a menos que el jefe sea una bacteria.

¿Qué son las úlceras pépticas?

Una úlcera péptica es una llaga que se forma en el recubrimiento interno del estómago o del duodeno (primera parte del intestino delgado). Esta enfermedad eomún afecta a personas de ambos sexos y de todas las edades. Actualmente, casi 25 millones de estadounidensses tienen úlcera péptica, y se diagnostican entre 500 000 y 850 000 nuevos casos de esta enfermedad cada año.

¿Cuál es la causa de las úlceras pépticas?

Los médicos ahora saben que la mayoría de las úlceras pépticas son producidas principalmente por una infección por la bacteria H. pylori, que vive en la mucosa del estómago. En los Estados Unidos, alrededor del 20 por ciento de las personas menores de 40 años y la mitad de las mayores de 60 años están infectadas por la H. pylori. La mayoría de ellas, sin embargo, no llegan a manifestar úlceras. Los médicos aún no saben por qué una persona presenta úlceras y otra no. Tampoco están seguros de cómo una persona se infecta por H. pylori, aunque podría ser mediante el agua o la comida. La bacteria también se podría transmitir por contacto directo, como al besar.

Normalmente, el estómago produce ácido como parte del proceso digestivo. La sensible superficie interna del estómago y del duodeno está protegida de este ácido por una capa mucosa. La bacteria H. pylori causa úlceras por debilitamiento de esta capa, que deja entrar el ácido y produce agujeros en el recubrimiento que hay debajo de ella.

Alrededor del 10 por ciento de las úlceras son producidas por otra causa diferente de H. pylori. Muchas de ellas son el resultado del uso a largo plazo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que son calmantes para el dolor tales como la aspirina y el ibuprofeno.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos interfieren con la capacidad del estómago de protegerse a sí mismo contra el ácido. Unas pocas úlceras son causadas por cáncer del estómago o del páncreas (glándula próxima al estómago).

Sintomas

El síntoma más común de la úlcera péptica es un dolor lacerante o ardiente en el estómago. Este dolor va y viene a lo largo de un periodo de días o semanas. Puede aparecer unas dos o tres horas después de comer. También se produce en la mitad de la noche, cuando el estómago está vacío. Comer algo ayuda a aliviar el dolor. Otros posibles síntomas incluyen: pérdida de peso, poco apetito, inflamación del estómago, eructos, náusea y vómitos.

Si no se tratan, las úlceras pueden derivar en problemas más graves. En algunos casos, la úlcera atraviesa totalmente el recubrimiento interno del estómago o del duodeno. En otros casos, la úlcera o el ácido rompen un vaso sanguíneo y causan un derrame de sangre. En otros casos más, la úlcera bloquea el trayecto de la comida que trata de salir del estómago. Es importante obtener ayuda médica inmediata cuando se presentan los siguientes síntomas, que pueden indicar una úlcera péptica o algún otro problema grave:

– dolor agudo, repentino o persistente en el estómago;

– heces fecales negras o con sangre;

– vómito sanguinolento o que se parece al café molido.

Diagnóstico

Para ver si una persona tiene úlcera, el médico puede tomarle una radiografía baritada (con bario, para mayor contraste) o practicar una en-doscopia. Para realizar radiografía baritada, la persona bebe un líquido calcáreo que hace que el estómago, el duodeno y cualquier úlcera presente destaquen claramente en la radiografía. En la endoscopia, se le da a la persona un medicamento relajante y luego se le introduce por la boca un tubo delgado e iluminado, a través de la garganta, hasta el estómago y el duodeno. Este tubo tiene una diminuta cámara en su extremo que permite al médico observar el interior de estos órganos.

Para determinar si es la causa de la úlcera es la bacteria H. pylori, el médico puede hacerle a la persona una análisis de sangre, para ver si tiene infección. Como primera opoción, el médico puede hacerle al paciente una prueba de aliento, para la cual la persona bebe una solución inocua que contiene un átomo especial de carbono. Si la bacteria H. pylori está presente, libera el carbono. El aliento de la persona se examina seguidamente para ver si contiene el carbono. Como segunda opción, el médico puede sacar una pequeña muestra de tejido mientras hace la endoscopia. El tejido se extrae a través del delgado tubo visualizador. Después, se examina el tejido en busca de indicios de infección.

Tratamiento

A las personas que tienen úlceras causadas por H. pylori se las trata con antibióticos (medicamentos que combaten a las bacterias). El tratamiento más común consiste en tomar antibióticos durante una o dos semanas, conjuntamente con un medicamento que reduce la cantidad de ácido en el estómago. Para asegurarse de que todas las bacterias H. pylori han sido eliminadas, el médico puede hacer otra endoscopia u otra prueba de aliento 6 ó 12 meses más tarde para confirmar que ya no hay rastro de la bacteria. Cuando los antibióticos han destruido a todas las bacterias, la probabilidad de que la úlcera se cure completamente es excelente.

Medidas preventivas

Nadie sabe exactamente cómo se propaga la bacteria H. pylori, por lo que es difícil prevenir las úlceras. A modo de precaución general, sin embargo, las personas deben lavarse las manos con esmero después de usar el baño o antes de comer. También deben comer alimentos bien cocinados y beber agua limpia y libre de riesgos para la salud.

Fuentes

American Digestive Health Foundation, 7910 Woodmont Ave.,

Ste. 610, Bethesda, MD 20814 Telephone (301)222-4002 Facsimile (301)222-4010 http://www.fdhn.org

U.S. National Digestive Diseases Information Clearinghouse,

2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free (800)891-5389 Facsimile (301)907-8906

http://www.niddk.nih.gov/health/digest/nddic.htm

U.S. Centers for Disease Control and Prevention, 1600 Clifton Rd.,

Atlanta, GA 30333

Telephone (404)639-3534

Telephone (404)639-3311

Toll-free (800)311-3435

Information Hotline (888)-232-3228

H. pylori infection and Ulcers (888)-MY-ULCER (English & Spanish)

TTY (404)639-3312

http://www.cdc.gov/

Leave a Reply