Uretritis inespecífica: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Se trata de una inflamación de la uretra, causada por una infección indeterminada. La uretra es el tubo o conducto que lleva la orina de la vejiga al exterior.

¿Qué es la uretritis inespecífica?

Es una infección frecuente de las vías urinarias. Se la conoce también con el nombre de uretritis no gonocócica, lo que simplemente quiere decir que no se debe al gonococo, bacteria causante de la gonorrea, infección que se transmite por contacto sexual. Sin embargo, la uretritis inespecífica también se considera enfermedad de transmisión sexual. Es transmitida por una serie de microorganismos, entre ellos las Chamydia, las levaduras, el herpesvirus y ciertas bacterias intestinales. No obstante estar clasificada como enfermedad de transmisión sexual, la uretritis ines-pecífica no siempre se transmite por contacto sexual. Por ejemplo, puede ser causada por una infección por bacterias intestinales que entran en la uretra procedentes de la piel en torno al ano o bien por la introducción de algún objeto en la uretra. La uretritis inespecífica es más común en las mujeres que en los varones, pero en ambos sexos puede darse a todas las edades.

¿Cuáles son los síntomas de la uretritis inespecífica?

Un síntoma frecuente es la sensación de ardor o de quemazón durante la micción (al orinar). A veces hay también un leve exudado, normalmente de color claro, presente, por lo general, sólo en la mañana, antes de orinar.

Los signos y síntomas de esta enfermedad suelen aparecer a las dos o tres semanas de la infección. En ocasiones, y especialmente en la mujer, los síntomas son muy leves o totalmente ausentes.

Diagnóstico y Tratamiento

La identificación de la uretritis inespecífica se logra mediante pruebas de laboratorio de muestras de orina y de exudado. Sin embargo, en muchos casos no se puede determinar la causa.

La enfermedad suele tratar con antibióticos. Es de suma importancia que el paciente termine totalmente la medicación recetada por el médico. De lo contrario, no habrá seguridad de que se hayan destruido los microorganismos infectantes y existirá la posibilidad de una recaída.

Por lo general, el tratamiento dura de dos a tres semanas, durante las cuales deben evitarse las relaciones sexuales a fin de impedir la propagación de la enfermedad. Las recaídas son bastante comunes y es necesario que el paciente acuda a las visitas de seguimiento con el médico, hasta confirmar que está curado de la infección.

Complicaciones posibles

A veces, el tratamiento no surte efecto, sobre todo si no se llega a determinar la causa. Entre las complicaciones posibles figuran la uretritis crónica y la cistitis, o infección de la vejiga, que incluso puede propagarse a los riñones.

Prevención

Una de las medidas preventivas que reducen la probabilidad de contraer la uretritis inespecífica es el bañarse con frecuencia, debiéndose prestar especial atención a la región genital. Se evitarán los baños de burbujas, por cuanto pueden resultar irritantes para la uretra.

En lo que se refiere a la posibilidad de transmisión sexual, lo único eficaz, como en toda enfermedad de este índole, es la abstinencia. En general, el riesgo de uretritis inespecífica se reduce también con limitar el número de compañeros o compañeras sexuales. Y el uso del condón contribuye a reducir la propagación de la enfermedad.

La uretritis inespecífica y otras infecciones urinarias no son contagiosas en las personas que no tienen una vida sexual activa.

Fuentes

KidsHealth.org, c/o Nemours Foundation, PO Box 5720,

Jacksonville, FL 32247 Telephone (904)390-3600 Facsimile (904)390-3699 http://www.kidshealth.org/

Wardenburg Health Center, c/o University of Colorado at Boulder,

119 UCB, Boulder, CO 80309-0119 Telephone (303)492-5101 http://www.colorado.edu/healthcenter/

Leave a Reply