Vitiligo: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Trastorno que causa la producción de placas blancas en la piel como consecuencia de la pérdida del pigmento contenido en las células y tejidos del cuerpo humano.

¿Qué es el vitiligo?

Veamos primero qué son los melanocitos. Son células especiales de la piel, productoras del pigmento que da color a ésta, al cabello, a los ojos

y a los revestimientos orgánicos. Si estas células mueren o no están en condiciones de elaborar el pigmento, la piel afectada se aclara o se vuelve totalmente blanca. En zonas afectadas, el pelo puede hacerse blanco y los individuos de piel oscura tal vez observen un cambio de color en el interior de la boca. Esto es el vitiligo. Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que causa la muerte de los melanocitos o su disfunción.

¿A quien afecta este trastorno?

El vitiligo afecta a individuos de todas las edades y ambos sexos por igual. Se en el uno al dos por ciento de la población. La mitad de todos los afectados empiezan a perder el pigmento antes de los 20 años. El viti-ligo es una afección frecuente en los que padecen de ciertas enfermedades del sistema inmunitario y en los hijos cuyos padres tienen la enfermedad. Sin embargo, cabe señalar que la mayoría de los afectados de vitiligo no tienen enfermedades del sistema inmunitario y que la mayoría de los niños no heredan el vitiligo de los padres. En realidad, la mayor parte de los afectados disfrutan de buena salud general y no tienen antecedentes familiares de vitiligo. El trastorno es más evidente en las personas de piel oscura. Las de piel clara tal vez noten el contraste entre las placas de vitiligo y las zonas de piel bronceada al sol durante el verano. Además, la cantidad de pigmento perdido varía de una persona a otra. Las primeras placas blancas suelen aparecer en las manos, pies, brazos, rostro o labios. Otras localizaciones frecuentes son las axilas, la entrepierna (región donde la cara interior de las caderas se une al tronco del cuerpo) y alrededor del ombligo y los órganos genitales.

No se puede determinar por adelantado si el vitiligo se propagará a otras partes del cuerpo, aunque por lo general asi suele suceder con el paso del tiempo. En algunos individuos, la propagación se produce rápidamente; en otros, lleva muchos años. La afección suele ser bilateral, es decir, ambos lados del cuerpo se afectan por igual. Puede haber unas pocas placas o puede haber muchas.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnóstico El médico preguntará a la persona afectada acerca de los síntomas que haya tenido, si tiene o no alguna enfermedad del sistema inmunitario y si los padres han tenido vitiligo. Probablemente mandará a hacer análisis y pruebas para excluir otros cuadros clínicos que también causen placas cutáneas blancas.

Tratamiento El vitiligo no siempre necesita tratarse. Para los que tienen la piel muy blanca, bastará con protegerse de la luz solar en zonas cutáneas normales para evitar casi del todo que se noten las placas de piel blanca. Otras personas utilizan maquillajes, colorantes de la piel o productos de autobronceado para encubrir el vitiligo. Estos últimos son cremas que dan a la piel aspecto bronceado, pero que no son un bronceado

al sol. El color tiende a desaparecer en unos días. Ninguna de estas medidas cambia permanentemente el color de las placas blancas, pero pueden hacerlas menos visibles. En los niños simplemente suelen taparse con alguna vestidura. En los adultos, si no basta con tapar las placas blancas, tal vez convengar ensayar un tratamiento clínico, aunque el resultado no se nota hasta que pasan de seis a dieciocho meses. El tratamiento dependerá de lo que desee el paciente, cuántas placas blanca tenga y cuál sea su distribución en diversas partes del cuerpo. Además, no todos los tratamientos surten efecto en todas las personas. He aquí algunas posibilidades:

– Cremas a base de corticosteroides, aplicables a la piel, que a veces devuelven el color normal a pequeñas placas de vitiligo.

– Lo que se conoce con la sigla PUVA, que es una combinación de psolarenos y de exposición a la luz ultravioleta de onda larga (UV-A). La luz ultravioleta es la parte de la luz solar que produce el bronceado de la piel y los psolarenos son sustancias que reaccionan con la luz ultravioleta para broncear la piel. Se administran por vía oral o por aplicación directa a la piel, seguida de exposición a la luz ultravioleta A de las placas de piel blanca. La luz ultravioleta A se obtiene de una lámpara especial.

– Injertos de piel, la que supone el reemplazo de la piel de las placas blancas con la obtenida de otras partes del cuerpo. Requiere una intervención quirúrgica y sólo es de utilidad para un número reducido de pacientes.

– Despigmentación por medio de medicamentos que descoloran la piel normal para que se parezca a la de las placas de vitiligo.

Convivencia con la enfermedad

Las placas de piel blanca carecen de protección natural contra el sol, lo que las hace propensas a quemaduras por la acción solar. Los que padecen de vitiligo deben tener cuidado de no exponerse a la luz solar del mediodía, y deben cubrirse con vestiduras y sombrero, y usar una crema o filtro con alto factor de protección solar.

Fuentes

American Academy of Dermatology, PO Box 4014, Schaumburg, IL, 60168-4014

Telephone (847)330-0230 Toll-Free (888)462-DERM http://www.aad.org

National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases Clearinghouse, c/o Information Specialist, 1 AMS Cir.,

Bethesda, MD 20892-3675

Telephone (301)495-4484 Toll-free 877-226-4267 Facsimile (301)718-6366 TTY (301)565-2966

http://www.niams.nih.gov/hi/index.htm!ch

National Vitiligo Foundation, Inc., 611 S Fleishel Ave.,

Tyler, TX 75701

Telephone (903)531-0074

Facsimile (903)525-1234

http://www.nvfi.org/

Leave a Reply