Zoonosis: tratamiento, causas, síntomas, diagnóstico y prevención

Se da el nombre de zoonosis a las enfermedades que el ser humano contrae de los animales. Dos ejemplos muy conocidos son la rabia y la peste bubónica.

Hay muchos gérmenes patógenos que producen enfermedades exclusivamente en el ser humano y otros afectan sólo a ciertos animales. Existen más de 175 clases de gérmenes capaces de provocar zoonosis. Entre ellos se cuentan los virus, las bacterias, los hongos y algunos parásitos como los ácaros y los gusanos. La infección puede transmitirse con sólo tocar al animal infectado, comer carne insuficientemente cocinada y también por modeduras de insectos o animales, o por contacto con las heces u orina infectadas.

¿Qué animales causan la zoonosis?

Las zoonosis suelen adquirirse de animales íntimamente relacionados con la vida cotidiana del ser humano, tales como animales domésticos o utilizados en el campo o la agricultura. Pero también los animales salvajes pueden contagiar la enfermedad a los seres humanos.

Animales domésticos La rabia es una enfermedad vírica que se da infrecuentemente pero que tiene a menudo desenlace mortal. Puede ser transmitida por los perros, por lo general a consecuencia de una mordedura. También infrecuente, pero menos peligrosa, es la toxicariosis, transmitida por un parásito del perro y del gato. Las garrapatas, los ácaros y las pulgas plantean también problemas de salud frecuentes.

La infección llamada “enfermedad del arañazo de gato” se produce a veces tras un arañazo o mordida de gato. Puede dar lugar a fiebre e hinchazón de ganglios linfáticos, generalmente en los niños. La toxoplas-mosis, causada por un protozoo (una clase de organismo unicelular) se adquiere por contacto con las heces del gato. Puede ser causa de graves problemas clínicos en la mujer embarazada y en los que tienen deprimido el sistema inmunitario. La tiña es un enfermedad cutánea producida por un hongo que se puede adquirir de los gatos.

Los dueños de loros a veces contraen psitacosis al inhalar el polvo de heces secas. Se trata de una emfermedad parecida a la neumonía, llamada a veces vulgarmente “fiebre del loro,” y es provocada por la bacteria Chlamydia psittaci.

Animales agropecuarios Las enfermedades que se adquieren del ganado vacuno, ovino y porcino, y de los animales de corral, generalmente se deben a la ingestión de carne contaminada o insuficientemente cocinada, que puede causar intoxicación alimentaria y fiebre tifoidea por salmonelosis (bacterias del género Salmonella). La triquinosis, por otra parte, proviene de comer carne de cerdo mal cocinada. Ciertas formas de encefalitis se producen por contagio del caballo (encefalitis equina) o por las mordeduras de mosquitos portadores de infección.

Animales salvajes Muchas de las enfermedades transmitidas al ser humano por animales domésticos y agropecuarios, también se encuentran en los animales de los bosques y selvas. La rabia, por ejemplo, también se da en el mapache, el zorro, la mofeta y el murciélago. Y hay otras zoonosis que son transmitidas únicamente por animales salvajes. Entre ellas figuran:

- la enfermedad de Lyme, que cursa con síntomas parecidos a los de la gripe, como también dolores de las articulaciones, es transmitida por la picadura de garrapatas que se nutren de la sangre de ratones portadores de la bacteria patógena.

- el hantavirus, que se transmite al ser humano mediante la orina y heces de animales roedores, causa una enfermedad respiratoria de carácter grave.

Se sabe o se cree que algunas de las infecciones virales más peligrosas para la vida humana están vinculadas de alguna forma con infecciones de que son portadores los monos y chimpancés—entre ellas la fiebre amarilla, la fiebre hemorrágica de Ébola y el sida. Desde el punto de vista histórico, la zoonosis más famosa es probablemente la peste bubónica, infección bacteriana asoladora transmitada a los seres humanos mediante picadura por la pulga de los roedores.

Tratamiento y prevención

Tanto el diagnóstico como el tratamiento dependerán de la enfermedad concreta de que se trate. Se debe consultar al médico siempre que el paciente haya recibido una mordedura de animal. Se les enseñará a los niños a no acercarse ni acariciar a los animales no domesticados o a los perros que andan sueltos. Y para los animales domésticos es muy importante contar con atención veterinaria. La higiene personal puede ser de gran utilidad para prevenir las zoonosis. Es muy importante lavarse las manos después de pasar por el baño, y antes y después de preparar o tocar cualquier comida. La carne debe cocinarse bien, hasta que los jugos se hayan aclarado y el interior pierda su color rosáceo. Los platos y utensilios deben lavarse con frecuencia para evitar que vuelvan a contaminarse de la carne cocinada.

Fuentes

U.S. Food and Drug Administration, 5600 Fishers Ln., Rockville, MD 20857-0001

Toll-free (888)-463-6332 http://www.fda.gov/

U.S. Centers for Disease Control and Prevention, 1600 Clifton Rd.,

Atlanta, GA 30333

Telephone (404)639-3534

Telephone (404)639-3311

Toll-free (800)311-3435

Information Hotline (888)-232-3228 TTY (404)639-3312 http://www.cdc.gov/

World Health Organization, 525 23rd St. NW, Washington, DC 20037

Telephone (202)974-3000 Facsimile (202)974-3663 Telex 248338 http://www.who.int/

Leave a Reply