Bromazepam lexatin

El bromazepam pertenece al grupo de las benzodiazepinas. Este amplio grupo de fármacos se emplea cada vez más en la sociedad occidental por sus efectos calmantes de la ansiedad. Debido a este empleo desmedido, los laboratorios farmacéuticos han desarrollado gran cantidad de derivados con efectos bastante similares, aunque algunos difieren en la duración de su acción. Además de calmar la ansiedad, estos medicamentos se emplean para inducir el sueño, para tranquilizar y para tratar las convulsiones en las personas epilépticas. El bromazepam tiene una acción de duración intermedia, que lo hace especialmente indicado para tratar los problemas de ansiedad. Todas las benzodiazepinas pueden provocar tolerancia y dependencia si se usan durante tiempo prolongado. La tolerancia implica la necesidad de aumentar la dosis para obtener el mismo efecto, y la dependencia hace que el enfermo padezca síndrome de abstinencia si abandona el medicamento de forma brusca y no gradual.

¿Para qué se usa?

Se emplea principalmente en el tratamiento de la ansiedad, la angustia y la depresión que se asocia a ansiedad. Es útil para tratar sus crisis.

Dosis y forma de tomarlo

La dosis depende de la respuesta del paciente y del trastorno que presente. La cantidad media puede oscilar entre 4,5 y 9 mg, repartidos en tres tomas diarias por vía oral, pero pueden aumentarse en caso de necesidad.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Puede producir somnolencia, disminución del estado de alerta, confusión, cansancio, dificultades para hablar, dolor de cabeza, mareo, debilidad muscular, dificultades para andar y visión doble, especialmente los primeros días de tratamiento. Las molestias digestivas, las alteraciones de la libido y las erupciones cutáneas son poco comunes. En otros casos, el tratamiento produce reacciones de tipo psiquiátrico, como agitación, agresividad, rabia, delirio, pesadillas, alucinaciones y conducta inadecuada, aunque estos síntomas son poco frecuentes. Otro efecto que crea muchos problemas es la dependencia, que es tanto física como psíquica; este fenómeno hace que la interrupción del tratamiento produzca un síndrome de abstinencia, que se caracteriza, principalmente, por un aumento de la ansiedad, insomnio, dolor de cabeza, dolor muscular e irritabilidad; en casos puntuales, pueden producirse fenómenos p síquicos más graves que pueden llegar a las convulsiones y las alucinaciones. Los pacientes con una enfermedad pulmonar crónica pueden empeorar, debido a que el medicamento deprime la respiración.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

La intoxicación por benzodiazepinas es grave a dosis muy elevadas, y puede llevar a la muerte si no se trata de forma adecuada. De hecho, es una de las formas más frecuentes que emplean las personas que buscan suicidarse. Produce pérdida de la conciencia, coma y muerte por parada respiratoria. Requiere tratamiento urgente en el hospital.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Nunca debe beberse alcohol durante el tratamiento, porque se potencian mucho sus efectos. Otros medicamentos sedantes, antidepresivos, antiepilépticos, antihistamínicos, derivados del opio y anestésicos también aumentan sus efectos. Pueden interferir la cimetidina y la eritromicina.

¿Quién no debe tomarlo?

No deben hacerlo las personas con miastenia grave, insuficiencia respiratoria, síndrome de la apnea del sueño o insuficiencia hepática grave. No es aconsejable conducir o manejar maquinaria peligrosa durante el tratamiento.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

No es aconsejable. El medicamento actúa sobre el feto y puede tener efectos negativos, especialmente si se toma durante mucho tiempo; el bebé puede nacer con dependencia al medicamento y desarrollar síndrome de abstinencia. Si se administra al final del embarazo o durante el parto, puede nacer con una depresión respiratoria más o menos importante que pueda requerir maniobras de reanimación. No es conveniente tomarlo si se está dando de mamar.

BROMAZEPAM LEXATIN.

Leave a Reply