Bromocriptina parlodel

La bromocriptina actúa sobre el sistema nervioso central estimulando unos receptores llamados dopaminérgicos. Estos requieren la presencia de cierta cantidad de dopamina, una sustancia que se reduce en la enfermedad de Parkinson, de ahí que los enfermos graves (ya con muy poca dopamina) no respondan al tratamiento. Si se asocia a cierta cantidad de levodopa, que se convierte en dopamina, los resultados pueden mejorar. Los enfermos que no responden a la levodopa tampoco lo hacen a la bromocriptina. También disminuye la secreción de leche (inhibe la producción de prolactina) y el crecimiento (inhibe la secreción de la hormona del crecimiento) .

¿Para qué se usa?

Se emplea en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, generalmente asociado con levodopa en dosis bajas. Esta asociación permite reducir la cantidad de levodopa y conseguir que la falta de efecto de este último medicamento tarde más en presentarse. No suele utilizarse bromocriptina como tratamiento único porque su efecto no es tan potente como el de la levodopa. También se asocia a ésta cuando el enfermo deja de responder a su efecto. Otra indicación es el tratamiento de ciertas enfermedades y tumores benignos del sistema nervioso central que producen prolactina.

Dosis y forma de tomarlo

Se administra por vía oral en una dosis media, en caso de Parkinson, de l O a 30 mg al día. Para detener la producción de leche, son necesarios 2,5 mg dos veces al día (con el desayuno y la cena) durante catorce días. Debe ingerirse siempre con la comida .

Trastornos que puede producir su uso adecuado

La bromocriptina puede causar disminución del apetito, náuseas y vómitos, que pueden tratarse con medicamentos como la domperidona. También puede provocar la disminución de la presión arterial con mareo, especialmente al levantarse de la cama o de una silla, así como trastornos del ritmo cardiaco, como taquicardia y extrasístoles. Estos síntomas pueden tratarse con betabloqueantes. Los trastornos psiquiátricos constituyen también efectos secundarios del fármaco: alteraciones del sueño, pesadillas, alucinaciones, aumento del deseo sexual, desviaciones sexuales, confusión, excitación, etc. También puede ocasionar dolor de cabeza, visión doble, congestión nasal, trastornos en las extremidades (enrojecimiento, edema y dolor) y aumento de las crisis de angina de pecho en los pacientes propensos a ellas.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Da lugar a vómitos y disminución considerable de la presión arterial, que puede ser muy grave. Requiere tratamiento urgente en el hospital.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Los medicamentos empleados para las enfermedades psíquicas pueden disminuir la acción de la bromocriptina. Los que reducen la presión arterial pueden aumentar su acción si se toman con bromocriptina. La eritromicina puede potenciar el efecto de la bromocriptina. No debe tomarse alcohol durante el tratamiento.

¿Quién no debe tomarlo?

Los pacientes alérgicos al medicamento y los que padecen enfermedades cardiovasculares importantes. Debe administrarse con un buen control en caso de dolencias psíquicas, cardiacas o úlcera de estómago o de duodeno.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí, siempre que sea absolutamente necesario. El medicamento no debe administrarse si se pretende dar de mamar a un bebé, puesto que inhibe la producción de leche.

BROMOCRIPTINA PARLODEL.

Leave a Reply