¿cómo se pueden tomar los medicamentos?

Los médicos hablan de «vías de administración». Con esta expresión, quieren indicar el lugar por el cual introduciremos el medicamento en el cuerpo para conseguir la curación de la enfermedad o el alivio de un síntoma.

La manera de administrar un medicamento no depende del capricho del médico o de los gustos del enfermo. Por una parte, existen productos que no se pueden tomar por la boca -es decir, “vía oral” porque los jugos digestivos que produce el estómago, que son muy ácidos, los destruirían; esto ocurre, por ejemplo, con la penicilina G y otros antibióticos. Por otra parte, el tipo de enfermedad también influye en la forma de tomar el medicamento; si el enfermo sufre una pulmonía muy grave, por ejemplo, habrá que administrarle un antibiótico que vaya directamente a la sangre –es decir, «vía intravenosa-;-, porque llegará hasta el pulmón enfermo con mayor rapidez y sin pérdidas; en cambio, si tiene un dolor de cabeza poco importante, no será necesario ponerle una inyección, bastará con que tome una pastilla.

Leave a Reply