Cabergolina dostinex

La cabergolina ejerce su efecto sobre el sistema nervioso central estimulando unos receptores llamados dopaminérgicos. Esto hace de ella una sustancia útil para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, en la que existe un déficit de dopamina, la sustancia natural estimulante de los citados receptores. No requiere la presencia de dopamina para actuar, como ocurre con la bromocriptina. También disminuye la secreción de leche (inhibe la producción de pro lactina, la hormona responsable de su producción). Su efecto es más prolongado que el resto de medicamentos empleados con los mismos fines.

¿Para qué se usa?

Se emplea en el tratamiento del Parkinson, generalmente asociada con levodopa en dosis bajas. Esta asociación permite disminuir las dosis de levodopa y conseguir que la falta de efecto de este último fármaco tarde más en presentarse. No suele emplearse como tratamiento único porque su efecto no es tan potente como el de la levodopa. También se asocia a ésta cuando el enfermo deja de responder a ella. Además se emplea para impedir la producción de leche en mujeres que no quieren dar de mamar o cuando se produce leche en ciertas enfermedades. Otra de sus aplicaciones es el tratamiento de ciertas enfermedades y tumores benignos del sistema nervioso central que producen prolactina.

Dosis y forma de tomarlo

Se administra por vía oral, junto con la comida. Se empieza con dosis bajas que se van aumentando progresivamente hasta obtener el efecto deseado. Si ya se estaba tomando levodopa, la dosis de ésta se puede disminuir poco a poco en cierto grado y en algunos pacientes. Para detener la secreción de leche en mujeres que no desean dar de mamar a su bebé, se administra l mg como dosis única.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

La carbegolina puede hacer aparecer disminución del apetito, náuseas y vómitos, que pueden tratarse con medicamentos como la domperidona. También puede provocar una bajada de la presión arterial con mareo, en especial al levantarse de la cama o de una silla, así como trastornos del ritmo cardiaco como taquicardia y extrasístoles, síntomas que pueden tratarse con betabloqueantes. Otros efectos secundarios posibles del fármaco son los psiquiátricos: confusión, alucinaciones, excitación, alteraciones del sueño, pesadillas, aumento del deseo sexual, desviaciones sexuales, etc. También puede causar dolor de cabeza, visión doble, congestión nasal, trastornos en las extremidades (enrojecimiento, edema y dolor) y aumento de las crisis de angina de pecho en los pacientes propensos.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Aparecen vómitos y s e sufre una disminución importante de la presión arterial, que puede ser muy grave. Requiere tratamiento urgente en el hospital.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Las sustancias empleadas para las enfermedades p síquicas pueden disminuir la acción de la cabergolina. Los medicamentos que reducen la presión arterial pueden aumentar su acción si se toman con este fármaco.

¿Quién no debe tomarlo?

Los pacientes alérgicos al medicamento y los que tienen dolencias cardiovasculares. Debe administrarse realizando un buen control en caso de enfermedades psíquicas, cardiacas o úlcera de estómago o de duodeno.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí, cuando sea imprescindible. La cabergolina no debe administrarse si se pretende dar de mamar a un bebé, puesto que inhibe la producción de leche.

CABERGOLINA DOSTINEX.

Leave a Reply