Ciclofosfamida genoxal

La ciclofosfamida es un potente fármaco empleado en diversos tipos de cáncer y como inmunosupresor en las enfermedades autoinmunes. Como la mayoría de medicamentos de este tipo, actúa también contra las células normales del organismo, puesto que sus características son muy similares a las cancerosas (todas son células humanas). Esto hace que su toxicidad sea muy elevada. En el tratamiento del cáncer, suele emplearse en combinación con otros fármacos.

¿Para qué se usa?

Se utiliza principalmente en el tratamiento de la enfermedad de Hodgkin, diversos tipos de linfomas y leucemias, el mieloma múltiple, la micosis fungoide, en neuroblastoma, el retinoblastoma, el cáncer de mama, el cáncer de ovario, el cáncer de pulmón y los tumores de las células germinales. Como inmunosupresor, se emplea para evitar el rechazo de un órgano trasplantado y en diversas enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, granulomatosis de Wegener, etc.) . Dosis y forma d e tomarlo Se puede emplear por vía oral o intravenosa. La dosis se calcula según el peso del paciente y el tratamiento. El intervalo entre las dosis depende de la enfermedad. Para el tratamiento de los distintos tipos de cáncer, se suele utilizar la vía intravenosa.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Los efectos secundarios de la ciclofosfamida son muchos y muy importantes, aunque dependen de la dosis. Suele provocar molestias digestivas, como náuseas y vómitos. El efecto secundario más importante es la disminución de las plaquetas, los glóbulos blancos y los glóbulos rojos. En dosis elevadas puede producir irritación de la vejiga de la orina. Puede causar la caída del cabello, pero es más raro que con otros medicamentos contra el cáncer.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Los principales efectos de las dosis excesivas son los trastornos digestivos y la disminución de las células sanguíneas.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Los barbitúricos pueden aumentar, de forma variable, la toxicidad de la ciclofosfamida. Las fenotiazinas bajan su eficacia. El alopurinol aumenta el riesgo de disminución de las células sanguíneas que produce la ciclofosfamida.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe administrarse en caso de descenso importante de los glóbulos blancos, anemia o disminución de las plaquetas. No se emplea en pacientes extremadamente débiles.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

No, excepto en caso de enfermedad que amenace la vida de la madre. Este medicamento es capaz de producir efectos tóxicos importantes del feto, así como malformaciones. No debe darse de mamar durante el tratamiento.

CICLOFOSFAMIDA GENOXAL.

Leave a Reply