Digoxina digoxina – l.anacoroin

Básicamente, aumenta la fuerza con la que se contrae el corazón y reduce la frecuencia cardiaca, además de otras acciones, lo cual la hace útil en la insuficiencia cardiaca, es decir, en enfermedades en las que el corazón no puede impulsar la sangre hacia el sistema arterial porque no tiene suficiente fuerza. La digoxina presenta el inconveniente de que su dosis tóxica es muy similar a la dosis terapéutica, de forma que es preciso controlar periódicamente la cantidad de medicamento que hay en la sangre del paciente a fin de que no se produzca toxicidad o falta de acción.

¿Para qué se usa?

Para tratar la insuficiencia cardiaca, generalmente asociada a otros medicamentos, como los diuréticos y los inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (IECA) . También en el tratamiento de arritmias, como el flutter y la fibrilación auricular, la taquicardia paroxística supraventricular y otro tipo de taquicardias.

Dosis y forma de tomarlo

Se toma por vía oral, preferiblemente después de las comidas, aunque también se puede administrar por vía intravenosa en caso de urgencia y siempre en el hospital. El tratamiento se inicia con dosis más altas que las que se tomarán después ( 1 ,25 a 1 ,50 mg diarios durante unos días) , para impregnar el cuerpo con el medicamento; luego se pasa a la dosis de mantenimiento, que depende del enfermo, pero que suele estar en unos 0,25 mg al día en adultos con insuficiencia cardiaca, y una cantidad algo mayor (hasta 0,50 mg) en caso de fibrilación auricular. La dosis se determina según el peso del enfermo, pero, dado que el medicamento no se acumula en la grasa, debe calcularse el peso sin grasa en los pacientes obesos. Periódicamente hay que verificar la cantidad de digoxina en la sangre (digoxinemia} para evaluar si se encuentra dentro de los estrechos límites terapéuticos.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Si la dosis se encuentra dentro de los niveles adecuados, los efectos secundarios son pocos; entre ellos, se cuentan erupciones cutáneas, incremento de los eosinófilos en la sangre y aumento del tamaño de las mamas en el hombre. El problema principal es la intoxicación, que se produce con facilidad.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

La intoxicación digitálica es muy frecuente, ya que e l margen entre la cantidad de medicamento terapéutico y tóxico es muy corto. El exceso de digoxina en la sangre causa náuseas, vómitos, pérdida del apetito, dolor abdominal y diarrea, como manifestaciones digestivas. Además, produce trastornos cardiacos, como latidos anormales (extrasístoles) , bloqueo cardiaco, taquicardia y otros trastornos del ritmo que pueden evolucionar hacia problemas graves e incluso la muerte. También puede provocar dolor de cabeza, mareo, somnolencia, alteraciones de la visión y trastornos psíquicos. La intoxicación requiere un tratamiento urgente en el hospital, porque es potencialmente mortal

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Ciertos medicamentos pueden aumentar el efecto tóxico de la digoxina: calcio, bloqueantes de los canales del calcio (verapamilo, diltiazem), quinidina, amiodarona, captopril, diuréticos, laxantes, penicilina, corticoides y aspirina, como más importantes.

¿Quién no debe tomarlo?

No deben tomar digoxina las personas con unos niveles de calcio altos en la sangre o unos niveles bajos de potasio, porque la toxicidad del medicamento aumenta notablemente. Tampoco se administrará a enfermos con una cardiomiopatía hipertrófica obstructiva, un aneurisma de aorta y ciertas arritmias. Las personas que hayan experimentado una reacción alérgica al medicamento no deben volver a tomarlo.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí, siempre que sea necesario y que se controlen los niveles del medicamento en la sangre. La digoxina atraviesa la placenta y también pasa a la leche; por lo tanto, si hay que administrarla a una mujer que está dando de mamar, hay que controlar los niveles en la sangre del bebé.

DIGOXINA DIGOXINA – L.ANACOROIN.

Leave a Reply