Efectos tóxicos de un medicamento

Se parecen a los efectos indeseables pero, en este caso, los trastornos se deben a una dosis demasiado alta; de hecho, se trata de una intoxicación. Son numerosos los medicamentos -casi todos-, que producen trastornos si se toma una dosis que supera cierto límite. Según el tipo de medicina, estos efectos tóxicos son más o menos graves. Por ejemplo, la ingestión de algunos tranquilizantes en dosis muy altas puede producir la muerte; este efecto tóxico es el que buscan las personas que quieren acabar con su vida. Sin embargo, a veces una dosis normal, o incluso baja, puede producir efectos tóxicos en personas que padecen enfermedades graves de los órganos encargados de procesar y eliminar el medicamento: el riñón y el hígado. Si se administra una dosis habitual de un producto a un enfermo cuyos riñones no son capaces de filtrar y excretar como una persona sana las sustancias que le llegan, este medicamento se irá acumulando en su organismo, irá dando vueltas y más vueltas en el autobús de la sangre, y se irán sumando las diferentes tomas que se vayan administrando, con lo cual ocurrirá lo mismo que si hubiese tomado una dosis excesiva. Por eso, los médicos disminuyen las dosis de ciertos fármacos a los enfermos del riñón o del hígado, para evitar que se acumulen y den lugar a efectos tóxicos.

Leave a Reply