Hidróxido de aluminio acidion – acidrina – acylene – aerogel – alcalinos vita aligest plus – alucol silicona alugel – compagel – cracoa b – diallume

El hidróxido de aluminio neutraliza el ácido que se produce en el estómago, sin que pase prácticamente nada a la sangre, con lo cual tiene la ventaja de no alterar el pH de ésta. Generalmente, se emplea junto con otros compuestos, como el hidróxido de magnesio, que tienen el mismo efecto. Es un medicamento del que se abusa demasiado ante cualquier tipo de molestia gástrica, pero, de hecho, sólo está indicado cuando existe un exceso de acidez o la acidez normal se asocia a otros trastornos.

¿Para qué se usa?

En caso de úlcera de estómago o de duodeno, así como en otras enfermedades menos habituales que también cursan con un exceso de acidez gástrica. También en la hernia de hiato, que produce un ardor que asciende casi hasta la boca, y en la inflamación del esófago producida por este reflujo de ácido. Ocasionalmente, puede emplearse para aliviar el ardor de estómago producido por una comida copiosa. También se usa en enfermos que tienen cálculos renales de fosfato, porque se une al fosfato de los alimentos en el estómago, que posteriormente es eliminado con las heces sin llegar al riñón.

Dosis y forma de tomarlo

Existen preparados en forma líquida, en comprimidos y en polvo para disolver en agua. Debe tomarse de una a tres horas después de las comidas y antes de acostarse; también cuando aparezcan los síntomas de la úlcera. En caso de úlcera u otra dolencia causada por el ácido, el tratamiento debe ser continuado durante el periodo en que se producen molestias; de esta forma, muchos pacientes consiguen eliminar el dolor por completo.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Algunas personas sufren náuseas y vómitos. También puede producir estreñimiento, que se combate fácilmente asociando hidróxido de magnesio, lo cual ya suele hacerse en los laboratorios.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

No causa intoxicación aguda, porque apenas se absorbe, pero su uso continuado, especialmente en personas con una dieta pobre en fósforo, puede traducirse en problemas óseos por falta de este mineral. Si se emplea de manera correcta, no suelen surgir problemas de intoxicación, pero tomado en grandes cantidades y durante mucho tiempo, el aluminio se va acumulando en el organismo y puede producir trastornos. Con qué alimentos o medicamentos n o se puede tomar o debe hacerse con precaución? Los antiácidos pueden modificar la absorción de muchos medicamentos, entre ellos ciertos antibióticos (tetraciclinas), fármacos para el corazón (digitálicos) y preparados que contienen hierro (empleados contra la anemia), entre otros. En general, es mejor tomar el antiácido después del medicamento y consultar siempre con el médico si debe asociarse a otro.

¿Quién no debe tomarlo?

En principio, no existen contraindicaciones.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí. De hecho, se receta para aliviar los ardores de los últimos meses del embarazo. No se recomienda su empleo si se da de mamar.

HIDRÓXIDO DE ALUMINIO ACIDION – ACIDRINA – ACYLENE – AEROGEL – ALCALINOS VITA ALIGEST PLUS – ALUCOL SILICONA ALUGEL – COMPAGEL – CRACOA B – DIALLUME – EDIGASTROL – GASTRIBIEN – GASTRO GOBENS GASTROALGINE – GASTROPEACHE – GASTROSAN – GELOALUMIN – GELODROX – GELODUAL – GELOTRISIN HECTONONA INDOCAF – MAALOX – MABOGASTROL – PEPSAMAR – SECREPAT – SUPRAALOX – SURIFARM TANASID – UNIMAALOX – WINTON.

Leave a Reply