Insulina actrapio – insulataro – humaplus – humulina – humalog – mixtard – monotaro – novorapid ultratard

La insulina es una hormona segregada por el páncreas, una glándula situada debajo del estómago. Su función principal es hacer que la glucosa que circula por la sangre penetre en el interior de las células, a fin de que el organismo pueda utilizarla como fuente de energía. La insulina es imprescindible para la vida; por lo tanto, los enfermos de diabetes, que no pueden segregarla o la segregan en escasa cantidad, necesitan que se les administre en forma de medicamento Inyectado. Actualmente, sólo se emplea insulina humana fabricada en el laboratorio; sin embargo, existen diversos tipos de insulina según su rapidez de acción; esto permite que los enfermos adapten el tratamiento a sus necesidades, según las características de la enfermedad.

¿Para qué se usa?

La insulina se emplea en la diabetes de tipo I, que aparece en la infancia, y en los casos graves de diabetes de tipo IL También se utiliza en sustitución de los antidiabéticos orales cuando se dan ciertas circunstancias, como una intervención quirúrgica o una enfermedad importante. La diabetes que aparece durante el embarazo debe tratarse con insulina. El coma por exceso de glucosa que se produce como complicación de una diabetes no tratada también se trata con insulina.

Dosis y forma de tomarlo

La insulina se administra por vía subcutánea. La dosis y la frecuencia de administración dependen de las características de cada enfermo, así como de los resultados de los análisis de glucosa en la sangre que deben realizar varias veces al día. Algunos diabéticos requieren sólo una inyección al día, otros deben inyectarse cuatro veces al día. Los especialistas en diabetes enseñan a los pacientes la forma correcta de administrar la insulina y todos los aspectos relacionados con el tratamiento, la dieta y el ejercicio que deben realizar. Se recomienda alternar las inyecciones en diferentes partes del cuerpo (brazos y piernas, sobre todo) para evitar efectos secundarios. En casos graves, la insulina se utiliza en el hospital por vía intravenosa. Actualmente, existen procedimientos de administración de insulina que no emplean agujas, y se están desarrollando nuevos sistemas para facilitar el tratamiento de la diabetes .

Trastornos que puede producir su uso adecuado

El principal efecto secundario es la disminución excesiva de la glucosa en la sangre, que provoca mareo, náuseas, temblor, sudoración, hambre, taquicardia, palpitaciones e incluso convulsiones y coma en casos graves. También puede causar reacciones de tipo alérgico, aunque actualmente son poco frecuentes. La resistencia a la insulina es otro fenómeno que a veces complica el tratamiento de los enfermos; se debe a la aparición de anticuerpos contra la insulina que la inactivan e inutilizan en parte. Otro efecto secundario molesto es la lipodistrofia, una alteración del tejido graso en las zonas de inyección, que produce zonas de ausencia o exceso de grasa.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

E l exceso de insulina puede provocar l a muerte por disminución importante de la glucosa en la sangre, que conduce al coma por falta de llegada de los nutrientes que el cerebro necesita para funcionar. Los diabéticos suelen conocer bien los primeros síntomas de hipoglucemia y saben que la administración de azúcar permite solucionar rápidamente el problema. En caso de coma en un diabético, los servicios de urgencias administran siempre, de forma urgente, glucosa por vía intravenosa, incluso antes de saber si el coma se debe a un exceso o a una falta de insulina.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

El tratamiento con insulina debe acompañarse de una dieta adecuada, así como de ejercicio físico. De hecho, insulina, dieta y ejercicio son los tres pilares del tratamiento de la diabetes, que deben estar interconectados de forma estricta. Los inhibidores de la MAO, los betabloqueantes no selectivos, la aspirina, el alcohol y los esteroides anabolizantes pueden aumentar el efecto de la insulina. Los anticonceptivos orales, las diuréticos tiazídicos, los corticoides, las hormonas tiroideas y los medicamentos que estimulan el sistema simpático pueden disminuir el efecto de la insulina.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe administrarse en caso de disminución de la glucosa en la sangre.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Durante el embarazo, las mujeres diabéticas no pueden prescindir de la insulina. Generalmente, los controles de la glucosa en orina y sangre deben ser más estrictos, porque es posible que se produzcan cambios en las necesidades de insulina. Por otra parte, algunas mujeres presentan cifras elevadas de glucosa en la sangre durante el embarazo (diabetes gestacional) que requieren la administración de insulina. Ésta no atraviesa la placenta, por lo que no representa ningún peligro para el feto. Las mujeres pueden dar de mamar tranquilamente a su bebé, puesto que la insulina que le llega con la leche se destruye en el estómago y no le causa ninguna alteración.

INSULINA ACTRAPIO – INSULATARO – HUMAPLUS – HUMULINA – HUMALOG – MIXTARD – MONOTARO – NOVORAPID ULTRATARD.

Leave a Reply