Lactulosa belmalax duphalac o lactulosa llorente

Es un laxante osmótico, es decir, que actúa atrayendo agua y, además, estimula los movimientos intestinales debido a la acción de una serie de sustancias en las que se descompone cuando llega al colon, gracias a la acción de las bacterias que allí viven.

¿Para qué se usa?

Para aliviar el estreñimiento crónico, y también para tratar la encefalopatía hepática.

Dosis y forma de tomarlo

Se trata de una solución que se toma por vía oral, sola o con agua o zumo de frutas. La dosis depende mucho del efecto que haga en cada persona, pero como orientación, suele empezarse con 30 ml al día y después se disminuye hasta dar con la dosis adecuada, que suele ser de 10 a 30 ml al día. También puede administrarse en forma de enema por el ano en pacientes con heces impactadas o encefalopatía hepática.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Puede dar lugar a flatulencia, dolor abdominal tipo retortijones, molestias abdominales, náuseas, vómitos y diarrea, especialmente en dosis altas.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Se trata de un medicamento que no se absorbe; por lo tanto, lo único que puede producir la ingestión de dosis muy altas es diarrea, aunque ésta puede ser grave y requerir tratamiento médico. Con qué alimentos o medicamentos n o se puede tomar o debe hacerse con precaución? No debe tomarse junto con otros laxantes.

¿Quién no debe tomarlo?

El preparado contiene galactosa y lactosa, por lo que no deberán tornarlo las personas que sigan una dieta sin estos elementos a causa de una enfermedad.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí. No se sabe si la lactulosa se encuentra en la leche de las madres que la tornan, pero en cualquier caso, dado que prácticamente no pasa a la sangre, las cantidades serían mínimas y el peligro para el bebé se considera nulo.

LACTULOSA BELMALAX DUPHALAC o LACTULOSA LLORENTE.

Leave a Reply