Lidocaína lidocaína

La lidocaína es un medicamento que se administra por vía local como anestésico general, pero también tiene un efecto antiarrítmico si es aplicado por vía intravenosa. Sólo se emplea en el hospital y en enfermos graves. Después de la inyección, empieza a actuar con mucha rapidez, a los cinco minutos, pero en contrapartida su efecto es de corta duración, por lo cual se administra en forma de goteo continuo.

¿Para qué se usa?

Su principal indicación son las arritmias ventriculares ( extrasístoles y taquicardia), sobre todo las que se producen en los pacientes con un infarto de miocardio, después de cateterismo cardiaco (prueba diagnóstica que consiste en la introducción de un catéter hasta el corazón con un contraste que permite estudiar por rayos X las arterias coronarias), cardioversión (shock eléctrico para recuperar un p aro cardiaco o una arritmia) o cirugía cardiaca. También se administra en caso de arritmias debidas a una intoxicación digitálica.

Dosis y forma de tomarlo

Se administra por vía intravenosa en cantidades que varían según la arritmia y el peso del enfermo. Lo habitual es suministrar una dosis inicial en un gotero que pasa en unos quince minutos y continuar con una perfusión continua que dura uno o dos días.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Aumentan con la edad (cuidado los mayores de sesenta y cinco años) y dependen de la dosis. Puede causar vértigo, euforia, temblor, visión borrosa, confusión mental, náuseas, vómitos, disminución de la presión arterial, bloqueo cardiaco y convulsiones.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Es difícil que se produzca intoxicación, dado que se administra bajo un estricto control. Los principales efectos son la disminución de la presión arterial, la dificultad para respirar, la hinchazón de la piel, las convulsiones y las arritmias, que incluso pueden causar la muerte del enfermo. Tiene la ventaja de que su acción es de corta duración, lo cual facilita el tratamiento de la intoxicación.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Las interacciones de la lidocaína administrada como antiarrítmico son pocas. El propranolol puede aumentar los efectos de la lidocaína.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe administrarse a personas que hayan sufrido reacciones alérgicas previas al ser tratados con lidocaína como antiarrítmico o anestésico local. Tampoco a pacientes con epilepsia, enfermedad hepática grave, presión arterial baja, bloqueo cardiaco o frecuencia cardiaca baja.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí. Dado que se emplea para tratar arritmias cardiacas potencialmente mortales, su empleo no tiene discusión, a pesar de que atraviesa la placenta y afecta al bebé. Si se administra en dosis altas durante el parto, el niño puede nacer con cierta somnolencia y experimentar alteraciones del comportamiento durante los primeros días de vida, aunque las dosis habituales no suelen provocar ningún trastorno. En cuanto a la lactancia, dada la gravedad de la madre no cabe plantearse la posibilidad de dar de mamar a un bebé durante el tratamiento.

LIDOCAÍNA LIDOCAÍNA.

Leave a Reply