Loperamida elissan – fortasec – imodium – imosec – loperamida belmac – loperan – loperkey – protector salvacolina – taguinol

La loperamida es un derivado de la morfina que actúa en el intestino disminuyendo los movimientos intestinales. Apenas tiene efecto alguna sobre el sistema nervioso central; por lo tanto, no produce los efectos de la morfina y sus derivados. Se mantiene bastante tiempo en la sangre, por lo que su acción es duradera: la mitad de la cantidad que se toma se encuentra en la sangre transcurridas entre siete y quince horas.

¿Para qué se usa?

En caso de diarrea que no sea debida a una infección, especialmente bacteriana. Se utiliza especialmente si es debida a colon irritable o causada por nerviosismo.

Dosis y forma de tomarlo

En caso de diarrea aguda, se empieza con 4 mg y se continúa con 2 mg cada vez que se produzca una defecación líquida, hasta un máximo de 1 6 mg al día. En caso de que el problema sea crónico, la dosis es de 2 mg tres veces al día. Las cantidades se refieren a un adulto.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Puede provocar dolor abdominal y estreñimiento. En los niños, puede tener efectos similares a la morfina y causar desorientación, somnolencia, movimientos extraños, etc. No debe administrarse cuando la diarrea se debe a una infección, porque se impediría la eliminación de los microbios. Cuando el problema es grave, lo principal es reponer el líquido y las sales que se pierden, para evitar la deshidratación.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Efectos similares a los de la morfina: somnolencia, desorientación, falta de coordinación y, en casos graves, coma y detención de la respiración. También produce estreñimiento importante, y puede llegar a paralizar por completo el intestino. Estos efectos son especialmente graves en los niños. Con qué alimentos o medicamentos n o se puede tomar o debe hacerse con precaución? Favorece que otros fármacos que disminuyen los movimientos intestinales (como los anticolinérgicos u otros) actúen más y, por lo tanto, los efectos perjudiciales sean mayores.

¿Quién no debe tomarlo?

Las personas con una diarrea infecciosa, especialmente si está producida por una bacteria. Tampoco los enfermos de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, a no ser que lo indique el médica. Los afectados por insuficiencia hepática o con una oclusión o suboclusión intestinal tampoco deben tomarla. No se administrará a niños menores de dos años, ni a pacientes asmáticos que sean tratados con teofilina.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Existen alternativas mejores en caso de diarrea (solución glucosalina, metilcelulosa) . No está demostrado que produzca alteraciones en el bebé, pero tampoco que no lo haga, por lo tanto, no se aconseja su empleo durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, a no ser que esté justificado. Es preferible evitar su uso si se está dando de mamar, porque aunque en pequeña cantidad, pasa a la leche.

LOPERAMIDA ELISSAN – FORTASEC – IMODIUM – IMOSEC – LOPERAMIDA BELMAC – LOPERAN – LOPERKEY – PROTECTOR SALVACOLINA – TAGUINOL.

Leave a Reply