Medicamentos para el aparato digestivo

Los trastornos del aparato digestivo son muy variados: ardor de estómago, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, hemorroides, flatulencia y un largo etcétera. Algunas enfermedades son graves, como la úlcera de estómago o de duodeno; otras son leves, pero muy molestas, como las náuseas o el estreñimiento. Casi todos hemos tomado alguna vez algún medicamento destinado al aparato digestivo, y en ciertas ocasiones lo hacemos tan a la ligera que ni siquiera nos parecen medicamentos; es el caso de los antiácidos o los fármacos contra el estreñimiento. Pero son medicinas, y tienen sus peligros, sus indicaciones y sus contraindicaciones. Como en todos los casos, cuando se trata de un medicamento, sólo debe emplearse si es necesario. Como ejemplo podemos fijarnos en el uso de los medicamentos contra el estreñimiento, un trastorno muy frecuente y molesto: mientras que la utilización esporádica de un laxante puede ser muy positiva, su abuso no hace otra cosa que perpetuar la enfermedad y exponer el organismo a los efectos secundarios del fármaco. Por otra parte, el estreñimiento es susceptible de ser tratado con medidas dietéticas y físicas que son más eficaces solas o asociadas esporádicamente a un laxante suave. Un problema similar ocurre con la diarrea. Existen medicamentos capaces de detenerla porque disminuyen los movimientos intestinales. Ahora bien, sus causas pueden ser variadas, entre ellas, una infección. Si el intestino reacciona con diarrea porque está lleno de microbios que lo lesionan, es fácil comprender que la detención de la expulsión de estas heces infectadas será peor que la propia diarrea, puesto que los microbios permanecerán durante más tiempo en el intestino causándole daño. En cambio, un antidiarreico puede estar muy indicado si las causas que la provocan son nerviosas (por ejemplo, un colon irritable) o bien otras enfermedades no infecciosas. Por otra p arte, el aparato digestivo es el receptor habitual de l a mayoría de los medicamentos q u e tomamos (los q u e se administran por vía oral) y puede reaccionar con molestias más o menos graves ante esta agresión.

Leave a Reply