Metotrexato emthexate – metotrexato almirall – metotrexato lederle – metotrexato pharmacia – metotrexato wassermann

El metotrexato es un potente fármaco empleado en diversos tipos de cáncer y en otras enfermedades graves. Actúa interfiriendo en los mecanismos celulares de reproducción, con objeto de que las células cancerosas no puedan desarrollarse y mueran. Como ocurre con la mayoría de medicamentos de este tipo, el metotrexato actúa también contra las células normales del organismo, puesto que sus características son muy similares a las cancerosas (todas son células humanas) , especialmente contra las células que se reproducen rápidamente, como las de la sangre o las del aparato digestivo. Esto ocasiona que su toxicidad sea muy elevada. En el tratamiento del cáncer, el metotrexato suele emplearse en combinación con otros fármacos.

¿Para qué se usa?

Si se administra en dosis bajas, puede emplearse en la psoriasis y la artritis reumatoide graves que no responden a otros tratamientos. Su uso clásico es para el tratamiento de diferentes tipos de cáncer, principalmente coriocarcinoma, leucemia linfocítica aguda, cáncer de mama, linfoma, sarcoma osteogénico, carcinoma epidermoide de la cabeza o el cuello y carcinoma de pulmón de células pequeñas.

Dosis y forma de tomarlo

Puede administrarse por vía oral, intramuscular o intravenosa, según la enfermedad que deba tratarse. La dosis se calcula según el peso del paciente y el tipo de tratamiento. También es variable la frecuencia de administración: por vía oral suele administrarse dos veces a la semana; la vía intramuscular suele ser semanal, y la intravenosa se realiza en el hospital una vez a la ser nana, generalmente, por medio de una perfusión que dura cuatro a seis horas. El tratamiento se realiza por tandas de duración variable según el tipo de enfermedad, y luego se descansa unos meses para reiniciarlo más adelante. Es posible administrarlo en el espacio entre las meninges para tratar casos de cáncer que han invadido el sistema nervioso central.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Los efectos secundarios del metotrexato son muchos y muy importantes, aunque dependen de la dosis. Lesiona las células del intestino, y produce náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. El hígado se ve afectado por el medicamento en forma de hepatitis, que puede llegar a la cirrosis con el tiempo. Otros efectos son: caída del cabello, úlceras en la boca, alteraciones de la menstruación, infertilidad, dolor de cabeza, visión borrosa, afectación de los pulmones, osteoporosis, dermatitis, dificultades en el habla y trastornos renales.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Los efectos más graves de la sobredosificación se producen en las células de la sangre y del sistema digestivo, aunque resultan afectadas todas las células del organismo. Puede provocar también convulsiones. Existen antídotos que contrarrestan el efecto del medicamento cuando aparecen efectos tóxicos.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

La aspirina, las sulfamidas, la difenilhidantoína, las tetraciclinas, el cloranfenicol, el ácido aminobenzoico y los antiinflamatorios pueden aumentar la toxicidad del metotrexato.

¿Quién no debe tomarlo?

No se administra a pacientes con insuficiencia renal, insuficiencia hepática o enfermedades de la sangre (anemia, disminución de los glóbulos blancos o disminución de las plaquetas).

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

No, excepto en caso de enfermedad que amenace la vida de la madre. Este fármaco es capaz de producir abortos, muerte fetal y malformaciones importantes del feto. Se recomienda no quedarse embarazada al menos hasta que haya transcurrido un año, después de haber recibido un tratamiento con metotrexato. No debe darse de mamar durante el tratamiento.

METOTREXATO EMTHEXATE – METOTREXATO ALMIRALL – METOTREXATO LEDERLE – METOTREXATO PHARMACIA – METOTREXATO WASSERMANN.

Leave a Reply