Nadroparina fraxiparina

La nadroparina es un derivado sintético de la heparina que tiene los mismos efectos que este medicamento. La diferencia estriba en que se mantiene durante más tiempo en circulación, por lo que sus efectos duran más.

¿Para qué se usa?

Se emplea en el tratamiento y la prevención de las trombosis y embolias, así como en enfermedades y circunstancias que favorecen la coagulación de la sangre en lugares inapropiados, enfermos que deben estar en cama o inmóviles durante un tiempo (operaciones quirúrgicas, etc.) , hemodiálisis, etc.

Dosis y forma de tomarlo

Se administra por vía subcutánea. No requiere controles de la coagulación sanguínea como la heparina. La dosis depende de la enfermedad a tratar.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

El principal efecto secundario de la nadroparina es la hemorragia. Pueden aparecer hemorragias nasales, cardenales, orina con sangre, etc.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Las dosis excesivas dan lugar a hemorragias.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

No debe utilizarse junto con otros fármacos que alteren la coagulación (aspirina, antiinflamatorios, anticoagulantes, etc.) , a no ser que el médico lo considere necesario.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe administrarse en caso de hemorragia o enfermedad que la favorezca, en caso de enfermedad hepática grave o de endocarditis bacteriana.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Los estudios sobre sus efectos en el feto, cuando se administra a mujeres embarazadas no son muy extensos; por lo tanto, es mejor emplear heparina en caso necesario. Lo mismo ocurre en los casos de lactancia.

NADROPARINA FRAXIPARINA.

Leave a Reply