Paracetamol acertol – actron – adalgur – algidol – analgilasa – analgiol – analg iplus – antidol apiretal bandol – bisolgrip

El paracetamol suele considerarse una alternativa para las personas que no pueden tomar aspirina. Calma el dolor y baja la fiebre, pero no es antiinflamatorio, es decir, no es eficaz en enfermedades como la artritis reumatoide para disminuir la inflamación de las articulaciones. Se absorbe rápidamente, como la aspirina, en la parte alta del aparato digestivo, y también empieza a actuar al cabo de media hora. A las cuatro horas, su cantidad en la sangre se ha reducido ya a la mitad.

¿Para qué se usa?

Sirve para calmar el dolor no muy intenso y para bajar la fiebre en todo tipo de enfermedades, como los resfriados, la gripe, el dolor de cabeza, dolor muscular, dolores articulares, dolor de muelas, etc. También es eficaz en los dolores de la menstruación. Como la aspirina, actúa principalmente contra el dolor de tipo esquelético, aunque a veces es eficaz en el dolor visceral, sobre todo asociado a otros analgésicos. Suele considerarse el sustituto de la aspirina en los enfermos que no pueden tomarla.

Dosis y forma de tomarlo

Se toma por vía oral y por vía intravenosa; y también existe en supositorios. La dosis oral habitual es de 500 mg cada cuatro a seis horas en el adulto. La dosis total no debe pasar de 3 g al día, ni debe tomarse antes de que hayan pasado cuatro horas de la toma anterior. Como la aspirina, se puede administrar de forma esporádica (de una sola vez) en cierto tipo de dolor, como el de cabeza, que desaparece rápidamente; pero en caso de enfermedad grave, hay que tomarla de forma continuada durante los días necesarios, porque su uso intermitente haría reaparecer el dolor. Es frecuente su uso en hospitales por vía intravenosa para aliviar el dolor de origen traumatológico.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Son poco frecuentes. Puede producir erupciones cutáneas y otro tipo de reacciones alérgicas que obligan a retirar el medicamento y no volver a administrarlo, como en todos los casos de alergia. Algunos pacientes se quejan de mareo y aturdimiento. En casos excepcionales, provoca disminución de las células de la sangre: anemia, disminución de los glóbulos blancos (lo cual genera una tendencia a las infecciones) y de las plaquetas (tendencia a las hemorragias) . También en casos poco frecuentes afecta al hígado y produce ictericia (coloración amarillenta de la piel y las mucosas) y otros trastornos que pueden llegar a ser graves. Los problemas del hígado son más frecuentes en caso de tomar el medicamento durante mucho tiempo seguido; en este caso, también puede lesionarse el riñón, puesto que este órgano es el responsable de la eliminación del medicamento.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

La intoxicación por paracetamol afecta especialmente al riñón y al hígado. En los dos casos, las lesiones de estos órganos vitales para el organismo son muy graves, y pueden ocasionar la muerte. Otro trastorno posible es la destrucción de los glóbulos rojos de la sangre, que recibe el nombre de hemólisis, y también puede ser muy grave. En los casos graves de intoxicación, puede administrarse N-acetilcisteína por vía intravenosa en el hospital. ¿con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe Al hacerse con precaución? Puede aumentar el efecto de los anticoagulantes orales, con el consiguiente riesgo de hemorragias en los pacientes que los toman; esto no significa que estén contraindicados, sino que quizá sea necesario disminuir las dosis de anticoagulantes orales. En cualquier caso, esto ocurre con dosis altas y continuadas, pero no con dosis esporádicas y moderadas. Este medicamento puede falsear los resultados del ácido úrico y de la glucosa en los análisis de sangre.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe tomarse en caso de enfermedad grave del hígado o de los riñones, porque puede favorecer la aparición de lesiones aún más graves y ocasionar un empeoramiento de la enfermedad. Tampoco debe emplearse en caso de alcoholismo, porque el alcohol también produce lesiones en el hígado, que se sumarían a las del medicamento. No deben tomarla las personas afectadas por un déficit de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6FD), que es una enfermedad de nacimiento poco frecuente, o las que sufren una anemia hemolítica, también una enfermedad poco frecuente.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí. De hecho, dado que la aspirina no puede administrarse durante el embarazo, el paracetamol es el analgésico más adecuado, siempre que las dosis no sean altas, ya que en este caso, existe el riesgo de lesiones en el riñón del bebé. También pueden tomarlo las mujeres que dan de mamar. Sin embargo, en ambos casos, y como ocurre con todos los medicamentos, sólo debe emplearse si es muy necesario.

PARACETAMOL ACERTOL – ACTRON – ADALGUR – ALGIDOL – ANALGILASA – ANALGIOL – ANALG IPLUS – ANTIDOL APIRETAL BANDOL – BISOLGRIP – CALMANTICOLO – CORICIDIN – DAFALGAN – DOLGESIC – DOLOMEDIL – DOLOSTOP DUOROL – EFFERALGAN – FEBRECTAL – FIORINAL – FLUDETEN – GELOCATIL – HEMICRANEAL – HUBERGRIP ILVICO – MELABON – MELOKA – NOFEDOL – PANADOL – PARACETAMOL EDIGEN – PARACETAMOL GELOS PARACETAMOL MUNDOGEN – PARACETAMOL WINTHROP – PEDIATRIN – PROPALGINA – RINOMICINE ROBAXISAL – SALDEVA – SARIDON – SINMOL – STOPAIN – TEMPERAL – TERMALGIN TYLENOL.

Leave a Reply