Paroxetina casbol – frosinor – motivan – seroxat

La paroxetina es un antidepresivo integrado en el grupo de los inhibidores selectivos de la captación de la serotonina (los llamados antidepresivos d e tercera generación). Hoy e n día, son los seleccionados como primera elección para el tratamiento de la depresión, sustituyéndose por antidepresivos tricíclicos o inhibidores de la MAO si se comprueba que no producen el efecto deseado. Su elección se debe a que los antidepresivos de este tipo no tienen tantos efectos secundarios como los tricíclicos. Por otra parte, ante el riesgo de que los pacientes con una depresión grave intenten suicidarse, el inicio del tratamiento debe controlarse especialmente, puesto que lo primero que mejora es la postración, de modo que el paciente se encuentra psíquicamente deprimido pero físicamente vuelve a tener ánimos para moverse y actuar, lo que, en estas circunstancias, aumenta el riesgo de suicidio. Tiene la ventaja de no producir adicción.

¿Para qué se usa?

La paroxetina se emplea para tratar la depresión, los trastornos obsesivo-compulsivos y los ataques de pánico.

Dosis y forma de tomarlo

La dosis debe individualizarse según el trastorno del paciente. Se administra por vía oral con una dosis media de 20 a 40 mg diarios, que se aumenta gradualmente según la respuesta y el trastorno a tratar. El empleo del fármaco debe acompañarse siempre de un tratamiento psiquiátrico adecuado .

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Los efectos secundarios de los medicamentos del grupo de la paroxetina son menos acentuados y frecuentes que los provocados por los antidepresivos tricíclicos o inhibidores de la MAO. Excepcionalmente, puede afectar al corazón y ser causa de arritmias cardiacas, así como trastornos hepáticos, alteraciones de la glándula tiroides y convulsiones.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

En dosis muy altas pueden ser graves. Aparecen náuseas, vómitos, agitación, convulsiones y puede llegar a causar la muerte. Requiere tratamiento urgente en el hospital. Las intoxicaciones por antidepresivos son frecuentes, debido a que los enfermos tienen una gran tendencia al suicidio; por dicha razón debe evitarse su libre acceso a estos fármacos.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

Las interacciones de la paroxetina, como las de todos los antidepresivos, son considerables. Conviene consultar al médico cuando haya que tomar cualquier medicamento. Los fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central pueden potenciar o disminuir su acción. No debe administrarse junto con inhibidores de la MAO, que también se emplean en la depresión. La fenitoína tiene mayor efecto cuando se toma con paroxetina. Medicamentos como la flecainida, encainida, vinblastina, carbamazepina y antidepresivos tricíclicos requieren un ajuste de las dosis cuando se administran con paroxetina. Los antidiabéticos orales y la insulina aumentan su acción junto con paroxetina, y debe modificarse la cantidad para evitar la hipoglucemia. No debe consumirse alcohol durante el tratamiento. Es peligroso conducir y realizar ciertos trabajos hasta que no se conozca bien el efecto que causa en un paciente determinado.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe administrarse a personas alérgicas al medicamento. Debe administrarse con precaución a pacientes con una enfermedad grave del corazón, el hígado o el riñón.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

En la medida de lo posible, debe evitarse su uso, aunque no p arece que sea causa de malformaciones en el feto. No se aconseja dar de mamar durante el tratamiento.

PAROXETINA CASBOL – FROSINOR – MOTIVAN – SEROXAT.

Leave a Reply