Quinidina cardioquine – longacor nativelle

Este derivado de la quinina se emplea para el tratamiento del paludismo. Actúa disminuyendo la excitabilidad del corazón y la velocidad con la que se transmite el impulso eléctrico que da lugar al latido; esto lo hace útil en el tratamiento de ciertas arritmias.

¿Para qué se usa?

Para tratar las extrasístoles (latidos que aparecen antes de lo que corresponde y se siguen de una pausa compensadora más larga de lo habitual) , la taquicardia paroxística supraventricular, el flutter auricular y la fibrilación auricular, así como algunas arritmias de origen ventricular.

Dosis y forma de tomarlo

Puede suministrarse por vía oral y en casos graves, por vía intravenosa. La dosis depende del paciente y del tipo de arritmia; lo habitual es administrar de 200 a 300 mg de sulfato o gluconato de quinidina cada seis horas, o de 300 a 600 mg cada ocho a doce horas, si es un preparado de liberación retardada. La vía intravenosa sólo se utiliza en el hospital, con un control estricto del electrocardiograma.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Los efectos secundarios más comunes son: diarrea o estreñimiento, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, sequedad de boca, visión borrosa y retención urinaria; a veces son graves y obligan a suspender el tratamiento. También puede producir reacciones alérgicas, hepatitis y disminución de las plaquetas en la sangre. En dosis elevadas puede ser causa de dolor de cabeza, zumbido de oídos, vértigo. dificultad de audición, visión doble, alteración de la visión de los colores, confusión y alucinaciones. Los efectos secundarios sobre el corazón son paradójicos, puesto que puede desencadenar arritmias, así como disminución importante de la presión arterial.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

Los principales efectos son la disminución de la presión artet68 rial y las arritmias cardiacas, que pueden provocar la muerte. Se requiere tratamiento urgente en el hospital

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

La quinidina aumenta la toxicidad de la digoxina, un medicamento que puede emplearse también para tratar las arritmias; esto no significa que no sea posible administrar los dos medicamentos juntos (de hecho se hace algunas veces), sino que debe controlarse con cuidado cualquier aumento o disminución de la dosis. También aumenta el efecto de los anticoagulantes orales. Otros fármacos con los que interacciona son: propranolol, cimetidina, verapamilo, fenobarbital, rifampicina, fenitoína, nifedipino y antidepresivos tricíclicos.

¿Quién no debe tomarlo?

Las personas con algún tipo de bloqueo cardiaco, insuficiencia cardiaca grave, fiebre reumática activa, endocarditis infecciosa, hipertiroidismo, aumento del tamaño de la próstata, glaucoma y mías tenia grave. No debe emplearse en pacientes que alguna vez hayan tenido síntomas de alergia al tomarlo.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí, siempre que esté indicado para el tipo de arritmia que padece la embarazada. Es mejor no dar de mamar al bebé si debe tomarse durante el embarazo.

QUINIDINA CARDIOQUINE – LONGACOR NATIVELLE.

Leave a Reply