Solución glucosalina sueroral

Es un preparado en polvo que contiene una serie de sales minerales y azúcares y que se debe disolver en agua. Son los elementos que se pierden a causa de la diarrea. Contiene básicamente cloruro sódico, cloruro potásico, bicarbonato sódico y glucosa. En realidad, la mezcla se puede fabricar en casa sin ningún problema, añadiendo a un litro de agua cuatro cucharadas soperas de azúcar, un cuarto de cucharada de sal, un cuarto de cucharada de bicarbonato y el zumo de dos naranjas o limones.

¿Para qué se usa?

Para evitar la deshidratación y reponer las sales minerales y la glucosa que se pierde en caso de diarrea grave. De hecho, es el tratamiento básico para esta dolencia, puesto que los antibióticos, aunque están indicados en algunos casos, no son la solución más efectiva. La solución glucosalina también se emplea en los casos de deshidratación por otros motivos: falta de ingesta de líquidos, vómitos, exceso de sudoración, etc.

Dosis y forma de tomarlo

El preparado de venta en farmacias es un polvo que hay que disolver en un litro de agua. El enfermo debe beber tanta cantidad como desee, según la intensidad de la diarrea. Si también padece vómitos, debe tomarlo lentamente, a cucharaditas. La sed es una buena señal de la necesidad de beber más líquido, puesto que indica que el cuerpo lo necesita; sin embargo, a veces no se tiene esta sensación o el enfermo está algo adormilado por la enfermedad, en cuyo caso habrá que recordarle periódicamente que debe beber. si no existe diarrea o deshidratación puede provocar hinchazón por acumulación de líquidos en los tejidos, especialmente de los párpados. No es grave: simplemente, hay que dejar de tomarlo. Con qué alimentos o medicamentos o se puede tomar o debe hacerse con precaución? En principio, no existen interacciones, puesto que se trata de un preparado constituido por elementos que forman parte del organismo. El enfermo de diarrea debe continuar alimentándose y, si se trata de un lactante, hay que continuar dándole el pecho o el biberón con normalidad, aunque vomite.

¿Quién no debe tomarlo?

No debe administrarse cuando se producen vómitos graves y continuados; en este caso, se requiere un tratamiento por vía intravenosa. Tampoco cuando el paciente está muy grave y tiene dificultades para tragar, porque existe el peligro de aspiración del líquido. Los enfermos con insuficiencia renal no deben tomarlo, así como los que tienen una obstrucción intestinal. En general, este preparado se emplea sólo en caso de diarrea grave o deshidratación, no debe tomarse en casos leves. No se administrará a bebés prematuros ni a niños menores de un mes.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sí, aunque en caso de diarrea grave, es conveniente acudir a un centro hospitalario, puesto que la deshidratación puede afectar al bebé. También pueden tomarlo las mujeres que dan de mamar.

SOLUCIÓN GLUCOSALINA SUERORAL.

Leave a Reply