Tobramicina ocubrax – tobradex tobra gobens – tobradistin – tobramicina braun tobramicina normon tobrex

Es un antibiótico empleado en el tratamiento de las infecciones graves, generalmente en el hospital. Es bactericida y mata un gran número de bacterias diferentes, aunque la aparición de microbios resistentes dificulta la eficacia de los tratamientos. Pero es un medicamento con muchos efectos secundarios, lo cual limita su empleo.

¿Para qué se usa?

Puede emplearse, cuando el microbio es sensible, según los análisis adecuados, en ciertos tipos de meningitis, neumonías, sepsis (infección que ha pasado a la sangre) , infecciones urinarias graves, infecciones del riñón, infecciones de los huesos o las articulaciones, grandes quemados, infecciones como consecuencia de cirugía, peritonitis y, en general, en infecciones por bacterias sensibles, siempre que sean graves. Suele administrarse junto con penicilina o ampicilina. También está indicada en forma de colirio, en conjuntivitis u otras infecciones importantes del ojo o los párpados, producidas por una bacteria.

Dosis y forma de tomarlo

Por vía intravenosa o intramuscular. La dosis es de 3 a 5 mg por kilogramo de peso al día, dividida en 2 o 3 inyecciones (cada ocho o doce horas), tanto en forma de inyección intramuscular como intravenosa. Cuando se trata de una infección ocular, generalmente se ponen 1 o 2 gotas cada cuatro horas, durante el día; debe respetarse la máxima higiene: sobre todo, hay que lavarse bien las manos antes de poner el colirio, y procurar que el frasco no toque el ojo.

Trastornos que puede producir su uso adecuado

Pueden ser importantes. Los más leves son las náuseas, vómitos y dolor de cabeza. También puede producir alergia y aumento de las transaminasas (enzimas que indican un problema en el hígado) en los análisis de sangre, además de mareo y vértigo. Los efectos más graves se producen en el oído y el riñón. Pueden ocasionar una disminución del sentido del oído e incluso la sordera total; este trastorno es inicialmente reversible, pero si se sigue administrando el medicamento, su efecto indeseado se vuelve permanente, porque se lesionan las células del oído responsables de la audición. En cuanto al riñón, la tobramicina puede lesionado gravemente, hasta dejarlo inservible si las dosis se repiten y no se realizan análisis de sangre para valorar su función.

Trastornos que puede producir su uso excesivo

El principal problema es el efecto tóxico sobre el riñón. La intoxicación grave puede requerir diálisis para eliminar el exceso de antibiótico del organismo.

¿Con qué alimentos o medicamentos no se puede tomar o debe hacerse con precaución?

No debe administrarse junto con otros medicamentos tóxicos para el riñón o el oído, porque sus efectos dañinos aumentarían. Tampoco con antibióticos bacteriostáticos. Los diuréticos potentes también potencian su efecto nocivo sobre el riñón. Sin embargo, en un tratamiento hospitalario, el control de la función renal constante reduce el riesgo de la asociación con otros medicamentos potencialmente perjudiciales para este órgano.

¿Quién no debe tomarlo?

Los pacientes con insuficiencia renal no deben tomarlo o es necesario disminuir la cantidad. Los médicos utilizan una fórmula para calcular la dosis de tobramicina y otros antibióticos del mismo tipo, según los análisis de sangre que indican la función renal (creatinina) . En ningún caso debe administrarse a personas alérgicas al medicamento.

¿Pueden tomarlo las mujeres embarazadas? ¿Y las que dan de mamar?

Sólo en caso de que no haya más remedio, en una infección grave producida por un microbio no sensible a otros antibióticos menos tóxicos. Si se emplea, puede producir lesiones en el oído del bebé. El medicamento pasa a la leche de la madre, por lo que no es aconsejable dar de mamar mientras se está en tratamiento con tobramicina.

TOBRAMICINA OCUBRAX – TOBRADEX TOBRA GOBENS – TOBRADISTIN – TOBRAMICINA BRAUN TOBRAMICINA NORMON TOBREX.

Leave a Reply